Diario de Valladolid

Puente presume de vinos y tapas como patrimonio

El alcalde define Valladolid como una ciudad gastronómica y vinícola con cinco denominaciones de origen y dos certámenes de cocina en miniatura

El alcalde Valladolid, Óscar Puente, ayer, en el Congreso Internacional de Gastronomía Madrid Fusión.-ICAL

El alcalde Valladolid, Óscar Puente, ayer, en el Congreso Internacional de Gastronomía Madrid Fusión.-ICAL

Publicado por
Estibaliz Lera

Creado:

Actualizado:

Es el evento de los cocineros. Madrid Fusión levantó ayer el telón y todos los participantes en la cumbre gastronómica que se celebra hasta mañana en el Palacio de Congresos de la capital de España tomaron el micrófono para presumir de las bondades de su tierra. El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, destacó las tapas y el vino como «pilares fundamentales» de atracción turística. Dos elementos «que socializan y representan a muchos españoles».

El regidor recordó que Valladolid es «la única capital de la Península Ibérica» que cuenta con cinco denominaciones de origen: Ribera del Duero, Rueda, Cigales, Toro y Tierras de León. «Nuestros vinos de fama mundial son uno de los reclamos fundamentales a la hora de visitarnos», subrayó Puente, quien recordó el «famoso y prestigioso» Concurso Mundial de Bruselas que se celebró el año pasado en la ciudad. «Desde entonces estamos tratando que el vino sea uno de los pilares fundamentales a la hora de apoyar nuestra oferta turística y nuestra oferta cultural», recalcó.

Junto al vino, Puente hizo alusión a las tapas que se han convertido «en una especie de religión, de referencia gastronómica» que puede percibirse en los locales vallisoletanos. En esta línea, resaltó el reclamo que para la ciudad suponen el Concurso Nacional de Tapas, que lleva celebrándose desde hace 14 ediciones, y el Concurso Mundial de Tapas.

Para que los presentes pudieran entender el alma que desprenden los pinchos que se elaboran a orillas del Pisuerga acudieron dos «magníficos» cocineros vallisoletanos: Víctor Martín, del restaurante Trigo, con una estrella Michelin «conseguida no sólo con imaginación sino con mucho esfuerzo y trabajo» y José Castrodeza, de Villa Paramesa, un gastrobar que llama tanto la atención que su saber hacer cruzó el Atlántico y se coló en las páginas de The New York Time. El rotativo estadounidense dedicó una página a este establecimiento.

El primero de ellos elaboró un foie con frutos rojos y escabeche de romero y un falso maki de maragota. Sobre este último plato, Martín comentó que optó por este pescado poco conocido para hacer un guiño desde su cocina a la sostenibilidad del mar. Su idea es arriesgar. Cada creación está repleta de toques innovadores que sorprenden al comensal. «No utilizo productos de siempre», apostilló. Castrodeza, por su parte, regaló a los presentes su famoso lingote de cochinillo castellano con tres saldas: ajo blanco, ponzu japonesa y pibil mexicana.

Durante su intervención, Puente también ironizó sobre las bondades climatológicas de Valladolid, una ciudad «que goza de un clima subtropical con el que la temperatura rara vez supera los 29 grados y rarísima vez baja de los 20». La carcajada se apoderó de la sala y el regidor continuó la broma recordando la playa de Las Moreras y la Pera Limonera. «Es imposible que haya allí un restaurante si no dispone de la climatología que les estoy contando», afirmó.

Aunque presumió, sobre todo, de ciudad gastronómica y vinícola, no pasó por alto otros tesoros que encierra la ciudad en la que nació Felipe II, «el emperador más importante de todos los tiempos»; donde murió Cristóbal Colón y donde vivió Cervantes, «que escribió la segunda parte del Quijote». En este sentido, aseveró que es una ciudad llena de monumentos, museos, cultura, teatro y cine. No olvidó tampoco mencionar que es la capital de una «vasta comunidad como es Castilla y León», que está a tan sólo una hora en tren de Madrid.

El alcalde aseguró que van a aprovechar la plataforma que brinda Madrid Fusión a Valladolid como ciudad invitada. Aparte de las ponencias, en el expositor propio se llevarán a cabo catas con diferentes productos (aceites, patés, piñones, nueces, quesos, espárragos, miel, Pan de Valladolid, chocolates...) y cocina en vivo de la mano de establecimientos muy relevantes, como son Los Zagales, Ángela, Puerto Chico, Suite 22, Sabores y La Garrocha.

Las actividades para hoy son en la zona Saborea, de 11,00 a 15, 00 horas, una ruta de tapas que ofrecerán el restaurante 5 Gustos y Trasto. Cada uno pondrá en bandeja 250 pinchos. En el estand institucional, de 24 metros, habrá diferentes actividades. Arrancarán con un taller interactivo a cargo de la Escuela Internacional de Cocina. Posteriormente, tomarán los fogones los profesionales de Los Zagales y La Garrocha. Y otra vez la Escuela Internacional de Cocina. Poco a poco darán a conocer diferentes creaciones hasta las cinco de la tarde.

El broche a Madrid Fusión lo pondrá en la zona Saborea por la mañana diferentes vinos de las cinco denominaciones de origen y vermuts y de 15,00 a 19,00 horas, espumosos, olorosos y semidulces. En el expositor de ciudad invitada, habrá una cata de productos de aceite, miel y quesos de Valdecuevas, una empresa familiar con una larga trayectoria en el sector agroalimentario. La cocina en directo correrá a cargo de Suite 22 y Sabores. También los asistentes podrán degustar chocolate, nueces y piñones. El sabor de boca final lo pondrán el Pan de Valladolid –que tiene Marca de Garantía Propia desde 2004 y cuyo pan más reconocido es el conocido como ‘lechuguino’, que se elabora con harina procedente de la variedad de trigo candeal, cuyo cultivo se reduce a pequeñas plantaciones– y el paté de lechazo.

En definitiva, Valladolid buscará en este congreso internacional dar a conocer todas sus bondades que saltarán de la sala y podrán disfrutarse «en vivo y en directo» en cualquier escapada a la ciudad del Pisuerga. Una bondades que giran alrededor de la cultura y la gastronomía.

tracking