Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

ENTREVISTA / ÓSCAR PUENTE

"Si veo que la Ejecutiva del PSOE me quita demasiado tiempo daré un paso atrás"

PABLO R. LAGO / FERNANDO MARTÍN
02/07/2017

 

Alcalde de Valladolid. A este cargo hay que añadir el de portavoz de la Ejecutiva Federal del PSOE. Puente toca también pelo en la política nacional y algunos ya le colocan en Madrid, aunque lo niega con rotundidad y ratifica que su prioridad es su ciudad. Da la impresión de estar en su salsa, pese a enfrentarse a la difícil tarea de compaginar la portavocía de la Ejecutiva Federal del PSOE con la alcaldía de Valladolid. Asegura que podrá hacerlo y mantiene, pese a que no son pocos los que le ven en Madrid en un futuro, que su prioridad es Valladolid, su ciudad, de la que espera ser alcalde hasta 2023. Aquí, en su casa, tiene abiertos frentes importantes. El conflicto de Auvasa tiene mala pinta y tiene que demostrar que no se ha equivocado al recuperar la gestión del agua. Y todo a la espera de ver cómo queda la ciudad con la construcción de nuevos pasos y túneles sobre la vía.


PREGUNTA.- Empecemos por lo más cercano, el recién estrenado cargo de portavoz de la Ejecutiva Federal del PSOE . ¿No le crea algún tipo de incompatibilidad, alguna ineficacia? La oposición ya ha enseñado la patita y le ha dicho que no es muy compatible con el cargo de alcalde de Valladolid y en parte llevan razón porque es una ciudad que requiere mucho trabajo.
RESPUESTA.- Esta es una página que no está escrita en nuestra política porque nunca un alcalde ha sido portavoz de un partido. De momento, mi compromiso es bastante limitado. Voy la mañana de los lunes a Madrid, y no todas. Voy en el tren de las siete y cuarto y me vuelvo después de comer, si es que me quedo a comer. Por tanto, el puesto de portavoz me quita una mañana. Pero si uno puede influir en su círculo más cercano y en otro más amplio, en su país, y esto redunda en beneficio de la ciudad, creo que lo vamos a poder llevar. Pero el tiempo dirá. Si en algún momento viera que esto me quita demasiado tiempo y me impide ejercer mis obligaciones como alcalde, que nadie tenga duda de que el primero que dará un paso atrás seré yo.
P.- ¿No tiene ninguna duda de que lo prioritario es su ciudad?
R.- Ninguna. A la gente que me para por la calle y me pregunta si me voy a ir a Madrid -alguno habrá que se alegraría- les digo muy claro quemi compromiso es con Valladolid y voy a ser candidato a la alcaldía en 2019 y si los vecinos me apoyan lo seré en 2023.
P.- Parece una frivolidad en política decir lo que se va a hacer dentro de seis años. Las cosas son cambiantes y seguro que no se imaginaba que iba a ser portavoz de la Ejecutiva Federal hace cinco meses.
R.- No, claro. Pero lo que sí me imaginaba hace muchos años era que iba a ser alcalde y he luchado para eso. Ahora que lo he conseguido es bastante lógico entender que no me quiero cambiar por nadie. Yo soy feliz en mi ciudad, lo he dicho muchas veces, y cuanto más voy a Madrid más feliz soy aquí y más a gusto me encuentro. Me gusta vivir en un entorno a escala humana, me gustan mis paisanos, correr por el entorno del río... Y me gusta la política municipal.
P.- ¿No teme que la defensa de algunos postulados federales le pueda afectar en la alcaldía? La política nacional es muy delicada.
R.- Mentiría si dijera que no. Me preocupa y sé que hay cuestiones que no son entendidas por todos los ciudadanos. Sé que para algunos mi posición pasa a ser más de partido y no tan transversal como he tratado de hacer durante los dos años que llevo de alcalde. Pero la portavocía tiene sus oportunidades y sus riesgos. Entre los riesgos está el que usted plantea y entre las oportunidades está una mayor visibilidad para la ciudad y una mayor repercusión en el ámbito nacional. Hay que aprovechar las oportunidades y tratar de conjurar los riesgos. Pero me preocupa.
P.- ¿Por qué le eligió a usted de portavoz Pedro Sánchez?
R.- Eso habría que preguntárselo a él...
P.- Se lo pregunto a usted porque no puedo preguntárselo a él.
R.- No sé las razones. Tras la experiencia de estos meses tiene una idea de cómo me expreso y esa idea coincide con lo que él quiere para el partido. En estos meses de proceso interno ha habido una presencia pública mía importante en la que ha visto claridad de ideas, de planteamientos y en la idea de expresarlos. También creo que es importante que la voz sea creíble y de alguien que gestiona con un acuerdo de izquierdas. Creo que esas pueden ser las razones.
P.- Ha dicho usted que el acuerdo con el que gobierna usted podía ser extrapolable a otros sitios...
R.- Tanto como extrapolable no. Lo que digo es que sí es ejemplar en la medida que funciona, que no hay grandes tensiones , que está dando resultados y que es un acuerdo de izquierdas. Extrapolable es otra cosa. Yo he dicho que el acuerdo no se puede reproducir ahora en el ámbito nacional porque no se suma lo suficiente y para intentar sumar hay que recurrir a partidos que están en una operación de fractura de nuestro país o a un partido como Ciudadanos, que parece que no concita la suficiente sintonía con los partidos de izquierda.
P.- YCharo Chávez tampoco es Pablo Iglesias.
R.- Lo he dicho muchas veces. El acuerdo con Podemos para asuntos puntuales se va a poder ver en los próximos meses.Y se va a poder ver una dinámica distinta, sin esta pelea por el electorado de izquierdas. Pero el acuerdo con Podemos no suma lo suficiente y habría que meter a otros grupos que defienden que España se rompa, algo que no es viable ni razonable. Y el acuerdo más transversal con una fuerza política como Ciudadanos tampoco parece viable. Creo que vamos a una situación en la que el Gobierno seguirá en manos del PP y en la que se podrán hacer cambios, aportaciones, pero no será fácil concitar una alternativa de gobierno al PP en el corto y medio plazo.
P.- ¿No apuesta por la posibilidad de una moción de censura?
R.- Como posibilidad está ahí. El PP está en una dinámica muy complicada con los asuntos de corrupción y uno nunca sabe lo que puede suceder. Puede que en un momento determinado la cuestión ética se convierta en prioritaria y las dificultades de entendimiento que tenemos hoy con Ciudadanos se pudieran solventar. Pero lo veo muy complicado. Generar expectativas sobre una moción de censura a corto plazo no lo veo.
P.- ¿Cree que Pedro Sánchez puede aguantar mucho el papel de líder de la oposición sin estar en el Parlamento?
R.- No sólo lo creo, sino que tiene una parte positiva. Albert Rivera y Pablo Iglesias tuvieron el momento más álgido de su popularidad cuando estaban fuera del Parlamento. El Parlamento no es el escaparate imprescindible para hacer política: se puede hacer en la calle, en los medios, en la sociedad. Y creo que Pedro Sánchez tiene un margen de maniobra diferente.
P.- Pero en momentos importante como al moción de censura o el debate sobre el Estado de la Nación o los Presupuestos no visualizar la cara de la oposición al Gobierno de Rajoy es un problema importante.
R.- Uno de los activos de Pedro Sánchez desde la óptica de la credibilidad es que estuvo dispuesto a perder su puesto para ser coherente con lo que defendía. Esa decisión tiene una parte negativa, al privarle de la posibilidad de estar allí y ser esa cara en los debates. Pero creo que la credibilidad tiene un valor altísimo, superior al hecho de no estar en el Parlamento.
P.- ¿Cuáles son los pasos que debe dar el PSOE para su recuperación, casi su reconstrucción, después de los maremotos, tsunamis y situaciones esperpéntica que le han convertido casi en un partido de segunda división?
R.- El partido tiene que reconstruir su proyecto y apoyarlo en los pilares de la socialdemocracia del futuro. Tiene que trasladar un proyecto claramente social, ecológico, innovador y profundamente democrático. Y en eso está. Sin prisa, con pasos firmes, con iniciativas solventes y acercándose a la ciudadanía. Por eso creo que Pedro tiene una ventaja. Tiene mucho margen para generar una agenda de contacto con la sociedad. El otro día ha tenido un encuentro con las dos centrales sindicales principales del país, que abre también una senda de entendimiento importante, Ycon paciencia, trabajo y coherencia creo que el PSOE puede recuperar un apoyo ciudadano mayoritario.
P.- ¿Y desde su experiencia no le ha transmitido a Pedro Sánchez que no hay que teatralizar en exceso y hacer las cosas con normalidad desde las convicciones? Usted llegó a la alcaldía y dijo que mantendría lo que estaba bien. Es decir, que no hay que demoler todo lo que había antes ni reconstruir todo...
R.- Pedro no está en esa idea de demoler todo. Hay un modelo económico con el que no estamos de acuerdo y que ha generado un país de dos velocidades. Ese modelo no vale a nuestro juicio. Pero más allá de eso el proyecto no pasa por demoler todo. Hay una cosa que sí que le dicho: que no pasa nada por cambiar de opinión. Yo cambiaré de opinión cuantas veces considere que con ello beneficio a la ciudad. Y lo he hecho. Me da mucho más miedo la gente que no cambia nunca de opinión. Hay cosas en este país que exigen algún cambio. El tema catalán hay que afrontarlo de alguna manera, no nos podemos estar quietos. El país afronta hoy problemas diferentes a los que afrontaba hace cuarenta años. Por tanto tendremos que movernos. Hay dos premisas que Pedro debe tener claras: aquí no hay que poner todo patas arriba sino cambiar lo que no funciona y mantener lo que funciona y, segundo, que no pasa nada por cambiar de opinión. Aunque siempre que se cambie de opinión hay que explicar lo que se persigue.
P.- Usted lo ha hecho y le ha ido bastante bien en el caso del pádel.
R.- Hay gente a la que le sigue molestando que la plaza esté ocupada, pero la inmensa mayoría ha comprendido que esto es bueno para la ciudad. Yo no soy infalible y me equivocaré muchas veces y si soy consciente de ello lo grave sería mantener el error.
P.- ¿Ha conseguido hacérselo entender a Manuel Saravia?
R.- Estoy convencido de que si Manolo hubiera estado en mi lugar habría decidido lo mismo. Él tiene una postura desde el punto de vista teórico-político más cómoda que la mía. Él se puede permitir expresar sus principios porque no es él quien tiene que tomar la decisión. Pero estoy convencido de que si estuviera en mi sitio habría hecho lo mismo. Le considero una persona cabal y con capacidad para rectificar.
P.- ¿Qué está pasando para que el ministro de Fomento, del PP, venga a Valladolid y se alinee con usted en el caso de la integración ferroviaria y no con el PP?
R.- Es que no creo que haya un alineamiento. Yo estoy con el PP de Valladolid: quiero el soterramiento para mi ciudad. Pero la realidad es la que es. Quien tiene capacidad suficiente para poner el dinero del soterramiento no es el Ayuntamiento, es el Gobierno. No es que haya un alineamiento del ministro con el alcalde, lo que hay es una falta de alineamiento del PP de Valladolid con la realidad.
P.- Supongo que no simpatizará mucho con la sorpresa que nos ha dado la última semana el ministro al retrasar todas las infraestructuras de Castilla y León, que ya estaban retrasadas. Y Valladolid queda especialmente dañada: ni los talleres, ni la autovía del Duero, ni la Valladolid-León y también se retrasa la continuidad hacia Burgos.
R.- Saquemos los talleres porque estamos a punto de empezar la tramitación del convenio (con Adif)..
P.- Lo habían prometido en noviembre del año pasado...
R.- Sí, ya lo sé. La última promesa es empezar en julio y acabar en diciembre. Vamos a dar un margen. En cuanto al resto, tiene toda la razón. Son infraestructuras que estaban comprometidas con cargo a la financiación del Ministerio de Fomento. Esto tiene que servir para ponernos más en situación con el soterramiento. Si ni siquiera están invirtiendo en aquello que habían comprometido y está en marcha, ¿van a poner dinero para el soterramiento cuando no habían comprometido un euro? Lo que me sorprende es que haya un gobierno autonómico que esté callado.
P.- Cuando no hay algunos dirigentes que aplaudieron.
R.- Pues no lo entiendo. No hay avances y la Valladolid- Soria y la Valladolid-León son dos infraestructuras muy importantes para el desarrollo de esta tierra.
P.- ¿Qué buscan con la comisión del soterramiento que no se sepa?
R.- Me sorprende el hecho de que haya cosas que no saben todavía los ciudadanos y mira que las hemos dicho veces. Quizá no se trata de descubrir nada nuevo, sino de ofrecer una foto definitiva de los hechos y saber en que momento la operación convirtió en una quimera. La operación fue posible y hubo una oferta para el suelo, pero se quiso esperar y por esa espera al final la operación no ha sido viable.
P.- ¿Va a ser un juicio al PP?
R.- No, estoy convencido de que habrá para todos. Los gobiernos de España han sido del PP del PSOE y seguramente se intentará repartir responsabilidades. Pero lo que no ha variado es que en Valladolid y en Castilla y León hasta 2015 gobernaba el PP. Ahora son muy reivindicativos pero cuando estaban gobernando consiguieron pocos avances.
P.- Aquí, en la política local, tiene usted un conflicto con los trabajadores de los autobuses. ¿Considera que llamarlos estúpidos va a ayudar a solucionarlo?
R.- No, yo no les he llamado estúpidos, he dicho que estaban en una estrategia estúpida. Quizá he sido muy crudo en la explicación. Me refería al libro de Cipola que establece cuatro categorías de actuación en el ser humano:las inteligentes, las malvadas, las ingenuas y las estúpidas. La peor de las categorías es la estupidez:la de aquellos que causan un mal a otro y se perjudican a si mismos. Creo que esa es la estrategia en la que están. Causan un perjuicio a la empresa, a la ciudad y a ellos mismos. Espero que la crudeza de mis palabras lleve a algunos a reflexionar. Por este camino no va a haber beneficios para nadie.
P.- ¿Dónde radica el enconamiento?
R.- Hay que entender la composición del comité de empresa. Es un comité atomizado en el que hay una especie de pugna entre unos y otros para ver quién es el más duro y el que más exigencias plantea. Están en una dinámica desde hace mucho tiempo que está fuera de la realidad. Me resulta muy difícil entender que un sindicato firme un acuerdo con Auvasa y luego, con las mismas condiciones, lo firme por la mitad de sueldo con una empresa privada. ¿Cómo es posible? Que a un sindicato no le valgan las condiciones laborales que tienen en Auvasa, cuando el 30 de noviembre saben qué días van a trabajar y descansar al año siguiente. A ver en qué empresa se hace eso. Cobran 16 pagas de 1.800 euros netas. ¿Quién cobra en este país 16 pagas? Tienen sus 30 días de vacaciones, más descansos, fiestas... Tienen un plan social importante, un fondo de pensiones, ¿qué más quieren? Si lo único que les pedimos es que nos ayuden con una empresa deficitaria que tiene una flota anticuada y da un mal servicio. Les pedimos que nos ayuden para que puedan seguir manteniendo sus condiciones.

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria