Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Viñetas con garabatos médicos

La asociación Medicina Gráfica reseña novelas gráficas que explican patologías y enfermedades / «Un paciente informado es un paciente empoderado»

ALBA CAMAZÓN / VALLADOLID
25/06/2018

 

Los médicos no son precisamente conocidos por su caligrafía, muchas veces indescifrable hasta para el más experto de los farmacéuticos. Sin embargo, algunos sanitarios no solo utilizan los bolígrafos para rubricar un documento lleno de complejas palabras. A veces sujetan un bolígrafo, y varias pinturas, y crean mundos inimaginables para los pacientes, en los que virus y enfermermedades se convierten en villanos cinematográficos, en un cómic.

Este proceso, la simplificación de conceptos médicos en varias viñetas, se conoce como medicina gráfica. El movimiento nació hace unos años en Reino Unido, y tiene varias vertientes: «puede ser utilizado del profesional al paciente para explicar una enfermedad, del paciente hacia el médico para ofrecer una visión de su vivencia de la enfermedad», expresa Eugenia García, estudiante madrileña de Medicina en la Universidad de Valladolid.

Eugenia, también miembro del equipo español Medicina Gráfica, añade otros dos usos de los cómics en un aspecto tan específico como es la medicina: «como herramienta docente –de un médico a otro médico o a un estudiante– o incluso entre pacientes, para explicar su proceso de enfermedad y pueda encontrar personas que estén sufriendo lo mismo».

El Movimiento Medicina Gráfica tomó forma en abril de 2017, pero se gestó en el cerebro de la palentina Mónica Lalanda, médica de urgencias, dibujante y fundadora de Medicina Gráfica, asociación que da visibilidad a cómics, viñetas, infografías e iluestraciones relacionadas con la Medicina.

«Creamos una guía de estilo para que las reseñas fueran consistentes unas con otras y nos lanzamos. Hemos reseñado y clasificado ya más de 40 novelas gráficas que y que creemos pueden ser de utilidad para profesionales sanitarios y pacientes», asegura Mónica.

La temática de estas novelas gráficas de Medicina –patografías– es muy variada. Abarcan enfermedades como el cáncer, la epilepsia, la sordera o el final de la vida. «La información es una parte del tratamiento. Un paciente informado, que entiende y enfermedad y el tratamiento de esta, es un paciente empoderado», explica la palentina, que también se formó en la Universidad de Valladolid.
«Estos cómics pueden ser recetados, porque sin duda ayudan al paciente», agrega Mónica, que recuerda también la utilidad de las patografías cuando su autor es un paciente: «Sirven al profesional para aprender a comunicarse mejor y a desarrollar su empatía, a entender cómo es el día a día de un paciente con su enfermedad».

El movimiento iniciado por Mónica comenzó en ese centro de innovación e investigación: la universidad. Cuando Mónica cursó un Máster de Bioética, se dió cuenta de que los métodos de enseñanza de la ética, profesionalismo y comunicación médica no son «muy exitosos», e hizo lo que tantos especialistas: investigar qué se hacía en otros países. «Encuentro el mundillo del Graphic Medicine, que explora la intersección entre el cómic y el mundo sanitario. Hago un proyecto de innovación docente en la Universidad de Zaragoza para intentar demostrar que funcionan y el resultado es fantástico».

Meses después, Eugenia se apunta a esta iniciativa, que ya implica a nueve personas, que se dividen entre dibujantes y estudiosos del cómic.

Para los médicos, la medicina gráfica es una técnica para organizar la información «de forma visual y llamativa sin perder el rigor científico» y para los pacientes, una manera de entender mejor qué les pasa y evitar consultar al ‘milagroso’ Google, «al que acudes cuando tienes un constipado y te dice que tienes cáncer», comenta con una sonrisa Eugenia.

Cada vez hay más interés en la divulgación científica, mantiene la madrileña, que las patografías permiten «salir de la bata blanca». «Así rompes esa barrera de pensar que no es accesible», afirma Eugenia, que tiene en mente dedicar el verano a sus garabatos médicos para profundizar en los problemas a los que se enfrentan los pacientes.

Antecedentes de la unión entre medicina y dibujos

«Los antecedentes de ilustración vienen de hace muchos años, Ramón y Cajal era un gran dibujante, pero también lo eran Da Vinci o Gómez Bosque, que fue médico y profesor de la UVa», asegura Eugenia, una estudiante capaz de entremezclar la cultura y la medicina gráfica en un una única viñeta. Si explica las migrañas, acude a pintores como Van Gogh o Dalí, artistas que sufrían migrañas de forma habitual y que incluyo pudieron influir en sus obras. «Lewis Carroll tenía auras [síntomas que preceden a la migraña y que modifican temporalmente la visión] y percibía de distinto tamaño los objetos que le rodeaban, la metamorfosia, y parece que esto le influyó cuando escribió Alicia en el País de las Maravillas».

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria