Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

«En España el arte no se valora igual que otras disciplinas»

La ilustradora Alba González Cantalapiedra está inmersa en un proyecto colaborativo con los actores Dani Rovira y Clara Lago y también ha trabajado con ‘El hombre de negro’

LUCÍA ROALES / VALLADOLID
08/01/2019

 

Con tan solo 22 años esta joven vallisoletana ya ha trabajado con el hombre de negro y en un proyecto colaborativo de los actores Dani Rovira y Clara Lago, entre otros importantes proyectos.

Alba González Cantalapiedra tuvo claro desde que era niña que quería dedicarse al mundo artístico, «todos los niños dibujamos desde pequeños y en algún momento lo dejamos. Yo nunca lo dejé», comenta. Estudió el bachillerato de esa modalidad y posteriormente se graduó en Diseño Gráfico por la Escuela Superior de Diseño de Valladolid. «He crecido rodeada de ordenadores porque mi padre es programador», añade. «La gente piensa que el diseño es dibujar y no tiene absolutamente nada que ver. El dibujo es una herramienta en diseño», subraya Alba.

La vallisoletana está actualmente afincada en Galicia «por amor» y todos los meses acude mínimo una vez a Madrid por motivos de trabajo, «también voy por ejemplo a ver alguna exposición que me interese», explica. En tercero de carrera se fue a la capital a realizar unas prácticas en McCANN, una importante agencia de publicidad que realizó el anuncio de Campofrío de estas navidades, entre muchos otros conocidos. «Mi lugar no estaba en la publicidad, por eso a los seis meses volví a Valladolid. Aquí tengo a mi gente, pero a nivel artístico y cultural no hay nada y no se mueve nada», critica la ilustradora. Alba asegura que en su cabeza está presente dejar Galicia en algún momento de su vida, «ya que no me ofrece las oportunidades que hay en Barcelona, Madrid y Valencia».

Esta diseñadora gráfica es autónoma, «y eso significa, por lo menos lo que conozco hasta ahora, ser multidisciplinar y multitarea», asegura. Comenta que actualmente no se puede permitir vivir de dibujar lo que ella quiera, y que su trabajo ahora mismo se centra en encargos de particulares y los pedidos de su tienda online (a la que se puede acceder escribiendo en el buscador de www.etsy.com albaricoqueAGC). En 2018 trabajó con ‘El hombre de negro’, ilustró el segundo libro de Miguel Gane titulado ‘Ahora que ya bailas’ y está inmersa en un proyecto colaborativo de Dani Rovira y Clara Lago. Estos dos actores han publicado un libro solidario, de relatos y poemas, perteneciente a su fundación Ochotumbao, cuyos beneficios se destinan a Rainfer, una fundación que lucha por mejorar la calidad de vida de los primates que rescatan en su centro de rehabilitación.

Alba considera que el arte en España no se valora igual que en el extranjero, «por eso a veces te ves obligada a poner más caro un producto porque tienes que declarar», explica. Define como «una locura» el ser autónomo, y recomienda a aquellos que estén pensando en convertirse en sus propios jefes que se organicen. «Lo mejor es fijar una rutina y seguirla, no vale un día levantarse a las 10 y otro a las 12. Eres tu propio jefe y sabes cómo vas a organizar tu tiempo», explica.

El 2018 ha sido un buen año para esta joven diseñadora gráfica, y uno de los proyectos en los que más tiempo ha invertido y que más ha disfrutado ha sido su trabajo de fin de carrera. Se trata de una baraja francesa que ha creado ella con los personajes de la serie ‘Juego de Tronos’. «Me llamó la atención un artículo que hablaba del «vacío existencial» que te ocurre cuando terminas un contenido que te ha llenado durante mucho tiempo. La anedonia es la incapacidad de volver a sentir el mismo placer con otra cosa, por eso hice esta baraja. En diseño no puedes hacer algo «porque sea bonito» y precisamente por eso hice este trabajo. Se trata de un «kit de supervivencia» para que al acabar la serie tuvieras a tus personajes cerca».

Ella comenta que es un proyecto al que ha dedicado ocho meses, desde que se levantaba hasta que se acostaba, pero que a pesar de eso no es el que más rentabilidad económica le ha dado, ya que es complicado porque los derechos de imagen pertenecen a la plataforma HBO.

Asegura que la inspiración se puede encontrar en cualquier sitio. «Viajar me parece muy importante, porque te abre la mente, conoces estilos que nunca te habías planteado tocar, porque nunca antes los habías visto», declara.

«A raíz de que me diagnosticaran síndrome del ovario poliquístico hice las braguitas del ovario floriquístico. Fue algo que me pareció curioso compartir y que me sirvió de inspiración para diseñar una prenda de ropa interior femenina», explica.

Actualmente está inmersa en varios proyectos, como en el próximo libro de Daniel Ojeda Checa. De cara a un futuro cercano quiere profesionalizar la parte de customización de ropa y la propia tienda online, además le gustaría no depender demasiado de la gente, aunque en cierto modo lo considera lógico.

De cara a un futuro no tan cercano tiene más planes. Lo califica de «pequeña locura» y se trata de crear un espacio polivalente donde poder reunir un taller, la tienda, y todo lo que se le ocurra. Busca establecer un espacio creativo, ya que en Valladolid «no hay nada parecido».

INSTAGRAM

«Me parece una plataforma maravillosa porque siempre que aprendo algo nuevo lo comparto y aprendo un montón de otras personas», dice Alba sobre Instagram.

Asegura que las redes sociales le han dado mucha visibilidad en su trabajo, «hace 30 años no existía, pero es un arma de doble filo», opina. Habla sobre el plagio en Instagram. Al tratarse de una red social de fotografías, hay gente que ve algo que le gusta y lo comparte, sin dar crédito al autor de esa obra.
«Estoy completamente a favor de tener inspiración, de fijarse en otras personas, porque nada es original, todos tenemos referencias. Pero en Instagram te encuentras muchas veces con personas que sabían perfectamente que el trabajo tiene un autor y no ponen la firma, o incluso la borran. Creo que tiene que salir de nosotros la intencionalidad de decir: Este trabajo es de otra persona y si sé de quién es voy a reconocérselo», opina la ilustradora.

No sabe muy bien cómo podría combatirse ese plagio del que habla, pero asegura que si eso implica poner una marca de agua o una firma que arruine su trabajo no lo hará.

En su cuenta de Instagram roza los 60.000 seguidores, y a pesar de eso esta joven vallisoletana no se considera famosa. «Creo que es un público. No creo que se tenga que medir la capacidad o el valor del trabajo de una persona por sus seguidores, aunque puede tener algo que ver, porque si la gente te sigue es porque les gusta lo que haces».

Pero precisamente el tener un alto número de seguidores también puede provocar verse condicionado o cohibido. Sobre esto Alba comenta que más de una vez le ha pasado, porque pensaba en que mucha gente estaba mirando lo que hacía. Ahora tiene claro que hay que olvidarse de la gente, concebirla como espectadores y seguir «a tu rollo».

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria