Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Versos al otro lado del teléfono

Poesía de Emergencia llega a Valladolid para «regalar» poesías telefónicas / La iniciativa surgió hace año y medio en Barcelona y ya está presente en varias ciudades / Busca dar voz a poetas de la tierra / Los siguientes pasos serán consolidar un proyecto que en los picos más altos llega a recibir 120 llamadas diarias

E. LERA VALLADOLID
26/08/2019

 

Cada letra transmite cultura, sabiduría, costumbres y vivencias. Y es que son fragmentos que juegan con el papel para mostrar mundos, compartir sueños, alegrías y tristezas. Los poemas siempre han sido (y son) el arma más poderosa para traspasar fronteras. Un género literario que reivindica y alza la voz. Palabras con poder que comunican a modo de ventana abierta sentimientos y experiencias. Para muchos de sus autores son una forma de liberación. Para otros, el despertador de la tiranía y el abuso. Los hay que hablan de la paz, la guerra, el exilio, la emigración, la sexualidad, la globalización, los amores prohibidos, la tecnología o la educación.

Puñados de temas intimistas y personales que van mucho más allá. Se desprenden de su corsé habitual para colarse en las vidas de las personas que marcan nueve dígitos. Disfrutar de la poesía ya no se hace solo a través de la lectura individual o colectiva, también se realiza por teléfono. Poesía de Emergencia sirve para evadirse durante unos minutos de la frenética actividad diaria con composiciones únicas que llegan a través del altavoz.

Es tan sencillo como marcar el 659 86 10 32 y un poeta o una poetisa local responderá a la llamada. Tras un breve saludo, donde no se pregunta ni el nombre –es una de las normas principales del proyecto– llega el momento del recital. Nadie cuestiona nada y el arte fluye. A los tres minutos como máximo termina la peculiar audición, despidiéndose con un «que pase usted un buen día».

La iniciativa arrancó hace un año y medio en Barcelona de la mano de Edu Bernal y Fede Nieto, y ahora llega a Valladolid para estar unas semanas. Pero no son los únicos lugares donde se encuentran los teléfonos que están detrás de Poesía de Emergencia, hay otros dos terminales en Pamplona y Granada. La idea es que sigan recorriendo distintas provincias con voluntarios que puedan dedicarle, al menos, cuatro horas diarias. En la actualidad reciben una media de 60 llamadas a la semana, pero en los picos más altos llegan a las 120 diarias. «Se nos ha ido totalmente de las manos. Estamos sorprendidos», reconoce Nieto, quien está «feliz» por el proyecto.

Un proyecto que comenzó con un teléfono de prepago y ahora recorre la geografía española para «regalar» versos. No hay horarios. Eso sí, deja claro que ni es un «teléfono de ayuda ni de consulta». Detrás de las misteriosas llamadas, que en ocasiones llegan a producirse a altas horas de la madrugada «sobre todos los fines de semana», se encuentran todo tipo de personas. «Es complicado determinar el perfil que más llama porque hay un mínimo de conversación, pero suele ser gente joven entre 25 y 40 años».

En todo este tiempo se han encontrado con varias anécdotas. Fede Nieto comenta que la situación más incómoda a la que se ha enfrentado es cuando llaman comerciales de las compañías telefónicas. «Recitamos el poema como si no pasara nada».

A los poemas se suman las canciones. No hay ninguna limitación. Todos los géneros tienen cabida. Surrealistas, clásicos, de Bécquer... En su opinión, lo más bonito del proyecto es que todos los que aman la poesía pueden estar a uno u otro lado del altavoz. Y es que pueden recitar poemas o llamar para escuchar uno. Sus planes más inmediatos son «dar una vuelta a la iniciativa» e intentar llegar lo más lejos posible. De momento, ya tienen una colaboración. El agraciado es el Festival de Cine de Sitges. Durante los días que dure el evento, todos los poemas que se lean tendrán temática de terror y fantasía.

En Valladolid, la culpable de que Poesía de Emergencia llegara fue la periodista Laura Fraile. Trabaja desde hace dos años en Barcelona. Allí, conoció este teléfono y decidió exportarlo a su tierra. «Muchas veces vemos las iniciativas en las redes sociales, pero se quedan ahí. Nosotros hemos querido dar un paso más», reconoce para, más tarde, añadir que tener el terminal provoca una «sensación rara», ya que «recitas pero no sabes quién está al otro lado». En este tiempo ha leído poemas de Natalia Carrizo.

También tenía preparados varios fragmentos de Las ciudades invisibles de Calvino pero nadie llegó a disfrutarlos porque le cogió el relevo la poetisa Carmen del Río Bravo.

Una nueva voz del último lustro que irrumpe para dar sentido a esta iniciativa única. «Es más curiosa de lo que me esperaba», admite y agrega que muchas veces solo se escucha la respiración.

En esta línea, señala que ha llegado a atender llamadas pasada la medianoche y gente que telefonea hasta cuatro veces seguidas. «Muchos vuelven a marcar para dar las gracias». Sus poemas son de mujeres españolas vivas. De momento, dice que no ha leído ninguno suyo. Pero sí que pone voz a los versos de Mar Gómez, María Sánchez, Guadalupe Grande, María Martínez Bautista, Ángela Figuera... En ocasiones tira de una antología para cumplir con sus oyentes, sin embargo, si la pilla haciendo la compra o en la calle, cuenta que coge su móvil y allí lee un par de poesías que tiene guardadas. «Mis vecinos me miran extrañados», expone «muy contenta».

El siguiente paso es que los teléfonos sigan rodando. De Pamplona se irá a Avilés. Y todo apunta a que de Valladolid se trasladará a Madrid. Mientras tanto el arte sigue su curso y todo aquel que quiera escuchar poesía puede hacerlo marcando el número de teléfono. Detrás siempre hay alguien que recita unos versos. Si todo va bien esperan que alguna compañía puede patrocinar la idea, así podría haber un mayor control de las llamadas y se conocería desde qué puntos se reciben más y llevar allí un terminal. De momento, el sueño no para de crecer.

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria