Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Los expertos alertan del grave deterioro del patrimonio ferroviario

Denuncian la falta de techumbre para proteger el depósito de locomotoras, único en España / Tras ‘caer’ el Plan Rogers, Asvafer teme por el taller donde recuperan una locomotora de vapor

Miguel A. Vergaz
09/12/2015

 

Los expertos en el patrimonio relacionado con el ferrocarril en Valladolid dan la voz de alarma. La caída en desgracia del Plan Rogers tiene como víctima colateral la rehabilitación, conservación y reutilización de vestigios de la historia del siglo XX de Valladolid. Sin los beneficios de la operación de soterramiento y urbanización diseñada por el afamado arquitecto italobritánico, su rescate vuelve a ser incierto. Entre los damnificados existen emblemas como el depósito de locomotoras, pieza única en España y muy rara en Europa.

Uno de los ejemplos del deterioro de este patrimonio industrial ligado a Adif quedó en evidencia esta semana. El Servicio de Legalidad Urbanística del Ayuntamiento de Valladolid abrió expediente a Adif ante el estado de ruina inminente del conocido de taller de aprendices.

Esta nave, que linda con la Avenida Segovia, tiene unos 1.000 metros cuadrados que son otros tantos de historia. Alzado a comienzos del siglo pasado, primero se utilizó en la confección y reparación de toldos para los vagones cerrados de la época. En la Guerra Civil fue el lugar donde técnicos italianos construyeron material bélico y, acabada la contienda, pasó a ser el taller de los aprendices de Renfe hasta 1979. Luego, se convirtió en un caserón olvidado.

De su techo, sin embargo, colgaba un elemento de valía que aparecía como un bien a conservar en el Plan Rogers: unas cerchas de madera que sujetaban toda la estructura del edificio y lograban una superficie despejada.

En una inspección realizada por los técnicos de Urbanismo el pasado 29 de octubre, éstos constataron que «la parte posterior del edificio está hundida» y algunas cerchas, destruidas.
Los técnicos advierten de que «este hundimiento puede provocar el arrastre del resto de la estructura que aún queda en pie», por lo que invocan el artículo 328 del Reglamento de Urbanismo, que habilita a actuar al Ayuntamiento, para, posteriormente, reclamar las costas por vía ejecutiva a Adif, además de las sanciones a las que hubiera lugar. Unas cifras que no quiso aventurar el concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, para quien, en todo caso, «no ha habido mucho interés para mantenerlo en pie».

De hecho, el estudioso de la historia del ferrocarril Luis Santos y Ganjes ya denunció en el número 26 de la revista de Asvafer (Asociación Vallisoletana de Amigos de Ferrocarril) el lamentable estado del edificio y su techumbre y la «vergüenza» que suponía su riesgo de derrumbe. Corría el año 1993. Aguantó hasta la ciclogénesis del pasado septiembre.

Hoy en día, otro estudioso del patrimonio histórico del ferrocarril, el profesor de la Escuela de Arquitectura de Valladolid José Luis Lalana Soto es mucho más taxativo: «La sensibilidad de Renfe y Adif para con estos documentos de la vida industrial ha sido nula».

Y señala la situación actual del depósito de locomotoras, la joya de la corona del patrimonio ferroviario de Valladolid, ya que le distingue del resto de España y, según Lalana, de buena parte de Europa.

Hace poco el profesor puso en conocimiento de unos sorprendidos especialistas franceses la existencia de este testimonio patrimonial del ingeniero galo Théophile Luc Ricor que, en 1853, diseñó por vez primera una disposición en herradura en vez de circular en previsión de posibles ampliaciones de un taller que debía servir a toda España y que se llevaron a efecto. Funcionó hasta que ocurrió algo que Luc Ricor no pudo prever: la desaparición de la locomotora de vapor. «En junio de este año, Adif retiró el tejado de uralita para evitar los riesgos del amianto. Pero no lo han vuelto a cubrir. Sin más. Estamos hablando se siglo y medio de historia. Es triste ver en este estado lo que en otras ciudades de Europa sería motivo de orgullo».

Pero en Asvafer, además, reclaman que esa exposición a la intemperie «no debe permanecer en el tiempo» si no se quiere asistir a un derrumbe como el del taller de aprendices, afirma Eugenio Moreno, presidente de esta asociación vallisoletana y recientemente nombrado presidente la Agrupación de Ferrocariles Históricos Españoles.

Asvafer, que tiene su sede en la antigua Estación de La Esperanza, ha recuperado 26 vehículos históricos del ferrocarril y ve con «mucha inquietud» el futuro de la reconstrucción de la locomotora de vapor JOP número 9. Una operación clave para trasmitir los conocimientos de esa maquinaria, que conserva los más veteranos operarios y que ahora se lleva cabo en un viejo taller cercano al depósito de locomotoras que realiza en precario, «ya que Adif, si quisiera, podría cerrar el taller cualquier momento».

Para eso ruega que el Ayuntamiento y la operadora de ferrocarriles lleguen a un acuerdo para cederles la histórica nave de Montaje 1, cuando los talleres de Farnesio acaben su traslado a San Isidro.

«Cuidaremos de ella para que no se deteriore, tendremos un lugar de trabajo y lo abriremos a la ciudad al menos los días festivos sin cobrar nada», ofrece Moreno.

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Diario de Soria