Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Desde el Guadiana hasta el Duero

Las reses lusitanas de Condessa de Sobral esperan en Castronuño su inminente protagonismo en Cuéllar

CÉSAR MATA BEJA (PORTUGAL)
25/08/2019

 

Desde la coqueta y campera casa ganadera de la finca lusitana de Herdade dos Montezes se pueden contemplar las siluetas, a contraluz, de algunos toros que caminan con paso lento por la loma de un pequeño montículo. Cae la tarde, y una suave brisa amortigua el sofocante calor de las horas previas, mientras los astados de Condessa de Sobral avanzan con parsimonia, sabedores de su señorío y provistos de la holgazanería propia de los seres que evitan desperdiciar una energía que, antes o después, necesitarán para la lucha.

La armonía de sus hechuras y la diversidad de su pelaje, que incluye el jabonero, como reminiscencia genética del legado veragüeño de sus orígenes, corrobora su procedencia española: Torrestrella. Finca y vacada pasaron, hace ya un puñado de años, de las manos de Álvaro Domecq a las del empresario Manuel Vázquez, quien dirige los designios de esta ganadería que es depositaria de un tesoro genealógico del toro de lidia.

El caso es que este agosto tan lleno de luz y de misterio une dos ríos, el Guadiana, que ofrece su agua generosa como lindero de los pastos de Condessa de Sobral, con el Duero, en cuyo remanso curvo y sosegado se encuentra la finca Carmona, en Castronuño, predios vallisoletanos en los que el ganadero Pepe Mayoral refuerza el hermanamiento y encabestra a las reses que van a protagonizar los encierros de Cuéllar. El Cega, desde donde salen los toros del ancestral rito, no es el Guadiana, ni el Duero, pero la anchura del cauce no es la medida de las cosas, del mismo modo que el peso de los astados no determina la intensidad de su bravura.

En Herdade dos Montezes el ritmo vital nunca supera la velocidad de un tractor. El volante lo maneja Manuel Madeira, el mayoral, cuyo móvil, sin cámara ni internet, explica muy bien qué es lo necesario para vivir en paz y criar toros de lidia: paciencia y entusiasmo por las cosas bien hechas.

Apenas ha salido el sol y se lleva el alimento a cada cercado; desde la tropa de vacas de vientre, hasta los añojos, pasando por los erales y utreros, sin olvidar a los sementales, ahora en periodo de parada técnica, dedicados a medir fuerzas entre sí y a perder el tiempo holgazaneando antes de que regresen a su fructífera tarea de reproducirse de u modo tan natural como su propia vida en este paraíso cercano a la localidad de Beja, en pleno interior del Alentejo.

Aunque quizá el mayoral no repara en ello, el caso es que no hay mayor éxito para una ganadería que seleccionar una bravura que embista como avanza el Guadiana, con lentitud firme, irrevocable; con la serenidad cierta de quien conoce su destino y se entrega con pasión a su tarea. La amplitud del ruedo de la plaza de tientas, de nuevo cuño, aunque conserva los corrales con sabor antiguo, de lo que hablan las poleas y su propia rusticidad, habla por sí mismo del espíritu de un ganadero que persigue la movilidad y la distancia como prueba de una calidad sostenida, encastada y con clase.

Si la sencillez y la armonía, ajena a lujos y artificios, preside la distribución de cercados e instalaciones ganaderos, también la casa principal ofrece una comodidad campera. Fotos y recuerdos que hablan de un pasado reciente, y trofeos, entre otros el de ganadería triunfadora de la feria de novilladas ‘Piñón de España’ de Pedrajas de San Esteban, que muestran un presente que navega en la dirección adecuada.
El ganadero, Manuel Vázquez, hombre de negocios, bien sabe que, al igual que el curso de un río, nada debe alterar en una ganadería de lidia su natural discurrir, necesitado de tiempo y dedicación. Intuición y ciencia, mano a mano.

El próximo miércoles, 28 de agosto, sus reses, las de Condessa de Sobral, serán protagonistas gallardos de los encierros más antiguos, y por la tarde cada utrero venderá su vida al precio exacto de su bravura y sus fuerzas. Una vida que, como dijo el poeta palentino Jorge Manrique, son los ríos que van a dar en la mar.

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria