Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

IRATXE GARCÍA, NÚMERO 2 AL PARLAMENTO EUROPEO PSOE

«Hay que lograr una mayoría europeísta para evitar un bloqueo de la extrema derecha»

Concurre en la lista tras liderada por Josep Borrell y será su cuarta legislatura como eurodiputada. Vicepresidenta de la familia socialdemócrata europea y mano derecha de Sánchez en Bruselas, confía en que el 26-M ‘vuelva a pasar’

ESTHER NEILA VALLADOLID
16/05/2019

 


Pregunta.- Tras el ascenso cosechado por el PSOE el 28-A, ¿cómo afronta las europeas, con menos presión?

Respuesta.- Con mucha ilusión y optimismo, pero consciente de que hasta el 26 de mayo las urnas están vacías. No nos podemos relajar. Siempre decimos que en unas elecciones nos jugamos mucho, pero es que éstas son fundamentales para definir Europa en un mundo globalizado. El resultado determinará si avanzamos en la construcción europea o si las fuerzas de extrema derecha y antieuropeístas consiguen una mayoría que dé posibilidad de bloquear la Cámara.

P.- Se presume que muchos ciudadanos de izquierdas dieron un voto útil a Pedro Sánchez. ¿Cree que volverán a ‘prestar’ su apoyo para frenar el ascenso de VOX también en Bruselas, donde algunos sondeos dan seis escaños a la formación de Abascal?

R.- Yo es que no creo que haya votos prestados. Nadie es dueño de los votos de nadie. Por lo tanto, la apelación del voto útil no me convence. Lo que creo es que el Partido Socialista se enfrenta a estas elecciones como un partido europeísta que quiere progresar en Europa. Me gustaría conocer qué ofrecen estos nuevos partidos, como puede ser VOX.

P.- Las tesis nacionalistas ultra conservadoras llevan una década en ascenso en países como Francia o Italia. ¿En qué se diferencia VOX de partidos como Frente Nacional, Liga Norte, los de Orban en Hungría...?

R.- Tienen más similitudes que diferencias. Son fuerzas que distorsionan la realidad con mensajes que provocan miedos, amenazas y problemas allí donde no los hay. La utilización de la política migratoria, de la violencia de género o los avances en los derechos de las mujeres… en eso hay similitudes. Vamos a ver dónde hay matices o diferencias.

P.- Que el discurso machista y xenófobo haya conseguido calar en España, ¿no lleva al resto de los partidos a hacer autocrítica? ¿Podría ser que algo estén haciendo mal a la vista de que esos mensajes convencen a miles de ciudadanos?

R.- Por supuesto. Es necesario entender el porqué de algunos comportamientos electorales y asumir responsabilidades. Algunas posiciones de Europa han podido ser motivo de descontento y un caldo de cultivo para este tipo de fuerzas populistas.

P.- ¿Por ejemplo?

R.- La gestión de la crisis económica. La política de austeridad provocó recortes en servicios públicos que afectaron a la gente que más necesitaba de Europa. La cuestión migratoria también ha sido un error, porque la Unión Europea no ha entendido que la gestión de los flujos migratorios tiene que hacerse desde el ámbito europeo:no se puede dejar solos a los países que tienen mayor presión por su situación geográfica. Necesitamos una política migratoria, que a día de hoy no existe. La Comisión Europea y el Parlamento plantearon una política de reparto y reubicación de los refugiados que ha sido incumplido por un número importantísimo de países. Me ha dolido oír hablar de ‘la vergüenza de Europa’, porque ahí se escondían las vergüenzas de gobiernos nacionales. Se ha puesto el foco en Europa cuando quien estaba incumpliendo eran determinados gobiernos nacionales.

P.- ¿Qué perspectivas tiene la familia socialdemócrata europea, que en la última década ha tenido resultados en retroceso?

R.- Sí, pero estamos en un momento de optimismo. La sociademocracia está tirando fuerte en países como España, Portugal, Suecia, Finlandia... En Dinamarca las encuestas son positivas, en Italia estamos recuperando y se nos da ya como segunda fuerza y subiendo…

P.- De todos esos países, ¿es Portugal el paradigma?

R.- Portugal ha sido capaz en pocos años de sacar adelante un país que tenía dificultades económicas y lo ha hecho manteniendo el Estado de Bienestar, subiendo el salario minímo, garantizando el sistema de pensiones… algo muy similar a lo que el Gobierno socialista ha hecho y va a seguir haciendo en España. Nos vemos muy reflejados en nuestros hermanos portugueses.

P.- Allí ha sido posible con el apoyo de las izquierdas. ¿Es extrapolable a España el modelo luso tras las elecciones generales?

R.- Vamos a ver en España cómo se desarrollan las negociaciones que acaba de iniciar nuestro presidente.

P.- ¿Qué se juega un castellano y leonés en las elecciones europeas?

R.- El futuro de Castilla y León. No sólo porque la PAC y la política de cohesión afectan a nuestro territorio, sino también por el resto de políticas. Avanzar en el pilar social europeo va a ser beneficioso también para Castilla y León: hablamos de las garantías de un sistema público de pensiones, de políticas de conciliación de vida familiar y laboral, del cambio climático, de la política industrial... todo afecta a Castilla y León.

P.- A la espera de firmar los Marcos Comunitarios de Apoyo, ¿cómo influirá el Brexit en los fondos que llegan a la Comunidad?

R.- Estamos a la espera de ver cómo queda el Marco Financiero. Es evidente que la salida del Reino Unido provoca un agujero porque daba más de lo que recibía y eso se va a notar en la PAC y en la política de cohesion. Lo que planteamos desde el Partido Socialista es que ese agujero de ingresos se compense a través de dos posibilidades:recursos propios y mayor aportación de los estados miembros.

P.- ¿La segmentación del Parlamento ralentizará asuntos vitales como la PAC, que ya tarda más en negociarse que el tiempo que luego está en aplicación?

R.- Me preocupa el posible bloqueo de la Cámara, porque hay partidos que nunca han apostado por un presupuesto fuerte ni por recursos propios en la Unión Europea. Para que no haya recortes en el Fondo de Cohesión y PAC, Europa necesita una fiscalidad propia, poder recaudar para luego redistribuir. Y esa posición es contraria a lo defiende la extrema derecha o los partidos antieuropeístas. Por eso tenemos que conseguir que la mayoría del Parlamento sea europeísta. Con quien no nos podemos poner de acuerdo es con quien quiere destruir Europa.

P.- La ‘España vaciada’ se ha puesto de moda en esta campaña, pero en Castilla y León el concepto no es novedoso. En 2017 usted presentó en Bruselas un informe sobre despoblación. ¿Qué frutos ha dado?

R.- Gracias a ese informe, por primera vez la despoblación ha sido un objetivo prioritario en la política de cohesión. Eso significa que cuando las regiones preparen sus programas operativos tendrán que incluir la lucha contra la despoblación entre los objetivos. Y, de forma más concreta todavía, hemos conseguido que en el Fondo de Desarrollo Regional se haga referencia a que, como mínimo, un 5% de esos fondos irán destinados a territorios que tengan menos de 7,5 habitantes por kilómetro cuadrado o hayan sufrido procesos de pérdida de población paulatinos.

P.- El ciudadano lleva décadas oyendo hablar de planes –la Agenda de la Despoblación en Castilla y León, la nueva Estrategia por el Reto Demográfico del Gobierno central...–, pero la sangría no cesa.

R.- En Castilla yLeón llevamos más de tres décadas sufriendo esta situación con un Gobierno autonómico del mismo color que ha hablado mucho del tema pero no se ha puesto manos a la obra. Me sorpendió escuchar en campaña al señor Casado proponer un Ministerio de Familia para afrontar los retos demográficos. Pensé:en esta Comunidad tenemos Consejería de Familia y no somos el mejor ejemplo de cómo prevenir y atender la despoblación. La varita mágica no la tenemos nadie: esto no se va a resolver solo en Castilla y León, con fondos europeos o con las medidas de un ayuntamiento. Es una cuestión global que, además, tiene mucho que ver con la gestión del territorio.

P.- La fuga de Lauki y Vestas tras haber cobrado ayudas europeas, ¿pone en evidencia el escaso margen de las instituciones para combatir la deslocalización?

R.- Pone en evidencia la necesidad de modificar algunas cosas para que esto no vuelva a ocurrir. Tenemos que avanzar en la responsabilidad social de las empresas. Es un trabajo que ya hemos empezado con la Confederación Europea de Sindicatos para modificar los criterios de las ayudas y que realmente condicionen la actividad al territorio.

P.- Europa permite una moratoria para mantener las minas. ¿De qué sirve que en España cierren en 2020 si en Alemania y Polonia siguen hasta 2030? ¿No hubiera sido mejor esperar a tener una alternativa en las cuencas?

R.- Es que no es cuestión de cerrar: la actividad cesa cuando deja de ser rentable. En Europa se decidió el fin de las ayudas europeas. Si en otros territorios aun sin esas ayudas siguen siendo competitivas están manteniendo la actividad. No es el caso de España. Lo que estamos negociando es un fondo de ayuda a la transición energética dirigido a las comarcas que necesitan hacer este cambio. Pero quiero insistir: no es que se hayan prohibido en España y no en Europa. La realidad es común: las ayudas europeas han terminado en todos los sitios y en España sin esas ayudas no se puede mantener la actividad.

P.- El sector del automóvil asiste con incertidumbre a los cambios sobre la fiscalidad del diésel. ¿Cómo puede influir a una industria con tanto peso en la economía de Castilla y León?

R.- Necesitamos que la industria, acompañada de las instituciones, pueda modernizarse para ser más competitiva a nivel mundial. Las decisiones que hemos tomado en el ámbito europeo en materia de lucha contra el cambio climático y de reducción de emisiones del CO2 vienen acompañadas de planes industriales de apoyo a las empresas en la transición hacia otra modalidad de actividad y al coche eléctrico;en otros países fuera de la Unión Europea ya están siendo competitivos en esa materia. Lo que necesitamos es una política industrial, con la política de transición energética, que apoye al empresariado automovilístico en ese cambio hacia una modernización del sector, compatible con la defensa del medio ambiente.

P.- . Los socialistas españoles tienen ahora 14 euroescaños por 16 del PP. Haga su pronóstico para el 26 de mayo.

R.- El Partido Socialista va a ganar las elecciones europeas. No me atrevo a dar un número concreto, pero por supuesto vamos a tener mas representantes que ahora.

P.- Y para las autonómicas. ¿Va a gobernar Luis Tudanca?

R.- Va a ser el próximo presidente de Castilla y León, sí.

P.- Si llegado el caso depende de los votos de Ciudadanos, ¿eliminará aquí el cordón sanitario que impone a Sánchez en Madrid?

R.- Pues esa es una decisión que le corresponde a Ciudadanos. En Europa los liberales han planteado claramente que no se va a negociar con la extrema derecha, pero aquí con quien no se negocia es con el Partido Socialista.

P.- Una de sus intervenciones más virales en esta legislatura fue la respuesta al eurodiputado polaco Korwin-Mikke, cuando aseguró ‘que las mujeres son menos inteligentes’. ¿Cómo está España, respecto a otros países, en la lucha contra la desigualdad de la mujer?

R.- España es un ejemplo en Europa y a mí esas son las cosas que me hacen sentirme orgullosa de ser española. Compañeras de Italia o de Malta han venido a pedirnos la ley española contra la violencia de género para ver si puede servirles para sus legislaciones nacionales. YEspaña ha sido un ejemplo en la reivindicación feminista el 8 de marzo, el año pasado y éste. ¿Estamos libres de las amenazas? No. Hasta ahora no estábamos acostumbrados en España a este tipo de pronunciamientos políticos. Por desgracia, hoy escuchamos a algunos dirigentes decir que hay que acabar con la ley que protege a las mujeres víctimas violencia de género. Se ha ido extendiendo esta posición de extrema derecha en contra de las conquistas sociales. Pero aún así sigo pensando que las personas de este país, mujeres y hombres, somos mayoritariamente una sociedad que apuesta por la igualdad.

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria