Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Medina triplica las cesáreas de Soria

Casi la mitad de los partos del hospital medinense pasan por quirófano, frente al 16% de centros como Soria y Burgos / La media autonómica baja y se acerca ya al promedio nacional

E. NEILA / VALLADOLID
07/12/2017

 

Una embarazada de Medina del Campo tiene el doble de probabilidades de dar a luz mediante una cesárea que la media de Castilla y León. El triple, si se compara con hospitales como los de Soria y Burgos, los que gozan de la menor tasa, según los datos del Sacyl.

En el centro medinense, casi la mitad (el 44,37%) de los partos atendidos el año pasado fueron mediante esta operación quirúrgica que conlleva un mayor riesgo tanto para la madre como para el bebé. Ese repunte (el ejercicio anterior fueron el 39,20%) contrasta con la tendencia autonómica, que en la última década ha logrado reducir la proporción hasta el 22,82% para situarse ya muy cerca de la media nacional. En España, el 22,03% de los nacimientos fueron ‘con bisturí’, según los últimos datos disponibles del Ministerio de Sanidad, relativos a 2015.

La otra cara de la moneda la ofrecen los hospitales de Soria y Burgos, cuyas tasas rondan el 16%, un porcentaje que les aproxima a la recomendación de la Organización Mundial de la Salud. Para la OMS, lo deseable sería que, como máximo, el 15% de los alumbramientos tuvieran lugar en el quirófano.

Una baja tasa de cesáreas es un indicador de calidad asistencial, asociada a un buen control del embarazo y una correcta asistencia al parto. Y, teniendo en cuenta que las complicaciones que pueden surgir en un paritorio no entienden de latitudes, ¿cómo se explica esa disparidad entre unos hospitales y otros? La respuesta reside en varios factores, pero mucho tiene que ver con la dotación de personal y de medios.

Por norma, las tasas de cesáreas más bajas se dan en hospitales de mayor tamaño. Centros de pequeñas dimensiones como los de Medina del Campo, Aranda de Duero, Miranda de Ebro y Palencia sólo cuentan con un ginecólogo de guardia (y ningún residente), lo que estrecha el margen de maniobra si surgen complicaciones en el paritorio, contextualiza Noelia Renedo, presidenta de la Asociación Castellano-Leonesa de Matronas (Ascalema).

Curiosamente, también Soria dispone de un único médico de guardia y, sin embargo, su tasa es la menor de la Comunidad. María Antonia Ferragut, ginecóloga del Hospital Santa Bárbara, atribuye esa baja proporción a la aplicación de los protocolos marcados por la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia y al «consenso de los casos en sesión clínica». Además, la derivación al hospital de Burgos de partos prematuros (antes de las 32 semanas de gestación), más susceptibles de complicaciones, puede contribuir a esquivar esas cesáreas. Un factor que, al mismo tiempo, aumenta el ‘mérito’ del complejo burgalés, con la segunda tasa más baja de Castilla y León.

También influye la existencia de una mejor infraestructura que incluya unidad de cuidados intensivos y pruebas diagnósticas. «El personal facultativo es prudente y consciente de las limitaciones del hospital; si prevé que el parto puede complicarse no se arriesga a trasladar al paciente», argumenta Laura Gil, directora médica del Hospital de Medina del Campo, al recordar que distan 50 kilómetros hasta el Clínico de Valladolid. «En los hospitales más grandes a lo mejor se apura más, porque en unos segundos estás en la UCI», apostilla.

BEBÉS DE NALGAS. Sólo Burgos y, ahora también Salamanca, atienden partos vaginales con bebés que vienen de nalgas. En el resto de los hospitales públicos, si no está ‘colocado’ está abocado a venir al mundo mediante cesárea. «Se dejó de formar a los profesionales por los riesgos que conlleva, pero ahora se está formando de nuevo» para afrontar esta situación, relata la portavoz de las matronas.

MANIOBRA DE GIRO. En los últimos años se está implementando una maniobra para intentar ‘colocar’ al bebé, una intervención a la que puede optar la madre unos días antes de que su embarazo llegue a término si las ecografías revelan que el feto sigue de nalgas. Se trata de la llamada versión cefálica, cuyo porcentaje de éxito es del 50%. Ya se lleva a cabo en Burgos, León, el Clínico y el Río Hortega de Valladolid, Zamora y Salamanca. La medida permite rebajar a la mitad las cesáreas programadas por esta causa.

PARTOS GEMELARES. Cuando se trata de embarazos gemelares, también el complejo burgalés ofrece más opciones. Basta con que el primero de los bebés se encuentre en posición cefálica para intentar un parto vaginal. En el resto de los hospitales de las capitales de provincia se requiere que los dos fetos vengan colocados, mientras que en los de ámbito comarcal se tiende a programar una cesárea cuando se trata de un embarazo múltiple.

CON CESÁREA PREVIA. Hasta hace unos años, las madres a las que ya se les había practicado una cesárea en un parto anterior estaban abocadas a una nueva intervención en el quirófano, aunque ahora la tendencia es intentar que el nuevo alumbramiento se lleve a cabo por medios naturales. En estos casos, sin embargo, cuando una embarazada sale de cuentas sin haberse puesto de parto, apenas los hospitales ‘grandes’ intentan que dé a luz por el canal de parto (mediante una inducción con oxitocina), mientras que la norma en los complejos de menor tamaño es programar una nueva cesárea.

A DEMANDA, EN LA PRIVADA. Si no existen contraindicaciones para un parto vaginal, ningún hospital programa con antelación una cesárea, dado el consenso médico en torno a los alumbramientos naturales. Ni aunque la paciente lo solicite. De ahí que las embarazadas que prefieran dar a luz mediante cesárea recurran a centros privados.

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria