Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Vox pasaría de cuatro a 34 concejales en las capitales y sería decisivo en ocho de ellas

En los seis municipios de más de 20.000 habitantes aumentaría de 4 a 20 concejales y se convertiría en llave en tres

FÉLIX VILLALBA SORIA
17/11/2019

 

Las diferencias entre unas elecciones generales y unas municipales son evidentes, pues en las locales la importancia de las personas que encabezan las candidaturas es muy alta y arrastra al electorado hasta el punto de votar siglas diferentes en unos y otros comicios. Pero la tentación de extrapolar los resultados de unos comicios es grande y el experimento puede servir para vislumbrar tendencias de los votantes. Una que ha quedado clara en los comicios del día 10 es la fuerza tomada por Vox, que se convertiría en árbitro de la gobernabilidad de todas las capitales de Castilla y León menos Soria. También en la mitad de los seis municipios de más de 20.000 habitantes.

La existencia de candidaturas locales que no se presentan a las generales también supone una distorsión, incluso las que concurren a las nacionales, pues lógicamente suelen cosechar un resultado mucho menor, como sucede en el caso abulense, donde Por Ávila gana en las municipales, pero extrapolando el resultado de las generales solo lograría tres concejales.

De lo que no hay duda es de algunas tendencias que se manifiestan en las generales y que sí pueden reproducirse en las municipales, como el aumento de Vox. En este caso, la distorsión procede del largo tiempo que falta hasta la celebración de las locales, para lo que resta casi cuatro años.

Si Vox reprodujera los resultados de las generales en las municipales, su papel sería clave. En mayo obtuvo cuatro concejales en las nueva capitales y si se atiende al resultado del pasado domingo, pasaría a contar con 34. En los seis municipios de más de 20.000 habitantes pasaría de cuatro a 20 concejales.

Los 34 nuevos concejales sería decisivos para la formación de los gobiernos municipales de ocho capitales de provincia, todas salvo Soria, donde el PSOE se quedaría a falta de un concejal para la mayoría absoluta, que podría completar con Podemos e incluso con Ciudadanos.

Los actuales gobiernos socialistas de Burgos, León, Segovia y Valladolid se verían comprometidos, ya que en los cuatro la suma de Vox con el PP y Ciudadanos permitiría la formación de una nueva mayoría. Lo mismo sucede en Zamora, actualmente con mayoría absoluta de Izquierda Unida, aunque en este caso hay que tener en cuenta la figura del alcalde, Francisco Guarido, con el que IU logra mayoría absoluta en las municipales, pero luego en la transposición de las generales Unidas Podemos se quedaría con tres concejales.

En las tres capitales presididas por la derecha, Ávila (Por Ávila), Palencia (Cs) y Salamanca (PP), ninguna de ellas con mayoría absoluta, seguirían siendo necesarios los pactos, pero en este caso con la participación indispensable de Vox.

En los municipios de más de 20.000 habitantes, Vox pasaría de 4 a 20 concejales, aunque su incidencia sería algo menor, ya que no provocaría ningún cambio en los gobiernos de Ponferrada, San Andrés del Rabanedo y Miranda de Ebro. En Aranda de Duero, Laguna de Duero y Medina del Campo, el PP tendría que contar con Vox para mantener las alcaldías.

ÁVILA (25 CONCEJALES). Es la capital donde más difícil es extrapolar los resultados de las nacionales, por la victoria en las municipales de una formación eminentemente local, Por Ávila, una escisión del Partido Popular, que a pesar de todo se presentó a las generales. Con los resultados de las nacionales hubiera obtenido solos tres concejales, frente a los 11 que tiene, un descenso altamente improbable en solo unos meses. Pero la extrapolación sí evidencia que el PSOE mantiene un electorado fiel, ya que igualaría el número de concejales, así como la limitación del crecimiento del PP, que solo aumentaría dos concejales, mientras Vox pasaría de cero a cinco. En una ciudad en la que Por Ávila necesita los dos concejales de Ciudadanos, que mantendría su representación, Vox se convertiría en una clara opción de pacto de gobierno.

BURGOS (27 CONCEJALES). Los socialistas sufrirían un claro retroceso con la pérdida de dos concejales, los mismos que gana el Partido Popular, con lo que se produciría un empate a 9. Si Vox ya fue árbitro en Burgos, al dinamitar el pacto con PP y Ciudadanos para gobernar, ahora tendría mayor influencia, al pasar de 2 a 4 concejales, en buena parte a costa de Ciudadanos, que pasaría de 5 a 2 concejales. El aumento de Podemos, de 2 a 3, sería insuficiente para conseguir una mayoría de izquierda junto a los socialistas, que solo la alcanzarían si lograran sumar a Ciudadanos. Por lo tanto, el panorama en Burgos volvería a ser el de un posible gobierno de PP, Vox y Ciudadanos, como el que fracasó tras las elecciones municipales, aunque un cambio de criterio de Ciudadanos podría beneficiar a los socialistas.

LEÓN (27 CONCEJALES). La fidelidad de los votantes de los dos partidos mayoritarios es alta. El PP mantendría sus 9 concejales y quedaría empatado con el PSOE, que perdería uno. Sin embargo, el panorama político sufriría un cambio sustancial, dado que Vox contaría con 4 concejales, mientras que en mayo, después de las rectificaciones de la Junta electoral, no consiguió ninguno. De esta forma, el PP podría apoyarse en Vox y en los dos concejales de Ciudadanos para arrebatar el gobierno a los socialistas que hoy en día gobiernan gracias al apoyo del concejal de Podemos y la abstención de los tres de la Unión del Pueblo Leonés (UPL). En la extrapolación de los resultados de las generales, UPL se queda en un concejal, aunque aquí el carácter nacional de los comicios hace poco creíble el resultado de los leonesistas. La perspectiva nacional de los últimos comicios es posible que haya provocado un trasvase de votos a Unidas Podemos, que pasaría de uno a dos concejales.

PALENCIA (25 CONCEJALES). La formación de gobierno podría ser la misma que la actual, con la Alcaldía para el Partido Popular con el apoyo de Ciudadanos y Vox. El PP repetiría sus 9 concejales. Ahora gobierna con el apoyo de tres concejales de Ciudadanos y uno de Vox. Podría seguir haciéndolo aunque en la extrapolación de los comicios generales sería Vox el que aportara tres concejales y Ciudadanos solo uno. Por su parte, los socialistas perderían un escaño, pasando de 11 a 10, que lo ganaría Podemos. Esta formación obtendría 2 concejales. En las municipales no logró ninguno, pero sí lo consiguió a través de su marca Ganemos Palencia.

SALAMANCA (27 CONCEJALES). La Alcaldía de Salamanca se decidiría también como consecuencia de un pacto, aunque en este caso el Partido Popular no podría gobernar con el apoyo de Ciudadanos, tal y como sucede ahora. La única forma de conseguir de nuevo un alcalde del PP sería a través del apoyo de Vox. Los populares perderían un concejal y pasarían de 11 a 10, mientras que Vox obtendría cuatro, cuando en el pasado mes de mayo no obtuvo ninguno. Al PP no le cabría elección alguna, ya que con Ciudadanos no lograría la mayoría absoluta, pues la formación naranja lograría solo dos concejales, frente a los cuatro actuales. Los socialistas pasarían de 10 a 9 concejales, con lo que tendrían imposible conseguir una mayoría con los dos de Podemos, que se mantiene, ni siquiera sumando los dos concejales de Ciudadanos.

SEGOVIA (25 CONCEJALES). Los socialistas perderían la Alcaldía de la ciudad del acueducto romano con la pérdida de dos concejales para quedarse en ocho. Podemos conseguiría dos, uno más de los que tiene ahora, aunque hay que tener en cuenta que Izquierda Unida tiene dos, por lo que se puede afirmar que habría un retroceso. Los diez concejales de PSOE más Podemos tendrían imposible conseguir un aliado determinante, porque no sería suficiente con los dos concejales de Ciudadanos, que pierde uno. El PP, que mantendría sus nueve concejales podría gobernar con el apoyo de Vox, que aportaría cuatro concejales, cuando en mayo no consiguió ninguno.

SORIA (21 CONCEJALES). El peso electoral del actual alcalde, Carlos Martínez Mínguez, es elevado en la capital y logra siempre resultados por encima de los de su partido en otras elecciones. Eso hace más relativa la extrapolación de los resultados de las nacionales, con los que perdería su actual mayoría absoluta con 12 concejales y se quedaría con 10, a solo un escaño de lograrla. Los socialistas tendrían relativamente fácil alcanzar un acuerdo para gobernar, ya que contarían con la opción de sumar tanto a Podemos como a Ciudadanos. Los primeros tendrían dos concejales, uno más que ahora, y Ciudadanos se quedaría solo con uno, cuando ahora tiene dos. El Partido Popular mantendría los seis puestos que tiene en la actualidad, mientras que Vox se incorporaría con dos. Los populares tendrían imposible alcanzar la Alcaldía, ya que con sus posibles aliados, Vox y Ciudadanos, no consiguen los votos suficientes.

VALLADOLID (27 CONCEJALES). El peso electoral del socialista Óscar Puente también relativiza la extrapolación de resultados, que supondría una pérdida de dos concejales para el PSOE, quedándose en 9, los mismos que el Partido Popular, que obtendría idéntico resultado que en el mes de mayo. Sin embargo, se abriría la posibilidad de un cambio de signo político en el gobierno municipal, ya que el PP tendría la posibilidad de lograr una mayoría mediante un acuerdo con Vox, que lograría cuatro concejales, tres más que en mayo, y con Ciudadanos, que aportaría dos concejales, frente a los tres que consiguió en las últimas municipales. Podemos se mantendría con los tres concejales que tiene en la actualidad Valladolid Toma la Palabra, aunque en las municipales ambas formaciones se presentaron por separado.

ZAMORA (25 CONCEJALES). La comparación de los resultados de las generales y las municipales queda totalmente distorsionada por la figura política de Francisco Guarido, el actual alcalde de Izquierda Unida que gobierna con mayoría absoluta. Gracias a Guarido, Izquierda Unida obtuvo 14 concejales en las municipales y su peso en las urnas es evidente, porque los votos a Podemos e Izquierda Unida en las generales del domingo se traducirían en solo tres concejales. Y el PSOE no es capaz de equiparar el resultado, ya que alcanzaría los nueve concejales, frente a los tres actuales, lo que no permitiría gobernar con la suma de Podemos. Los populares, que mantendrían sus nueve concejales, podrían gobernar mediante un acuerdo con los cuatro concejales de Vox, que gana tres, y los dos de Ciudadanos, que pierde uno.

ARANDA DE DUERO (21 CONCEJALES). Los populares podrían repetir en la Alcaldía si volvieran a lograr el apoyo de Ciudadanos y Vox. El PP conseguiría el mismo número de concejales, seis, mientras que Vox pasaría de dos a tres y Ciudadanos se quedaría en dos, tras perder uno. Los socialistas, a pesar de ganar un concejal y alcanzar los ocho, no podría gobernar con Podemos, que se mantiene con dos concejales, aunque podría decirse que pierde uno si se tiene en cuenta el que tiene Izquierda Unida. Solo un cambio de criterio de Ciudadanos podría proporcionar la Alcaldía a los socialistas, aunque Cs tendría que votar en el mismo sentido que Podemos.

MIRANDA DE EBRO. El PSOE perdería su actual mayoría absoluta, al pasar de 11 a nueve concejales, aunque podría gobernar mediante un acuerdo con Podemos. En este caso está clara la fuga de votos del PSOE a Podemos en las generales, ya que el partido de Pablo Iglesias pasaría a contar con cuatro concejales frente al que tiene ahora, tres si se suman los dos de Izquierda Unida. El PP mantendría el mismo número de concejales, cinco, mientras Ciudadanos pasaría de dos a uno y se incorporaría Vox, con dos concejales. Entre estos tres partidos no conseguirían votos suficientes para formar gobierno.

PONFERRADA (25 CONCEJALES). La extrapolación de resultados queda desvirtuada en la localidad leonesa por la existencia de tres partidos locales que no se presentan a las elecciones generales y que sumaron seis concejales en las municipales. En cualquier caso, el gobierno socialista no correría peligro, ya que el PSOE pasaría de 9 a 11 concejales, con lo que reeditando el pacto actual con Podemos, que pasa de dos a cuatro concejales, podría seguir gobernando. El Partido Popular se estancaría en los seis concejales mientras Vox se incorporaría a la corporación con tres. Por su parte, Ciudadanos pasaría de dos a uno.

SAN ANDRÉS DEL RABANEDO (21 CONCEJALES). Los socialistas tampoco tendrían problema en revalidar el gobierno en el municipio leonés. Mantendrían sus ocho concejales y podrían volver a conseguir la Alcaldía con el apoyo de los dos concejales de Podemos (los mismos que suma ahora con Izquierda Unida) y el de UPL. Los leonesistas lograrían un concejal menos, pero hay que volver a tener en cuenta la diferente forma de votar en las generales que en las municipales. El aumento de Vox, que pasaría de uno a cuatro concejales, no serviría para propiciar un cambio de gobierno uniéndose al PP y Ciudadanos, formación que perdería uno de los dos concejales que tiene en la actualidad.

LAGUNA DE DUERO (21 CONCEJALES). El fuerte ascenso del PSOE y Podemos sería insuficiente para un cambio de gobierno en la localidad vallisoletana. Los socialistas pasarían de 5 a 7 concejales y Podemos de dos (si al actual se le suma el que tiene Izquierda Unida) a tres. La única posibilidad de gobernar sería con el apoyo de Ciudadanos, que conservaría sus dos concejales, algo improbable si se si tiene en cuenta el actual gobierno del PP con el apoyo de Cs y los Independientes por Laguna, que tienen 7 concejales. Esta candidatura también distorsiona la comparación con las elecciones generales, a las que no se presenta. Sin tenerlos en cuenta, el PP podría mantener el gobierno con el apoyo de Cs y los 4 concejales que obtendría Vox, que ahora tiene uno.

MEDINA DEL CAMPO. El ascenso de Vox, que entraría en el ayuntamiento con cuatro concejales, permitiría al PP mantener la Alcaldía, a pesar de perder un concejal y quedarse en 7. Vox logra los mismos concejales que tiene Medina Primero, que no se presenta a las nacionales y que ha permitido el gobierno del PP con el apoyo de Ciudadanos, partido que pasaría de dos concejales a uno. Podemos lograría los dos que tiene actualmente Gana Medina.

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria