Diario de Valladolid

Desarticulan un grupo organizado que robaba llantas, volantes y asientos de alta gama en Castilla y León desde 2016

Ingresan en prisión “de momento” seis personas, de nacionalidad española, residentes en Madrid y Valladolid, por estos robos cuyo valor supera los 600.000 euros

Publicado por
ICAL

Creado:

Actualizado:

Agentes de la Policía Nacional de la Comisaría Provincial de Burgos detuvieron a seis personas, y otras dos más imputadas por su pertenencia a grupo organizado, siendo todos ellos españoles y residentes en Madrid y Valladolid, por varios delitos de robos de llantas, volantes y asientos de alta gama en Castilla y León desde 2016.

Estas seis personas, según informó hoy el subdelegado del Gobierno en Burgos, Roberto Saiz, ingresaron en prisión, y el jefe de delitos contra el patrimonio de Burgos, el inspector Rodríguez, precisó que de los seis detenidos, cuatro de ellos investigados, dos de ellos receptores del material robado, que son responsables de dos talleres autorizados por dos marcas de vehículos de alta gama de la provincia de Valladolid, a los que se suman otras dos personas investigadas que forman parte de la operación denominada ‘Piruleta’, que aún sigue abierta.

La investigación se inició en octubre de 2017 cuando la policía detectó un incremento atípico e inusual en la sustracción de piezas de elevado valor de vehículos de alta gama, tales como volantes, llantas y asientos principalmente. Estos hechos tenían lugar en garajes de la ciudad de Burgos y el patrón común era que los vehículos aparecían sin estos elementos, y apoyados sobre los extintores de los garajes.

Las investigaciones iniciadas por los agentes de la Comisaría de Burgos constataron que se trataba de un grupo organizado con “alta especialización”, y “altísima movilidad geográfica”, que llevaba operando en Castilla y León desde el mes de marzo del 2017, principalmente en Valladolid, ciudad en la que se contabilizaban 21 hechos, Ávila con 16, cuatro en Segovia y dos en Soria, al margen de los hechos acaecidos en Burgos, que en esta ciudad, se remontaban a finales del año 2016 con nueve hechos denunciados, a los que hay que sumar los seis del año 2017 y ocho en lo que se lleva de año.

Este grupo organizado, según declaró el inspector Rodríguez, estaba asentado en Villa de Vallecas en Madrid, lugar desde el que se desplazaban  por Castilla y León, Guadalajara y diferentes localidades próximas a la Comunidad de Madrid. Los investigadores determinaron que la organización daba salida al material robado a través de Internet en páginas de segunda mano, localizando varios anuncios de venta de piezas idénticas a las sustraídas.

La organización se desmanteló en uno de sus desplazamientos a Valladolid, en el que al tratar de interceptar a los sospechosos, estos iniciaron una fuga por la AP-62 y A-6, dándoles alcance la policía nacional en la localidad de Arévalo, contando con la colaboración de Comisaría Provincial de Ávila, de la Comandancia de la Guardia Civil de Ávila y Policía Local de Arévalo, para la detención de los sujetos.

Material intervenido

En los registros practicados se lograron intervenir piezas de vehículos sustraídos, llaves magnéticas maestras de apertura de garajes, todos los modelos de antirrobo para llantas existentes en el mercado, martillos rompedores de lunas, gatos hidráulicos, llaves bumping y de levas para apertura de puertas, artilugios artesanales para desactivar airbags y llaves de ‘T’ para desmontar volantes, además de dinero en efectivo.

La operación consiguió de igual manera desmantelar la red de receptadores de la mercancía robada, estando implicados en la trama dos servicios oficiales de vehículos, con concesionarios en la provincia de Valladolid, los cuales estaban adquiriendo directamente a la organización llantas, volantes y en ocasiones asientos, por lo que se practicaron detenciones por presuntos delitos de receptación.

Los detenidos  fueron puestos a disposición judicial, ordenando el Juzgado su ingreso en  prisión, al apreciar en base a la investigación policial la pertenencia a grupo organizado. La investigación continúa abierta, por lo que no se descartan nuevas detenciones, si bien hasta el momento el operativo imputa a esta organización criminal 78 hechos delictivos, siendo el valor de los efectos sustraídos más de 600.000 euros, obteniendo la organización una cifra superior a los 150.000 euros de beneficio.

El material expuesto hoy ante los medios de comunicación es representativo ya que “hasta el momento” ya se han localizado otras 36 llantas y 12 volantes más, en diferentes localidades, tales como León, Salamanca, Valladolid, además de Málaga, Cádiz, Bilbao, Valencia, Gerona y Madrid. En estas plantillas de Policía se están realizando gestiones para la recuperación de dichos efectos.

La investigación fue dirigida por la Comisaría Provincial de Burgos (Brigada Provincial de Policía Judicial), contando con la colaboración de la Jefatura Superior de Castilla y León (Brigada de Policía Judicial de Valladolid) y Comisaría Provincial de Ávila (Brigada Provincial de Policía Judicial), así como del Grupo de Tráfico Ilícito de Vehículos de la Udyco Central de la Comisaría General de Policía Judicial de Madrid.

tracking