Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

CULTURA

Las Historias de la Historia' reúne en Valladolid 111 testimonios impresos de las colecciones Martínez-Leis y Fundación Joaquín Díaz

La exposición resume unos 200 años de efemérides históricas desde mediados del siglo XVIII al mismo periodo del XX en libros, pliegos, aleluyas, abanicos, estampas, recortables y grabados

Ical
04/02/2016

 

La sala municipal de la Casa Revilla de Valladolid acoge hasta el próximo 28 de febrero la exposición 'Las Historias de la Historia', que reúne un total de 111 testimonios impresos de las colecciones Martínez-Leis y Fundación Joaquín Díaz. Dentro del amplio legado que atesoran ambas entidades culturales figuran miles de estampas, libros y objetos de gran valor histórico, recogiendo la exposición solo una parte que destaca la importancia del papel impreso y la tradición oral.

La muestra está comisariada por Joaquín Díaz, etnógrafo zamorano afincado en Urueña (Valladolid) y trata temas como las relaciones de sucesos destacados, la historia cotidiana, la denominada 'gran historia', las falsificaciones y mentiras, la crítica y el comentario, o la opinión partidista. “Al preparar los textos de la exposición recordaba que cuando cursaba bachillerato la historia se estudiaba de forma conjunta con la geografía. Era la mejor forma de explicar lo que ocurría dando para ello mucha importancia al lugar donde se producía un acontecimiento histórico. Había una obsesión evidente por dar a conocer los límites de un Estado y el pedigrí que tenían los reinos en base a su extensión, antigüedad y poder”, señaló Díaz.

El comisario de la muestra destacó entre los documentos escritos que se exhiben -repartidos entre 45 cuadros y nueve vitrinas que contienen grabados, viñetas, portadas, libros completos y extractos de otros muchos- una colección de libros realizados en papel de fumar, que en torno a 1870 suponía un 30 por ciento de todo el que se fabricaba para imprimir en España. “No existen ya colecciones en este formato. Hay algo en el Museo Marés de Barcelona, con una serie de grabados, en los que con más de un centenar de viñetas se explica cómo se elaboraba este tipo de papel, hasta que se vendía tanto en la calle como en despachos de pliegos y aleluyas”, indicó.

Por su parte, la concejala de Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Valladolid, Ana Redondo, expresó la importancia de la exposición -a la que auguro un gran éxito de visitantes- en base a su pretensión de “tratar de acercar la realidad mediante la suma de numerosas historias que muchas veces no se dan a conocer”. A juicio de la edil y docente universitaria, lo que los alumnos estudian en las aulas “es una simplificación de hechos pero hay intrahistorias que es bueno divulgar y tener en cuenta para adentrarse en los grandes acontecimientos históricos, de los que en general se sabe muy poco”.

En los textos de la muestra -elaborados por Jesús Martínez y Joaquín Díaz- se pone de manifiesto que el tiempo ha demostrado que hay muchas clases de historia y que la denominada 'historia real' -esa que se supone describía objetivamente los hechos sucedidos- “sólo se comprende si va acompañada de una historia poética, legendaria, soñada, social, de las creencias, de los individuos que protagonizaron actos heroicos o de los relatos -ciertos o no- y de personajes a quienes el pueblo admiró y protegió en su memoria”.

El recuerdo de cada uno

Tal y como señala Joaquín Díaz en la presentación de la exposición: “La historia forma parte del recuerdo de cada uno de nosotros. No sólo es el pasado sobre el cual se ha construido el devenir de las naciones sino un conjunto de hechos que marcaron la vida y la mentalidad de las personas. Es el territorio donde la memoria encuentra los ingredientes que reservará para ir cocinando a fuego lento la existencia”.

En este sentido alude a hechos que marcan por múltiples razones la vida de un país y de sus habitantes. “Podría decirse que las guerras ocupan, con gran diferencia, el lugar preferente entre los sucesos memorables. La vida y la muerte dejan de ser entonces esos hitos familiares que van señalando los cambios generacionales para convertirse en motivo de narración y, en consecuencia, de opinión. Desde ese momento la Historia se transforma en historias alimentadas por la iconografía, el teatro o las canciones populares que pasarán a la tradición oral”, concluye.

La sala municipal de la Casa Revilla de Valladolid acoge desde hoy y hasta el próximo 28 de febrero la exposición 'Las Historias de la Historia', que reúne un total de 111 testimonios impresos de las colecciones Martínez-Leis y Fundación Joaquín Díaz. Dentro del amplio legado que atesoran ambas entidades culturales figuran miles de estampas, libros y objetos de gran valor histórico, recogiendo la exposición solo una parte que destaca la importancia del papel impreso y la tradición oral.

La muestra está comisariada por Joaquín Díaz, etnógrafo zamorano afincado en Urueña (Valladolid) y trata temas como las relaciones de sucesos destacados, la historia cotidiana, la denominada 'gran historia', las falsificaciones y mentiras, la crítica y el comentario, o la opinión partidista. “Al preparar los textos de la exposición recordaba que cuando cursaba bachillerato la historia se estudiaba de forma conjunta con la geografía. Era la mejor forma de explicar lo que ocurría dando para ello mucha importancia al lugar donde se producía un acontecimiento histórico. Había una obsesión evidente por dar a conocer los límites de un Estado y el pedigrí que tenían los reinos en base a su extensión, antigüedad y poder”, señaló Díaz.

El comisario de la muestra destacó entre los documentos escritos que se exhiben -repartidos entre 45 cuadros y nueve vitrinas que contienen grabados, viñetas, portadas, libros completos y extractos de otros muchos- una colección de libros realizados en papel de fumar, que en torno a 1870 suponía un 30 por ciento de todo el que se fabricaba para imprimir en España. “No existen ya colecciones en este formato. Hay algo en el Museo Marés de Barcelona, con una serie de grabados, en los que con más de un centenar de viñetas se explica cómo se elaboraba este tipo de papel, hasta que se vendía tanto en la calle como en despachos de pliegos y aleluyas”, indicó.

Por su parte, la concejala de Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Valladolid, Ana Redondo, expresó la importancia de la exposición -a la que auguro un gran éxito de visitantes- en base a su pretensión de “tratar de acercar la realidad mediante la suma de numerosas historias que muchas veces no se dan a conocer”. A juicio de la edil y docente universitaria, lo que los alumnos estudian en las aulas “es una simplificación de hechos pero hay intrahistorias que es bueno divulgar y tener en cuenta para adentrarse en los grandes acontecimientos históricos, de los que en general se sabe muy poco”.

En los textos de la muestra -elaborados por Jesús Martínez y Joaquín Díaz- se pone de manifiesto que el tiempo ha demostrado que hay muchas clases de historia y que la denominada 'historia real' -esa que se supone describía objetivamente los hechos sucedidos- “sólo se comprende si va acompañada de una historia poética, legendaria, soñada, social, de las creencias, de los individuos que protagonizaron actos heroicos o de los relatos -ciertos o no- y de personajes a quienes el pueblo admiró y protegió en su memoria”.

El recuerdo de cada uno

Tal y como señala Joaquín Díaz en la presentación de la exposición: “La historia forma parte del recuerdo de cada uno de nosotros. No sólo es el pasado sobre el cual se ha construido el devenir de las naciones sino un conjunto de hechos que marcaron la vida y la mentalidad de las personas. Es el territorio donde la memoria encuentra los ingredientes que reservará para ir cocinando a fuego lento la existencia”.

En este sentido alude a hechos que marcan por múltiples razones la vida de un país y de sus habitantes. “Podría decirse que las guerras ocupan, con gran diferencia, el lugar preferente entre los sucesos memorables. La vida y la muerte dejan de ser entonces esos hitos familiares que van señalando los cambios generacionales para convertirse en motivo de narración y, en consecuencia, de opinión. Desde ese momento la Historia se transforma en historias alimentadas por la iconografía, el teatro o las canciones populares que pasarán a la tradición oral”, concluye.

Impresos de tres al cuarto

En la exposición 'Las Historias de la Historia' se quiere poner de manifiesto que los papeles impresos, a los que se suele denominar remendería o 'ephemera', no eran tan efímeros como se suponía. Es decir, que a veces por causa de las propias características del papel -que lo hacían estético, curioso o interesante- la intención transitoria del impreso quedaba anulada, conservándose y aun apreciándose tanto como cualquier libro de texto.

Joaquín Díaz sostiene que “ni todos los libros decían cosas sabias o recomendables ni todos los impresos merecieron ser coleccionados, por supuesto”. No obstante considera que lo que se evidencia, sin embargo, es que ese tipo de papel, que solía venderse por el módico precio de un cuarto, “estuvo presente en las vidas de muchas personas con más frecuencia que el otro –el encuadernado y bendecido por los sabios- ya que su liviandad, su carácter fungible o la temporalidad de su contenido no menoscabaron en absoluto su belleza o su interés como objeto coleccionable y funcional”.

Entre esos papeles presentes en la exposición de la Casa Revilla de Valladolid figuran pliegos, aleluyas, abanicos, naipes, estampas, galerías de argumentos, libros de papel de fumar, periódicos, partituras, programas, recortables (soldados, teatro), revistas, grabados (batallas, personajes) y almanaques y calendarios.

En la exposición 'Las Historias de la Historia' se quiere poner de manifiesto que los papeles impresos, a los que se suele denominar remendería o 'ephemera', no eran tan efímeros como se suponía. Es decir, que a veces por causa de las propias características del papel -que lo hacían estético, curioso o interesante- la intención transitoria del impreso quedaba anulada, conservándose y aun apreciándose tanto como cualquier libro de texto.

Joaquín Díaz sostiene que “ni todos los libros decían cosas sabias o recomendables ni todos los impresos merecieron ser coleccionados, por supuesto”. No obstante considera que lo que se evidencia, sin embargo, es que ese tipo de papel, que solía venderse por el módico precio de un cuarto, “estuvo presente en las vidas de muchas personas con más frecuencia que el otro –el encuadernado y bendecido por los sabios- ya que su liviandad, su carácter fungible o la temporalidad de su contenido no menoscabaron en absoluto su belleza o su interés como objeto coleccionable y funcional”.

Entre esos papeles presentes en la exposición de la Casa Revilla de Valladolid figuran pliegos, aleluyas, abanicos, naipes, estampas, galerías de argumentos, libros de papel de fumar, periódicos, partituras, programas, recortables (soldados, teatro), revistas, grabados (batallas, personajes) y almanaques y calendarios.

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria