Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

La falta de cabinas de pintura impide trasladar los talleres de Renfe a fin de año

El presidente de Adif aseguró hace una semana que en diciembre estaría completado / CCOO afea el cálculo de Bravo y afirma que «en el mejor de los casos» será en la primavera

AITOR FERRERO
24/07/2017

 

Nuevo retraso en los talleres de Renfe provocado por la demora en la entrega de las cabinas de pintura debido a la situación concursal de la proveedora. Apenas unos días después de que el presidente de Adif, Juan Bravo, asegurase que la mudanza ya estaría concluida en diciembre, desde Comisiones Obreras (CCOO) denuncian que, «en el mejor de los casos, podría comenzar en la primavera del próximo año», lo que desembocaría en que las nuevas instalaciones del páramo de San Isidro no estarían operativas hasta el verano de 2018.

Así lo expresó a este diario Virgilio Herrera, delegado de acción sindical de CCOO en Renfe, que participó en un encuentro con el gerente de la empresa tras el que la organización social constató que, pese a las promesas de Bravo de que, a finales de año, la actividad podría desarrollarse ya en el nuevo complejo, la realidad es otra.

De firmarse en septiembre el nuevo convenio de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad, tal y como está previsto, y desembolsar los 16 millones de euros del préstamo suscrito entre las tres administraciones implicadas –el Ayuntamiento, la Junta y el Ministerio de Fomento a través de Adif y Renfe– para hacer frente a los gastos que faltan por abonar, relativos a maquinaria y a deudas pendientes con proveedores, el traslado comenzaría a inicios de primavera de 2018. Eso, si todo va como debería ir, algo que está en el aire después de los casi diez aplazamientos que ha experimentado la mudanza desde 2014.

SIN AVANCES

La fecha dada hace apenas una semana por el presidente de Adif ya hacía aguas al ser la misma que ofreció en febrero. Desde entonces, cuando los socios acordaron dar carpetazo al soterramiento y optar por la construcción de túneles y pasarelas que cruzasen la vía –con el consiguiente cambio del convenio fundacional, cuyo propósito, enterrar las vías, ya estaba descartado–, «no se ha dado ni un paso» para efectuar el traslado, según expresó Herrera, que cargó contra los socios de Alta Velocidad y aseguró que «mientras los políticos van por un lado, la realidad va por otro».

El principal problema que demora el cambio desde los actuales talleres, situados en el Paseo de Farnesio y con numerosas deficiencias al tener más de un siglo de antigüedad, a los nuevos en el páramo de San Isidro, vendidos por el propio Consistorio y el Ministerio de Fomento como «los más modernos de Europa», radica en las cabinas de pintura, cuya empresa suministradora, ITK, se encuentra en concurso de acreedores. Al estar la situación judicializada, lo que ralentiza de manera indefinida el proceso, desde Renfe han buscado alternativas que no parecen prosperar del todo.
Si bien se sopesó volver a sacar a concurso las cabinas de pintura –algo que habría postergado todavía más la mudanza–, la solución por la que la empresa ferroviaria ha terminado optando ha sido instalar una infraestructura provisional que haga las veces de cabina hasta que el procedimiento concursal finalice. Aunque esta solución estaba sobre la mesa desde febrero,Herrera explicó a este diario que no se ha podido llevar todavía a cabo debido a la falta de autorización por parte del administrador concursal.

La ausencia de las cabinas es el principal obstáculo que impide trasladar los talleres –algo «crucial», en palabras del delegado de CCOO–, pero no el único. La falta de algunos lotes de maquinaria, como los elevadores, es otro de los escollos que quedan por salvar para poder iniciar la actividad en San Isidro, así como la preparación del almacén para cumplir la normativa contra incendios, dos aspectos que el representante sindical aseguró que «podrían solucionarse operando una vez allí» pero para los que hace falta que cada socio aporte los cuatro millones de euros que le corresponde para ultimar todos los flecos.

TÚNEL DE ATOCHA

Además de estos problemas de signo interno, también existen otros relacionados con las dificultades para que los trenes puedan llegar a las nuevas instalaciones. El principal sería la culminación del túnel de siete kilómetros que une las estaciones madrileñas de Chamartín y Atocha y que haría posible que los trenes de alta velocidad procedentes del este y el sur de la Península pudiesen repararse en Valladolid, ya que, en la actualidad, las vías que conectan ambas estaciones sólo están preparadas para ferrocarriles de media distancia, lo que también ralentiza en una hora los viajes de pasajeros.

Desde Adif prevén que está obra, postergada desde 2014, se concluya en la misma fecha en la que se inicie el traslado de los talleres. De tener lugar la mudanza antes de que el túnel estuviese terminado, los trenes de alta velocidad podrían llegar hasta Valladolid remolcados, lo que dilataría el tiempo y el coste de la reparación que, con toda probabilidad, se efectuaría en los talleres de La Sagra, en Toledo, donde ha ido gran parte de la carga de trabajo que las instalaciones vallisoletanas han perdido por los constantes retrasos.

Otras de las obras necesarias para que los trenes lleguen sería la culminación de la variante de mercancías, una vía férrea que discurre paralela a la Ronda Exterior Sur –parte de los raíles están ya colocados desde la etapa de Javier León de la Riva– y que también evitará que los ferrocarriles con cualquier tipo de carga pasen por el centro de la ciudad. En este caso, sólo Adif correrá con los gastos de la obra, que comenzará en otoño y para la que se destinarán 87 millones de euros con un plazo de ejecución de dos años.

También existe un problema administrativo en cuanto a la propiedad de los terrenos. A pesar de que, al tratarse de aspectos burocráticos, la solución sería más fácil, el representante de CCOO reclamó a la Sociedad que «se ponga a trabajar en ello, porque lo que no se empieza, no se termina». Y, siempre, «en el mejor de los casos», según el sindicato.

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria