Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

UN HOMBRE | UN ÓRGANO

Francis Chapelet: «Hay muchas partituras escondidas en las catedrales que tienen que salir a la luz»

JAVIER PÉREZ ANDRÉS
20/03/2017

 

Francis Chapelet es una de las figuras más importantes del órgano ibérico del último medio siglo. Nacido en París, con raíces argelinas y marino por vocación, ha dedicado casi toda su vida al estudio y recuperación de los órganos en la Península Ibérica. Abarca de Campos, donde se encuentra la Fundación que lleva su nombre, ha defendido su candidatura para los próximos Premios Princesa de Asturias.

Pregunta.- ¿Cómo fue que un catedrático de Órgano del Conservatorio Nacional de Burdeos quisiera tener una casa en Abarca de Campos?

Respuesta.- Porque España era mi destino preferido en vacaciones, especialmente Castilla y León.

P.- ¿Cuándo aterrizó en la Tierra de Campos palentina?

R.- En el año 73. En Paredes de Nava tenían un órgano muy grande y conocí a un cura dispuesto a ponerlo en marcha.

P.- ¿Qué fue lo más que más le sorprendió de los terracampinos?

R.- Su carácter, y la fuerza de las amistades. También el paisaje ‘desértico’ y, por supuesto, su patrimonio artístico.

P.- ¿Cómo se trata el patrimonio organista en Francia?

R.- Está bastante protegido gracias a una Comisión de los Órganos Históricos, que depende del Ministerio de Cultura. Sus expertos examinan las piezas y hacen planes de restauración.

P.- En 1978 crea la Academia Internacional del Órgano en Tierra de Campos, en Palencia. Tendrá trilladas todas las iglesias…

R.- Empezamos con cuatro órganos, dos de Paredes de Nava y dos de Fuentes de Nava, que se pusieron en funcionamiento en aquella época. La cifra aumentaba cada año. Pronto se sumaron Frechilla, Abarca, Autilla, Castromocho y Ampudia.

P.- ¿Quedan muchos órganos por recuperar?

R.- Muchísimos, sobre todo en Palencia, Burgos y Valladolid, donde más densidad hay. En Palencia había cien cuando hicimos el inventario. Algunos no se pueden recuperar, otros están destruidos y otros esperan su restauración.

P.- Deme tres razones por las que tenemos que restaurar y hacer sonar un órgano en la iglesia de un pueblo.

R.- Además de ser un plus en una ceremonia religiosa, el órgano hace revivir la historia de ese pueblo. Es un adorno vivo, mientras que un retablo es un adorno muerto. Y el pueblo se enorgullece con cosas como estas.

P.- ¿Sabe de tres organistas que actualmente ejerzan en Tierra de Campos?

R.- Ana Aguado; Félix, el pastor de Autillo; y Álvaro, el organista que toca en Villaumbrales.

P.- Con quien se lleva mejor, ¿con el alcalde, con el cura o con Patrimonio?

R.- Con el alcalde y el cura. Nunca he tenido relación con la Dirección General de Patrimonio, y ya lo siento.

P.- ¿Por qué se restaura primero una escultura o un retablo, antes que un órgano?

R.- Quizás por falta de organistas. Hay que reconocer que la Fundación del Patrimonio de Castilla y León ha restaurado unos cuantos muy emblemáticos en Castilla y León e incluso había un técnico que orientaba sobre las restauraciones. Un buen ejemplo de su trabajo fue lo que hicieron en el órgano de la Epístola de la Catedral de Segovia.

P.- ¿Por qué Tierra de Campos es el epicentro del órgano ibérico?

R.- Por la densidad de instrumentos.

P.- ¿Todos los órganos son iguales?

R.- Todos son distintos, en tamaño, armonización, composición de juegos…

P.- ¿La música del órgano es solo para los que entran en la iglesia?

R.- No, la música del órgano es para todos, no solo para los que van a misa. No obstante, también hay músicas profanas.

P.- ¿Prefiere restaurar o interpretar?

R.- Restaurar no es mi oficio, prefiero interpretar.

P.- ¿Qué es lo más difícil de su trabajo?

R.- Afinar. Acabo de hacer un trabajo en la iglesia de Santa María de Fuentes de Nava, donde el órgano se había quedado mudo por exceso de polvo y cascotes. Estuve afinándolo durante diez días.

P.- ¿Y lo que más le emociona?

R.- Una buena interpretación o escuchar una acústica maravillosa. Pero también contemplar un paisaje hermoso, un huracán sobre el mar, un volcán o una ciudad tan perfecta como París desde lo alto de la Torre Eiffel.

P.- Como ‘cirujano’ del órgano ibérico, ¿algún paciente se le ha quedado en el quirófano?

R.- Entre Ampudia y Santoyo, los mejores órganos están salvados, pero en el resto de España, hay piezas en una situación delicada. Por ejemplo, el órgano de Covarrubias lleva 50 años en la sala de espera.

P.- ¿Todavía quedan tesoros escondidos?

R.- Muchísimos, como el de Covarrubias. Este fue el primer órgano antiguo que conocí en España. Desde hace muchos años luchamos para que Patrimonio se interese en salvar, de una vez, esta pieza. No entiendo por qué las autoridades no hacen nada.

P.- ¿Castilla y León ha recuperado la cultura del órgano?

R.- Está en el buen camino.

P.- Usted parece un hombre del Renacimiento, ¿no se siente a veces un poco desubicado?

R.- Nunca. Estoy totalmente sumergido en el mundo moderno. Me apasiona.

P.- ¿Hemos perdido parte de nuestra cultura musical?

R.- No, pero en relación a la música antigua, hay muchas partituras escondidas en los archivos de las catedrales que tienen que salir a la luz. Se necesita tiempo y gentes apasionadas para salvar, restaurar e interpretar.

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Diario de Soria