Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Los procuradores critican la dispersión judicial por costosa y confusa para el usuario

Mar Abril toma posesión como nueva decana para batallar en que se minimice la atomización de sedes hasta que se cree el Campus / Reclama que puedan tener derecho a baja sin que corra el plazo de las notificaciones

Í. ARRÚE VALLADOLID
10/12/2019

 

El Colegio de Procuradores de Valladolid tendrá oficialmente este viernes mando femenino por segunda vez en su historia. María del Mar Abril Vega, madre y hermana de procuradores y que suma 38 años de ejercicio, sustituye a Cristina Goicoechea, que deja el cargo tras dos mandatos de cuatro años.

El relevo, coinciden ambas, ha sido «modélico» y «armonioso», lo cual no quita para que Abril herede una tabla reivindicativa pendiente de espinosos temas como minimizar la dispersión judicial en Valladolid –mientras no se construya el Campus de ja Justicia– o lograr que el procurador pueda gozar del derecho a la baja sin que corran los tiempos judiciales. Todo ello con el propósito de aumentar la colegiación –ahora son 128– y dar a conocer al gran público el trabajo «importante y clave» que realizan en el «engranaje judicial».

Cuando se les pregunta por la dispersión, la sorpresa es mayúscula, ya que afirman que la sufren en dos ámbitos: la local y la nacional, ya que desde hace unos años el procurador puede ejercer en cualquier punto de España desde la Ley Omnibus de 2009, que eliminó la territorialidad. En la práctica, todo gran bufete de España ya tiene un ‘delegado’ en Valladolid, generalmente procuradores con menos trabajo. «Y no estamos de acuerdo con ello, porque les pagan poco y se resiente en la calidad y en la dignidad del procurador», censura Mar Abril.

Sobre la local, en una plaza que aglutina 44 órganos judiciales, desplegados entre Nicolás Salmerón, San José, Hospital Militar y calle Angustias y cuatro con otro tipo de servicios judiciales (Real de Burgos, Rosarillo, Doctor Cazalla y plaza del Milenio), aseguran que «son los primeros perjudicados», ya que un abogado, por ejemplo, puede tener dos juicios en una mañana, uno en Nicolás Salmerón y otro en Angustias. «Pero un procurador tiene que ir además al juzgado de la calle Hospital Militar, así que son tres sedes distintas en una sola mañana», protesta Goicoechea.

La consecuencia es que sus conocidos muchas veces creen que están «de paseo», sin olvidar otros perjuicios como un gasto extra para la Administración de Justicia con el tránsito de valijas y taxis de los agentes judiciales, o la confusión para los clientes. «Muchas veces el cliente o incluso los abogados que llegan de fuera no acaban presentándose en hora porque se van siempre a Angustias», resumió Goicoechea.

Bajas sin cobertura

Otro frente de batalla es conseguir unas bajas dignas. Un estrés que lleva a los profesionales de Valladolid ha pedir a colegas que se hagan cargo de sus asuntos mientras están en un hospital o en un entierro.

«Somos el ejemplo paradigmático de autonónomo que no tiene derecho a nada, algo se ver claramente con los permisos», se queja Goicoechea. «Si un compañero tiene una situación de imposibilidad para estar al frente del despacho se tiene que buscar la vida. Puede coger la baja, pero el trabajo sigue entrando. No está recogida la posibilidad de parar un procedimiento por una grave enfermedad o maternidad», censura.

«Se han dado casos de compañeros con familiares muriéndose, en la UVI o ellos mismos fallecidos y hemos tenido que luchar desde el Colegio para solventarse la situación y esto no puede ser. Se dan situaciones dramáticas. La gran mayoría de procuradores de Valladolid trabajan solos en el despacho y nos han llamado familiares suyos diciendo: ‘No sabemos como parar esto », se quejó Goicoechea.

Goicoechea recuerda que la notificación de un juzgado pone en marcha una cuenta a atrás de plazos y a veces éstos son de solo tres o cinco días. «Pedimos una cobertura legal que ampare estas situaciones. El Colegio de Valladolid lo ha pedido al Ministerio de Justicia y también lo ha expuesto el Consejo General. Lo ideal es que se pueda comunicar en los juzgados estas contingencias graves y se den plazos para posponer la notificaciones. Por ejemplo pararlas durante dos o tres días. Es un derecho básico», recalca la decana saliente.

Liberación profesional

La amenazante liberalización de la profesión de procurador que recoge el anteproyecto de Ley de Servicios Profesionales –y que permitiría a los abogados ampliar sus funciones asumiendo alguna de los procuradores y no al revés– es otra espada de Damocles que de momento ha quedado paralizada. Todo ello porque el Consejo de Estado salió en defensa de la Procura y emitió dictámenes a favor de mantener las funciones del procurador como hasta la fecha. Con estos informes, el Colegio de Valladolid espera que la ley que presente el Gobierno de España ante la Comisión Europea blinde sus competencias.

El problema radica en que la Comisión Europea tiene que definir unas funciones para el procurador en todo el contexto europeo, con el handicap de que en algunos países no existe esta figura (Alemania)y hay otros en los que estas funciones las ejercen otros profesionales. Es el caso de los solicitadores portugueses, cuyo trabajo coincide en casi todo con los procuradores, pero tienen mayor función en la ejecución en las resoluciones, algo que anhela también la Procura española. «Somos los expertos en ejecución, más que los propios abogados», insiste Abril. Goicoechea sostiene que la solución idónea sería que Europa tomase lo mejor de cada país para coser el traje definitivo, como recuperar funciones de los Huissiers franceses.

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria