Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

ELECCIONES 28-M

Francisco Igea:«Si el PSOE de Tudanca es capaz de manifestarse de manera independiente, naturalmente que podemos hablar»

PABLO R. LAGO / FELIPE RAMOS
13/05/2019

 

Folios en blanco y un bolígrafo, que utiliza cuando quiere dar a sus afirmaciones una mayor firmeza. La misma con la que Francisco Igea (Valladolid, 1964) deja claro que a la hora de pactar todo pasa porque haya un cambio, que serán ellos quienes lo lideren. Y, de no haber ese cambio, no entrarán en ningún Gobierno.

PREGUNTA.- El resultado de las generales le ha generado unas expectativas a Ciudadanos en Castilla y León, ¿esas expectativas se mantienen para las autonómicas?
RESPUESTA.- Yo creo que se mantienen y se incrementan. El escenario es muy diferente al de las generales. El PP en Castilla y León está en franca caída y, además, es el escenario del fin de 30 años de un gobierno de poder omnímodo. En Castilla y León hay muchas expectativas de cambio y el voto centrado, moderado, tanto de centro izquierda como de centro derecha, va a ver en Cs una opción segura de cambio, que es lo que esperan los ciudadanos.

P.- La trayectoria de los últimos más de 30 años, 17 elecciones, marca que hay menos participación y que cae el voto de todos. ¿No contempla el que vayan a bajar y no generar unas expectativas por encima de las previstas?
R.- Yo creo que en las autonómicas, efectivamente, tradicionalmente la participación es menor, pero en este caso, lo incierto del resultado va a activar la participación y, como en todas las épocas electorales donde se da un cambio de un gobierno continuado, habitualmente la participación sube. Ocurrió en el 82 y en las circunstancias donde hay un cambio llamativo, como es el caso. No esperamos que baje sustancialmente la participación. Creemos que la movilización del voto nos beneficia y que puede que haya gente que ha encontrado su voto inútil en las generales y que ahora decida o abstenerse o cambiar el voto. Las dos cosas nos benefician.

P.- ¿Bajar en votos respecto a las generales sería una decepción?
R.- Si bajáramos el porcentaje de votos respecto a las generales tendríamos que analizar el porqué. En cualquier caso, creo que eso no se va a dar. Lo dicen así las encuestas, pero el primer electropanel que ha habido ya nos colocaba un punto por encima de las anteriores. Nosotros hemos ido evolucionando desde un 12% en el CIS de abril a un 19% en los resultados reales. Estamos en una tendencia claramente creciente, otros están en la decreciente. No contemplamos una bajada en el porcentaje de voto.

P.- Habla de voto útil e inútil, ¿no teme que en el cambio de plano a las autonómicas el PP pueda recuperar parte del voto de Cs o de Vox?
R.- Bueno, creo que eso es poco probable. La gente en Castilla y León, insisto, el ambiente en la calle es mucho más de cambio que lo era en las elecciones anteriores. Es poco probable que el PP recupere voto porque la gente quiere cambiar. Tampoco, el candidato del PP es una persona con un grado de conocimiento o que genere unas expectativas o una ilusión que nos haga pensar que eso va a suceder.

P.- Por primera vez en unas elecciones va a ser más importante el día después que el de las elecciones por lo ajustado del resultado y dado que usted habla del cambio, ¿quiere decir que se acerca más Ciudadanos al PSOE que al PP?
R.- No hay un día más importante que el de las elecciones, ninguno. Ese es el día que los ciudadanos manifiestan su voluntad. Cuál es su voluntad real de cambio y quién refleja mejor ese cambio. Después, habrá que sentarse a ver cómo interpretamos, cómo leemos lo que han dicho los ciudadanos. Pero creo que el día de las elecciones van a dejar muy claro qué es lo que quieren. Y creo que lo que quieren es un cambio sensato, moderado, pero cambio real.

P.- ¿Qué significa un cambio real, que tiene que cambiar el partido del Gobierno?
R.- No, un cambio de partido no es un cambio real. Cambiar a los gerentes del Sacyl por los gerentes de Castilla-La Mancha en los hospitales, no es un cambio real; cambiar a los directores generales del PP por los directores generales del PSOE, no es un cambio real. Nosotros creemos que hay que hacer un cambio radical, pero no un cambio de partido. Un cambio radical es una manera distinta de entender la administración, de entender cómo eliminamos la libre designación de director general para abajo, hacer transparente los resultados de los hospitales en calidad, eficiencia y que los gerentes comparezcan en la Comisión de Sanidad. Que esas mediciones sean públicas, transparentes. Un cambio diferente es que los planes de medios de la Junta sean transparentes, sean objetivos, independientes, acabar con el clientelismo. Cambiar el clientelismo del PSOE por el clientelismo del PP no es un cambio.

P.- Es que lo que hay ahora es PP y PSOE.
R.- Por eso estamos nosotros aquí, porque lo que hay ahora es PP y PSOE y nosotros creemos que ninguna de las dos cosas son el cambio. Y vamos a garantizar que eso sea así.

P.- ¿O sea que no está predestinado Cs a pactar con nadie, como parece interpretar el PP que ha dicho que votar a Cs es votar al PSOE?
R.- El PP dijo hace tres días que no había que pactar con Sánchez, hace dos días nos dice que pactemos nosotros con Sánchez. Las desesperaciones del PP nosotros no las comentamos. Su situación de desesperación la tienen que comentar ellos. No estamos predestinados a nada más que a asegurar que haya un cambio real.

P.- ¿Defiende que tiene que gobernar la lista más votada o eso es ya son cosas del pasado?
R.- Yo nunca he defendido eso. Esto es un sistema parlamentario y en los sistemas parlamentarios tiene que gobernar aquel que alcanza una mayoría suficiente y estable. Hay gente que defiende que tiene que gobernar la lista más votada, se presenta a unas primarias, queda segundo y acaba gobernando él. Las incoherencias del PP son tan reiteradas y tan repetidas que no merecen la pena ser comentadas.

P.- Seguimos hablando de pactos porque, por primera vez, va a ser muy importante el día después, aunque el de las elecciones sea el más importante. ¿Se va a poner encima de la mesa no sólo el Gobierno de Castilla y León, sino muchas más cosas a la hora de pactar?
R.- No. Nosotros no vamos a poner nada más que las reformas necesarias para el Gobierno de Castilla y León. Nosotros no vamos a cambiar alcaldías y diputaciones por la Junta. No lo hemos hecho nunca. No lo hemos hecho antes y no lo vamos a hacer ahora, no está en la estrategia del partido. La ejecutiva ha sido clara a ese respecto, no se cambian cromos, no es nuestra manera de entender las cosas.

P.- Cs, por la experiencia demoscópica, aparece como imprescindible para cualquier gobierno en Castilla y León, ¿se han dirigido a ustedes el PP o el PSOE, Mañueco o Tudanca?
R.- Sólo a través de los medios. Y hasta Guarido. Ya lo dije, nos hemos convertido en la novia de estas elecciones. Lo que quiere decir es que la gente confía en que encabecemos ese cambio y no vamos a hacer ningún otro ofrecimiento que el que hacemos a los ciudadanos de asegurarles que habrá un cambio, si Ciudadanos tiene una mayoría suficiente.

P.- ¿Cualquier tipo de pacto postelectoral pasa porque Cs entre en el Gobierno?
R.- El pacto pasa primero porque Cs gane las elecciones porque Ciudadanos es la garantía del cambio. Y el cambio es tan importante que o aseguramos el cambio o no entraremos en ningún gobierno. Pero el asunto no es si entramos en algún gobierno o no, sino si hay cambio o no. Si hay cambio, nosotros lo lideraremos, si no hay cambio no entraremos en el Gobierno. Y los ciudadanos tienen que saber que todos los votos que van a Cs son garantía de cambio.

P.- En cualquier caso, por lo que se ha visto, los pactos se van a regir desde Madrid.
R.- Esto siempre ha sido así en el partido. En Ciudadanos, la ejecutiva decide los pactos uno a uno. Eso no quiere decir que lo decide sin el convencimiento, el consentimiento del partido a nivel regional, que es quien conoce la situación, las negociaciones y los acuerdos a los que se puedan llegar. La ejecutiva tomará las decisiones de acuerdo a la situación en Castilla y León, al resultado de las elecciones y al posicionamiento de quienes somos los candidatos.

P.- ¿Y cómo encajaría en Madrid ese no de Rivera al PSOE de Sánchez con un posible sí de Igea a Tudanca, que al fin y al cabo también es de ese PSOE de Sánchez?
R.- Primero, nosotros no hemos dicho que sí.

P.- Por eso hablamos de un posible.
R.- Las posibilidades son posibilidades pero yo me voy a remitir a lo que hemos dicho. Y lo que ha dicho mi presidente es que nosotros estamos dispuestos a ver si alguien en el Partido Socialista levanta el dedo en favor de la igualdad y en contra de la política del sanchismo, que si tiene una cosa mala para Ciudadanos es que apuesta por la desigualdad, por el supremacismo, apuesta por aquellos que creen que nacer al norte del Ebro te da unos derechos distintos a los que tenemos los castellanos y leoneses. Apostar por la igualdad es que tus diputados van a votar a favor de una Ebau única, comprometerse a que tus diputados y tus senadores no van a favorecer una financiación autonómica que perjudique la igualdad o que favorezca situaciones de desigualdad fiscal o de trato diferenciado entre funcionarios, cuando se trasladan de un sitio a otro del Estado, por cuestiones de lengua o de privilegio autonómico. Todas esas medidas y unas cuantas más, junto a las medidas de regeneración y reforma de la Administración, que creemos esenciales. Si el PSOE de Tudanca es capaz de manifestarse de manera tan independiente como el de Iceta pero en sentido contrario, si es capaz de defender la unidad de la nación, que nunca votará un acuerdo con un relator, naturalmente que podemos hablar. Pero lo que tenemos ahora es el silencio.

P.- ¿En esa idea de cambio descartaría un pacto a la andaluza con Vox y PP?
R.- El pacto a la andaluza no incluye a Vox.

P.- En el pacto para investidura, sí.
R.- Ciudadanos no ha firmado ningún pacto con Vox ni lo firmará.

P.- En Andalucía sin Vox no habría habido investidura de cambio.
R.- Ciudadanos no ha firmado ningún pacto con Vox y no lo firmará.

P.- ¿Y con Podemos?
R.- Tampoco ha firmado un pacto con Podemos y no tenemos previsto firmar un pacto con Podemos.

P.- ¿Ese lenguaje de cambio de Andalucía no es trasladable aquí? En Andalucía, 40 años del PSOE; en Castilla y León, más de 30 del PP.
R.- Ese lenguaje de cambio sí es trasladable.

P.- ¿Y cree entonces que los ciudadanos entenderían que permitieran gobernar al PP?
R.- Entiendo que los ciudadanos no quieren que las cosas continúen igual, por tanto tenemos que ofrecerles que haya un cambio real. Y el cambio real no es solamente quién encabeza un gobierno, sino cuál es su programa y cuáles son sus medidas concretas. Los ciudadanos tiene que tener la absoluta tranquilidad de que cada voto que vaya a Ciudadanos es un voto para el cambio real porque sino puede darse la situación de que tengan que gobernar el PSOE y el PP juntos, eso será su problema. Si no hay un cambio real, pues verán si los partidos tradicionales quieren alternarse, esa será su decisión pero la de Ciudadanos, y es firme, es que en esta Comunidad habrá cambio y habrá más cambio cuanto más votos tenga Ciudadanos.

P.- Habla de regeneración, una de las medidas que ha capitalizado el mandato es la supresión de aforamientos. Cs no fue capaz de aprobar la eliminación que pedía el PSOE para desatascarla.
R.- Cs hizo una propuesta de supresión de aforamientos, que se votó, y no hubo otra propuesta que consiguiera una mayoría suficiente. Podíamos haber no hecho nada o lo que hicimos. Creemos que en política es mejor avanzar.

P.- ¿Defiende la supresión de aforamientos para todos los rangos?
R.- Total. Creo que todos los ciudadanos deben de ser iguales ante la ley. Es lo que creo yo y mi partido. Lo que no quiere decir que nosotros, en ese camino, tengamos que ir de cero a cien. La política tiene que ser útil, lo que es inútil no es política, queda bien, es simbólico, es la manera que entienden los populistas de hacer política, lo entiende Podemos, lo entiende Vox igual que es populismo puro. Eso no es política.

P.- ¿Cómo se pueden conjugar dos partidos uno que quiere subir impuestos, hablamos ahora del PSOE, con Cs que defiende bajarlos?
R.- El objetivo de todos es aumentar la recaudación para mantener el estado del bienestar y las prestaciones. Algunos entienden que para aumentar la recaudación el único camino es subir los impuestos. Nosotros creemos que el camino más sensato es incrementar la actividad, el crecimiento y la población activa.

P.- ¿Es un escollo insalvable?
R.- Lo que es un escollo insalvable es pretender frenar el crecimiento. Creemos que en la política de impuestos una obligación es igualar la presión fiscal para que nuestras empresas y nuestros trabajadores estén en igualdad de condiciones. Para eso creemos que es muy importante acabar con el impuesto de Sucesiones y el de Patrimonio. No puede ser que la presión fiscal de nuestras empresas en Castilla y León sea cuatro, cinco veces mayor que la de Madrid porque eso hace que se fuguen.

P.- ¿Y cómo se recauda lo que se pierde al quitar el impuesto de Sucesiones para mantener la Política Social, Educación, Sanidad?
R.- Es una de las cosas en las que estamos convencidos que favorece el crecimiento. Cuando uno tiene que transmitir una empresa o una explotación agraria a su hijo, si lo hace cuando tiene 60-65 años las posibilidades de que esta empresa dé un empujón y crezca son menores que cuando lo puede hacer a los 40 o 45.

P.- Uno de los grandes retos y de las grandes lacras son los desequilibrios. Hablamos de dos aspectos como el paro y la Sanidad, donde según te despiertes en una provincia u otra tienes el triple de tasa de paro o esperar 30 o 100 días para ser operado. ¿Cómo se corrigen esos desequilibrios si no es con planes?
R.- Estamos de acuerdo en que no tiene que haber diferencias entre los ciudadanos. ¿Cómo acabamos con las diferencias? Dándoles libertad de elección de hospital, primero dentro de la provincia, después en la Comunidad de tal manera que puedan elegir. Eso hará que las listas de espera se igualen de manera progresiva.

P.- Pero eso no iguala.
R.- Cómo que no. Tiene la misma lista de espera en toda la Comunidad, fíjese si iguala.

P.- Si alguien tiene que operarse y tiene que irse, por ejemplo, de Ponferrada a Ávila eso supone unos gastos para los familiares.
R.- Sí y tendremos que ver cómo cubrimos esos desplazamientos y esos gastos. Si conseguimos hacer transparentes los resultados de eficiencia, de calidad, de rendimiento, de lista de espera real de todos estos centros y los hacemos transparentes y dejamos a la gente elegir conseguiremos incentivar la mejora del rendimiento de aquellos que tienen peores resultados y, segundo, disminuir las listas de espera. Prometer edificios o ladrillos no cambia la lista de espera, tampoco cambia la calidad. Eso en la lista de espera. Por lo que respecta a que hay provincias que tienen situaciones desiguales. Por ejemplo, Zamora probablemente dentro de las provincias vive una situación más preocupante, mucha despoblación y un índice de paro muy alto. Tendríamos que hacer cosas concretas allí. Pero eso también forma parte de las políticas de desarrollo y crecimiento que hay que cambiar.

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria