Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

La trama del constructor estafador ‘coló’ 264 pagarés y cheques falsos

El presunto cómplice bancario amenazó a un testigo: «Haz una hipoteca o dejo a tu madre en la calle»

Í. ARRÚE / VALLADOLID
26/06/2019

 

La segunda sesión del juicio contra el constructor José Ángel R.E., y su supuesto cómplice bancario Rafael Ramón R.G. (en 2007 y 2008, época de los hechos, director de una sucursal madrileña del Banco de Andalucía y luego Banco Popular), dio la palabra a los dos grandes damnificados por la supuesta estafa.

El primero fue el primo del constructor, José Antonio A.R., testigo y víctima en la causa, salió llorando tras su testifical: el Banco Popular le reclama once años después 608.000 euros (reclamación que paralizó en 2009 tras interponer una querella contra los dos acusados y el Popular), y espera que la sentencia resultante del juicio que se está celebrando estos días en la Audiencia de Valladolid, derive e una nulidad de la hipoteca que el bancario le obligó a firmar sobre sus dos viviendas, en una de las cuales vive su anciana progenitora y sobre la pende un posible desahucio.

«Lo que he pasado en once años es difícil de explicar: me cuesta hasta respirar», aseveró este modisto que se prestó en 2007 a hacer un favor a su primo José Ángel R.E. administrador de las constructoras ‘Dorico’ y ‘Cuenta Visión’ –que tenían el encargo de construir 12 viviendas en Villanubla, Santovenia y Cabezón para la promotora ‘Páramo de Villanubla’– para figurar como administrador de la empresa instrumental ‘Domples’ de forma temporal hasta que su familiar se hiciera cargo de la misma para construir en Madrid y Ciudad Real y así disponer de un domicilio fiscal en la capital de España.

Este sastre, que antes fue bailarín, aseguró que solo se limitó a abrir una cuenta corriente en la sucursal de Banco de Andalucía y a firmar todo lo que le pusieron por delante. «No soy constructor, y en Domples no había ni nóminas, ni trabajadores, ni maquinaria. Solo me encargaba de sacar dinero en efectivo o en cheques de la cuenta de Domples cuando me lo pedía mi primo José Ángel, que estaba en Valladolid, y lo ingresaba en las cuentas de ‘Dorico’ o ‘Cuenta Visión Futuro’», resumió.
chantaje del bancario

Tan ajeno era a lo que tramaban, supuestamente, su primo y el bancario Rafael Ramón R.G. que se enteró de la situación crítica de la cuenta de Domples y de todo el dinero que había movido, cuando el su primo huyó a México en marzo de 2009. «¡Me volví loco al saber que habían pasado dos millones de euros por la cuenta!», declaró, antes de añadir que lo siguiente fue descubrir que 202 pagarés y 62 cheques se habían cobrado con su firma falsificada, algo que corroboró, al menos en un 90% de los documentos, una perito caligráfica que intervino ayer en el juicio. Y el 10% restante no lo sumó porque no era concluyente.

Con todo, el shock mayúsculo se lo llevó, entre medias, cuando la cuenta se quedó en descubierto de 490.000 euros. Era marzo de 2008 y el bancario le obligó a suscribir una hipoteca sobre sus dos casas, una en Madrid y otra en Santander que ya tenía hipotecadas. Le forzó a hacerlo bajo amenaza. «Me dijo: ‘¡Si no firmas la hipoteca en diez días pongo a tu madre en la calle! Me tocó lo más sagrado porque mi madre tenía 85 años y era la casa en la que había vivido toda su vida», indicó, emocionado, el sastre.

Otro afectado que declaró ayer fue Luis Miguel A.G., promotor de ‘Residencial Páramo de Villanubla’. Este perjudicado recordó que la espantada del constructor, en octubre de 2008, causó un «motín» en las obras de proveedores, trabajadores y subcontratistas cuando el constructor «desapareció». A él le tocó devolver las señales de los que habían dejado el depósito por sus casas y pagar con sobrecoste el final de los trabajos. «Fui víctima de una trama mafiosa», señaló, abatido, al salir del juicio.

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria