Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Escapa, el último gran intelectual de la prensa de Castilla y León

Muere el escritor y columnista de EL MUNDO DE CASTILLA Y LEÓN Ernesto Escapa, que descubrió a los lectores en su extensa obra las señas de identidad sociales, culturales y políticas de la Comunidad

PABLO R. LAGO /MARÍA R. MAYOR VALLADOLID
19/10/2019

 

Es el luto que no cesa en el periodismo de Castilla y León. El escritor, periodista, editor y animador cultural Ernesto Escapa (Carrocera, León, 1954) falleció anoche en Valladolid a consecuencia de un cáncer que se lo llevó por sorpresa en poco más de un mes. Desaparece así el último gran intelectual de la Comunidad, por la que apostó desde sus comienzos y que llegó a conocer palmo a palmo como nadie.
La muerte de Escapa se produce dos días después del fallecimiento del que fuera delegado de Diario de León en el Bierzo, Juan Carlos Franco.

Escapa deja un hueco inmenso en el mundo periodístico de Castilla y León. Un hueco de enorme afecto, el que su humanidad y sencillez siempre le granjeó, y de admiración por su profesionalidad y rigor ante todos los retos que afrontaba.

De vocación temprana, colaboró con prestigiosos medios nacionales y prosiguió después su trabajo de divulgación y análisis de la realidad centrado en Castilla y León, no solo en este periódico, sino también en otros medios como Diario de León o RTVCYL, donde fue un imprescindible colaborador en los últimos diez años. El periodismo fue una de las múltiples vertientes intelectuales de este leonés afincado en Valladolid, que pasó de puntillas por la política, impulsó y dirigió la editorial Ámbito y exploró el mundo de la novela y de la crítica literaria.

Su último gran trabajo, la obra El siglo de Delibes, escrita y editada para EL MUNDO DE CASTILLA Y LEÓN, se presentó hace poco más de un mes, coincidiendo con las fiestas de Valladolid y como primer impulso al centenario del nacimiento del autor de Los santos inocentes, que se cumple el próximo año. Precisamente Escapa tuvo que ausentarse de la presentación a última hora por un ingreso hospitalario inesperado. Esa fiera terrible que es el cáncer le acechaba agazapado sin nadie saberlo.

Él estaba orgulloso de ese libro que antes se recogió en entregas durante un año en el periódico al que Escapa siempre estuvo ligado, desde que naciera en sus ediciones de Castilla y León hace casi tres décadas. En la actualidad, estaba inmerso en una segunda obra, El siglo de Umbral, cuyas entregas llevaban varios meses y que sólo la enfermedad le obligó a suspender en septiembre.

En EL MUNDO DE CASTILLA Y LEÓN, además de El siglo de Umbral, ofrecía magníficas crónicas salidas de su ingenio y extensísimo conocimiento de la realidad social y la pasada y reciente historia política y cultural de Castilla y León. A su saber enciclopédico unía una privilegiada memoria, dos aspectos que combinaba con destreza en sus trabajos.

Ese extenso conocimiento de la Comunidad quedó plasmado en sus reportajes en La Posada y en las numerosas publicaciones vinculadas al suplemento de este periódico. Suyas son, entre otras, La Guía del Duero/Douro (2005), La primavera de Antonio Machado (2007), sobre la estancia del poeta en Soria y Segovia;Grandes monasterios (2008), o Corazón de roble. Viaje por el Duero desde Urbión a Oporto (2008). Su serie de reportajes sobre el Camino de Santiago le hizo acreedor del Premio de Periodismo de la Fundación Patrimonio en 2004.

Además, Escapa escribía en todas las ediciones de este diario sendas columnas el jueves y el domingo, junto con unas afiladas, certeras y afinadas crónicas parlamentarias, los días después de cada pleno de las Cortes de Castilla y León, cuya actividad nunca dejó de seguir.

Es otra clara evidencia de la inmensidad del hueco que deja en el periodismo de la región el más avezado y sólido de sus intelectuales. Un periodismo que Ernesto Escapa empezó a ejercer desde joven y que no abandonó hasta sus últimos días, pero que combinó con la literatura y la promoción cultural, la edición y la crítica literaria.

En sus años universitarios, se estrenó en la novela, un territorio en el fue reconocido por Huida a tres por cuatro con el premio nacional literario ANUE (Asociación Nacional de Estudiantes Universitarios) y, en 1973, con el Premio Nacional de Novela Universitaria, por Legado de sombras.

También empezó muy joven en el campo del periodismo, especialmente el cultural, con colaboraciones en los diarios nacionales Informaciones, Pueblo y El País, así como en las revistas Triunfo, Reseña, Índice, Mundo Joven y La Estafeta Literaria. En pleno comienzo de la etapa democrática, formó parte el equipo que elaboró el volumen La cultura española durante el franquismo (Bilbao, 1977).

Comprometido con la transformación política del país y de Castilla y León, Escapa formó parte del equipo socialista del primer Gobierno autonómico que lideró Demetrio Madrid, como jefe de Gabinete de la Consejería de Educación y Cultura. Este leonés de corazón y vallisoletano de adopción fue un convencido partidario de Castilla y León como Comunidad. Fiel a la cita del 23 de abril en Villalar de los Comuneros y partidario de cualquier iniciativa que sirviera para crear sentimiento autonómico, su gran proyecto tras su paso por la Junta de Castilla y León fue la editorial Ámbito, que se convirtió en un referente imprescindible durante dos décadas en el panorama periodístico y cultural de Castilla y León.

Entre 1988 y 2006, Ernesto Escapa dirigió la editorial, dedicada a divulgar temas relacionados con la Comunidad. Entre la extensa bibliografía de este periodo aparece la Guía espiritual de Castilla, de José Jiménez Lozano; Tierra mal bautizada, de Jesús Torbado; Relato de Babia, del también leonés Luis Mateo Díez, o En defensa de la historia, una de las numerosas obras del prestigioso medievalista y presidente de la editorial Julio Valdeón Baruque. Fruto de este intenso trabajo, Ámbito recibió en 1988 el premio Castilla y León de las Ciencias Sociales y Humanidades.

A esta labor se sumó, en una época en que Google y las nuevas tecnologías todavía estaban en germen, el Anuario de Castilla y León, editado entre 1989 y 2003, que fue elemento de consulta obligada para conocer los principales acontecimientos políticos, sociales, económicos y culturales de la Comunidad.

Su espíritu inquieto y su vasta cultura llevó a Escapa a participar en otras áreas, como la crítica literaria –en dos ocasiones fue jurado de los premios nacionales de la Crítica–, o las actividades de la Fundación Siglo y la Fundación Villalar –dependientes de la Junta de Castilla y León y del Parlamento autonómico, respectivamente–.

Con Ernesto Escapa se va el último intelectual de la prensa de Castilla y León. No hay sustituto para él. Porque nadie está a su altura intelectual y humana. Escapa era a EL MUNDO DE CASTILLA Y LEÓN lo que Umbral fue a EL MUNDO. No era un cronista. No era un escritor. No era un periodista. No era un crítico. No era un analista. No era un historiador. O al menos no era sólo cada uno de esas cosas por separado. Escapa era un compendio de todos esos oficios intelectuales, que amó, abrazó y ejerció con sincera y comprometida profesionalidad.

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria