Diario de Valladolid

Los sindicatos llevan a juicio a Lactalis con Puente como testigo

Sostendrán en la vista del día 12 que «simuló» negociaciones de venta de la planta de Lauki y contravino el acuerdo de acompañamiento al cierre / También declarará Carlos Escudero, de la Fundación Anclaje

Trabajadores de Valladolid en una jornada de protesta contra los planes de cierre de Lactalis.-J.M. LOSTAU

Trabajadores de Valladolid en una jornada de protesta contra los planes de cierre de Lactalis.-J.M. LOSTAU

Publicado por
Íñigo Arrúe
Valladolid

Creado:

Actualizado:

Ya hay fecha para el juicio contra Lactalis por desmantelar la planta de Lauki con una presunta apariencia de que intentó vender la factoría a otras empresas, algo que los sindicatos UGTy CCOO, la Fundación Anclaje y el propio Ayuntamiento de Valladolid sostienen que fue solo un «teatro» de cara a la galería, ya que su intención única y final era el desmontaje para llevarse la maquinaria más preciada a otras plantas y la venta de los terrenos.

El juicio se celebrará a partir de la una de la tarde del próximo 12 de septiembre en el Juzgado de lo Social 2 de Valladolid.

Las dos centrales, que se han personado en el caso, han logrado así sentar en el banquillo a la multinacional francesa de productos lácteos tras la denuncia que interpusieron los dos sindicatos en el mes de abril contra la matriz de Lauki, que cerró sus puertas en octubre de 2016. Y también han su sumado dos bazas a favor de su tesis. En la vista declararán como testigos Carlos Escudero, director de la Fundación Anclaje y el alcalde de Valladolid, Óscar Puente. La defensa de Lactalis la llevará el despacho Garrigues.

Dos representantes de cada sindicato, el secretario Política Sindical, Industrial y Empleo de UGT, Raúl Santa Eufemia, y el responsable sectorial de Industria de CCOOen Castilla y León, Juan Manuel Ortega, responsable sectorial de Industria de CCOOen Castilla y León, se reunieron ayer con el regidor en el Ayuntamiento en un brevísimo encuentro, tras el cual solo trascendió que hablaron del inicio del curso económico en una cita que definieron como un saludo entre ambos estamentos.

RESPUESTA DE LA CIUDAD

Santa Eufemia aseguró que la declaración como testigo de Carlos Escudero se decidió hace meses, ya que la Fundación ha reunido a lo largo del proceso documentación sobre las negociaciones que esbozó Lactalis y que se quedaron en meras llamadas para la galería sin ninguna continuidad.

En el caso de Puente, según UGT, el regidor posee información de primera mano de empresas contactadas para una supuesta compra de Lauki quejosas de la falta de formalidad de la multinacional gala que les hizo perder el tiempo en una operación que la que no tenía ningún interés. La decisión de testificar de Puente ha sido ‘voluntaria’ y la tomó la pasada semana. «La habíamos solicitado al Juzgado de lo Social. Al final el juzgado se la iba a pedir y Puente se adelantó y nos dijo que adelante», recapituló el representante ugetista.

La comparecencia como testigo de Puente no sorprende, y no solio porque en septiembre de 2016 fue partidario de calificar a Lactalis como «empresa no grata» en Valladolid. Puente lo expresó muy claro hace justo un año en la plaza de Fuente Dorada, en una manifestación de apoyo a las plantillas de Lauki, que estaba a punto de cerrar con 84 trabajadores, y Dulciora.

Sobre la lechera gala dijo: «No puedo hablar con optimismo ni estar satisfecho con una actitud de engaño permanente a la ciudad, al Ayuntamiento y a los trabajadores. Una actitud lamentable: no han ido de cara en ningún momento, no han sido francos. Están en simulacro de venta, no han sido limpios y la ciudad tendrá una respuesta para ellos», clamó el primer edil.

La respuesta será, efectivamente el próximo martes, por un incumplimiento de la medida de acompañamiento al EREextintivo para que Lactalis facilitase acercamiento con otras empresas para que quedasen con la actividad empresarial de Valladolid.

Según Santa Eufemia, Lactalis sorteó este compromiso con «palos en las ruedas» en todos los frentes. «Cuando la excusa no era que el interesado no tenía capital suficiente, alegaban que era una competidora del sector lácteo. Otras estrategias eran exigir más y más documentación o requisitos absurdos e irrisorios para ganar tiempo. La Fundación Anclaje va a aportar documentación del nulo afán efectivo de venta en cada caso. Ha sido todo un teatro, una pantomima», aseguró el representante ugetista.

DESMONTAJE Y MUDANZA

La planta de Lauki de la avenida de Santander cerró sus puertas el 30 de septiembre de 2016, tras 60 años de historia, cuando aún contaba con 84 trabajadores. Parte de ellos (54)se acogieron al plan de recolocación y se incorporación a plantas de Peñafiel, Galicia o de Granada, y otros 19 se fueron a la calle cobrando una idemnización y once se prejubilaron.

La planta se fue desmontando desde entonces. Los silos de almacenamiento de leche y la maquinaria del área de pasteurización se han trasladado a otras factorías, de tal forma que tan solo quedan las naves y el alumbrado. Ahora el interés de Lactalis es que se levante el veto que impuso el Pleno del Ayuntamiento de septiembre de para blindar la calificación industrial del suelo y limitar la actividad a industrias lácteas. Algo que es casi imposible y menos con la ‘química’ que fluye entre el equipo de Gobierno y la multinacional gala.

tracking