Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

MARÍA SÁNCHEZ

«El PP no tiene el mismo talante con Toma la Palabra que con el PSOE»

Portavoz de Valladolid Toma la Palabra. Entraron en el equipo de gobierno en el último minuto. Tres meses después, María Sánchez considera que están donde estuvieron el anterior mandato y que si alguien ha cambiado no son ellos

F. MARTÍN VALLADOLID
22/09/2019

 

La portavoz de Valladolid Toma la Palabra en el Ayuntamiento, María Sánchez, sospecha que el PP centra la oposición en los tres concejales de esta formación mientras mantiene un buen entendimiento con el PSOE. Inflexible en su petición para rebajar los sueldos, esta medida, que se aprobará en el próximo pleno, será el primer encontronazo del mandato con sus socios de gobierno.

Pregunta.- Estuvieron a punto de quedarse fuera del gobierno del Ayuntamiento y la relación con el alcalde se tensó mucho. Tres meses después de constituirse la nueva corporación, ¿se sienten integrados en el equipo de gobierno?

Respuesta.- Siempre hemos tenido vocación de gobierno y así lo demostramos en el mandato anterior, avalados además por una amplia base social. Es cierto que hubo momentos de discrepancias, pero siempre hemos intentado aportar, aunque es lógico que dos formaciones políticas diferentes tengan discrepancias. Las palabras del alcalde fueron duras, pero el interés público está por encima de todo eso y ahora estamos aportando al conjunto en la medida de nuestras posibilidades.

P.- Pero preguntaba si se consideran ustedes integrados, si hay la misma relación que había en el anterior mandato o las cosas han cambiado.

R.- Hay cuestiones que han cambiado. Ahora hay más concejalías del PSOE y nosotros tenemos las mismas, pero es un gobierno más amplio y la ponderación de fuerzas ha cambiado. Pero tenemos la misma disposición e ilusión por trabajar y creo que así lo demostramos. Podemos habernos equivocado en cosas, pero creo que somos una formación muy activa y vamos a defender nuestro trabajo dentro del equipo de gobierno.

P.- ¿Y la relación con el alcalde es la misma, es accesible para ustedes o también esto ha cambiado?

R.- A nivel personal la relación es positiva más allá de las discrepancias, pero el gobierno es más grande y eso se nota. Antes había una relación más directa y eso ha cambiado. Ya saben que nosotros entendíamos que con los concejales que había eran suficientes. Si lo que se plantea es si cuando le llamamos al teléfono contesta, evidentemente, pero estamos en un gobierno más grande.

P.- Toma la Palabra es una formación política muy local, marca vallisoletana. ¿Limita estos sus posibilidades, están condenados a ser un apoyo del PSOE?

R.- Yo creo que no. Muchas plataformas municipalistas de nuestro corte han perdido alcaldías muy significativas y Madrid es un ejemplo claro o Zaragoza. Pero nosotros hemos resistido el envite y creo que ser una fuerza local no nos ha perjudicado. Estar tan pegados a la política local, hacer propuestas muy pegadas al terreno y ser accesibles ha sido un aval. Veremos en próximas citas electorales, pero siempre hemos trabajado lo máximo posible, tanto cuando estábamos en la oposición como en el equipo de gobierno.

P.- La próxima cita electoral, aunque en el ámbito nacional, es el 11 de noviembre ante la imposibilidad de formar Gobierno. ¿Quién o quienes son los responsables, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias...?

R.- Ha sido decepcionante y la responsabilidad tendría que ser de todos, pero evidentemente la última palabra, cuando no te han votado con mayoría absoluta, es del partido que más votos ha tenido y creo que sus votantes deseaban un acuerdo con Unidas Podemos. Es un fracaso no haber sabido entenderse.

P.- ¿Y Pablo Iglesias no tiene ninguna responsabilidad?

R.- Cada uno tiene lo suyo. Yo tengo una posición particular y quizá hubiera votado a favor de la investidura para haber intentado influir luego desde fuera con un posible acuerdo de gobierno en ese Gobierno en minoría. Pero no se han dado así las circunstancias.

P.- De vuelta a la política local, aquí, en el Ayuntamiento de Valladolid, hay un clima muy diferente al del mandato pasado, cuando la norma era la crispación. Tanto que el alcalde mantiene una peculiar relación con algún concejal del PP, caso de José Antonio De Santiago-Juárez. ¿Va a ser más fácil llegar a acuerdos con la oposición o esto no ha hecho más que empezar?

R.- El PP juega a decir que elPSOE no tiene que apoyarse en Valladolid Toma la Palabra para formar gobierno. Puede ser atractivo para el PP entrar en ese juego, pero creo que el equipo de gobierno está donde está y es lo que es gracias al trabajo conjunto que se ha hecho los cuatro años anterior y la mayoría absoluta que tenemos ahora en común. Está claro que el clima de entendimiento entre el PSOE y el PP es mucho más amplio y veremos en qué propuestas se plasma. Ya se ha visualizado en el Reglamento Orgánico, que va a ir al próximo pleno, pero en otras cuestiones el gobierno es coherente y sensato y sigue por la senda marcada estos cuatro años, por ejemplo en las medidas para mejorar la calidad del aire. El otro día el PP planteó una moción para tratar de paralizar estas medidas, pero el equipo de gobierno, incluso con el apoyo de Ciudadanos, votó para avanzar hacia el acuerdo de gobierno que tenemos.

P.- ¿Temen una pinza PSOE-PP?

R.- Estamos en el equipo de gobierno y con trabajo de gestión a las espaldas y eso nos apuntala. Ya veremos sobre la marcha los acuerdos políticos a los que se quiere llegar, pero no tenemos temor. Se puede temer cuanto no tienes ideas claras, pero nosotros somos firmes en las convicciones, aunque también dialogantes. Estamos cómodos, confiamos en nuestra capacidad de trabajo y en el trabajo en común realizado en el anterior mandato.

P.- Uno de sus caballos de batalla son los sueldos. ¿Por qué esa fijación con la rebaja de sueldos de los miembros de la corporación?

R.- Nosotros siempre hemos tenido la propuesta de rebajar los sueldos de los cargos públicos con dedicación exclusiva aproximadamente en un 25% porque consideramos que con esa bajada los sueldos son dignos. Y lo sabemos bien porque nosotros tenemos limitación de salarios. Una cosa es lo que cobramos y otra lo que donamos. Cobramos tres veces el salario mínimo interprofesional y por eso no hacemos peor trabajo ni hacemos menos. Los salarios de los cargos públicos tienen que estar ajustados a lo que cobra el común de la gente. Si cuesta tanto el acuerdo para subir el salario mínimo, ¿por qué luego entre las primeras medidas que se toman en algunas administraciones, y lo hemos visto en la Junta, está la subida de sueldos de los cargos públicos o el aumento de cargos de libre disposición? No lo entendemos bien. Y la propuesta que está ahora encima de la mesa en el Ayuntamiento es incrementarlos. No podemos estar de acuerdo.

P.- Le parece mucho que un alcalde de una ciudad de 300.000 habitantes como Valladolid cobre 76.000 euros al año?

R.- No es que no queramos que no se cobre porque si fuera así sólo podrían dedicarse a la política personas que tuvieran una alta capacidad económica y no estamos diciendo eso. Nosotros hablamos de salarios dignos y ajustados. Es una posición que mantenemos y predicamos con el ejemplo.

P.- Los cortes de tráfico en el centro de al ciudad por contaminación es una de las medidas más polémicas de su concejalía. ¿Son efectivos, sirven de algo más allá de paliar una situación que vuelve a repetirse cuando se levanta la prohibición?

R.- Cuando se corta el tráfico bajan los niveles de contaminación, pero el plan de emergencia es un plan ‘b’, el último recurso y por eso es importante tomar medidas preventivas, que implican que haya un buen transporte público y alcanzar un pacto social de bajas emisiones. Un pacto que puede ser con asociaciones, hosteleros, comerciantes... En este mandato queremos avanzar en esta línea y ver qué zonas están más saturadas de contaminación y propiciar una movilidad más sostenible poniéndoselo a la gente fácil. Hay que dar alternativas a la gente para que deje el vehículo privado en casa.

P.- Pero ese mensaje, el de dejar el vehículo en casa, parece que no cala... ¿No resulta frustrante después de todas las campañas para animar a usar más el bus o la bici?

R.- El centro es muchas veces un paso para atravesar de un punto a otro la ciudad y por eso es importante para la movilidad que sea fácil llegar de un punto a otro en autobús o en bicicleta. Es normal que los hábitos sean difíciles de cambiar, pero soy optimista y hay que ir concienciando a la gente. Lo hemos visto con Madrid Central. Un juez ha dicho que hay que mantener la medida y hasta la gente ha salido a la calle a defenderlo.

P.- Fue usted blanco de las críticas de la oposición durante el mandato pasado por el aumento, o presunto aumento, de la suciedad en las calles. ¿Es Valladolid una ciudad más sucia?

R.- Yo creo que no y de hecho a los quince días de empezar a ser responsable de medio ambiente el PP ya estaba diciendo que la ciudad estaba más sucia, cuando León de la Riva decía dos meses antes que era la ciudad más limpia de España. Cuando hay un cambio de gobierno se dice que la ciudad es más insegura y más sucia, pero dejando a un lado la contienda política creo que hemos intentado en el anterior mandato, y así lo intentaremos en este, que los servicios públicos tengan dotación de personal porque en los últimos años se ha jubilado mucha gente y la tasa de reposición que imponía el Gobierno no permitía sacar más plazas para limpiar las calles, por ejemplo, y eso hace que se deterioren los servicios. Es como poner una alfombra roja a la privatización y de hecho en muchos ayuntamientos servicios de este tipo están externalizados. Nosotros lo hemos intentado revertir, no sólo con más personal sino a través de inversiones en vehículos, en camiones. Y desde luego el trabajo del Servicio de Limpieza es impecable, aunque no quiere decir que no haya cosas que mejorar.

P.- El Ayuntamiento recuperó la gestión del agua, ¿cree que debería rescatar algún otro servicio?

R.- No todos los servicios son igual, pero sí que soy partidaria e que todos los servicios básicos sean gestionados desde el punto de vista público. Pero hay que estudiarlo detenidamente y en el caso del agua ya había sido gestionado de forma pública.

P.- Los vallisoletanos verán incrementado la factura en su recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles, el IBI, tras decidir el Ayuntamiento revalorizar los valores catastrales. ¿Comparten ustedes la medida?

R.- La actualización de los valores catastrales es algo que tiene que hacerse por ley y no se hacía creo que desde el año 1992. Pero nosotros propusimos que se creara una comisión de progresividad para que pague más el que más tiene. Nos parece bien una revisión catastral porque no se realizaba desde hace tiempo, pero hay que trabajar en la progresividad para que durante estos cuatro años las familias con menos recursos tengan una rebaja en los tributos, sean impuestos o tasas, y cobrar más a ciertos sectores, por ejemplo grandes empresas con más de un millón de euros de beneficios. Aquí podían recabarse más ingresos y no de familias con menos recursos. Hay que verlo en conjunto, pero somos partidarios de hacer cambios tributarios en esa línea.

P.- Las tres concejalías de Valladolid Toma la Palabra han perdido competencias respecto al mandato anterior. ¿Limita esto su capacidad de influencia en el gobierno municipal?

R.- La primera propuesta que nos hicieron sí que la limitaba y por eso dijimos que así no podíamos entrar en el equipo de gobierno, porque era muy difícil llevar a cabo proyectos importantes para la ciudad. De haber ido a por el cargo nos habrían dado igual las competencias, pero teníamos claro que debíamos tener capacidad de influencia y por eso se pusieron encima de la mesa esos ciento cincuenta puntos que figuran en el pacto del equipo de gobierno. Para nosotros era importante que hubiera un buen acuerdo programático y que nosotros tuviéramos áreas que nos permitieran lleva a cabo eso avances. Después de la segunda reformulación entramos en el equipo de gobierno y entendemos que con las competencias que tenemos podemos influir y hacer cambios profundos a la ciudad.

P.- Zamora tiene un alcalde de Izquierda Unida, la misma formación en la que la suya, Francisco Guarido, ¿puede darse esto en Valladolid o es una situación excepcional atribuible a la personalidad de Guarido?

R.- Por supuesto y no sólo se da en Zamora, en Rivas Vaciamadrid siempre ha gobernado Izquierda Unida.

P.- Pero el caso de Rivas Vaciamadrid tiene poco que ver con Zamora.

R.- Pensar que después de veinte años de mayoría absoluta del PP Valladolid Toma la Palabra e Izquierda Unida iban a formar parte del equipo de gobierno a muchos les hubiera parecido imposible. Esos mitos a veces se rompen.

P.- Su compañero Manuel Saravia ha encabezado la lista para alcaldable, pero en las últimas elecciones perdieron un concejal. Parece que esa posibilidad, si existía, se aleja.

R.- Ya veremos. Nosotros pasamos de tres concejales a cuatro, luego de cuatro a tres con una bajada también de concejales en el Ayuntamiento y en un contexto complicado. Pero a nosotros los que nos avala es nuestro trabajo y el entusiasmo por intentar modificar la realidad y hacer cambios que mejoren la vida de la gente y por ahí vamos a seguir.

P.- Guarido es uno de los firmes defensores de la ruptura entre Izquierda Unida y Podemos. ¿Comparte su opinión?

R.- Yo siempre he apostado por entendernos con gente de un espectro social y político común y en este caso también. Mi opinión bebe de la experiencia local y Valladolid Toma la Palabra ha sido una experiencia de éxito junto a un formación como Equo, pero también con mucha gente a nivel individual que aportan muchísimo a la plataforma. Siempre he sido partidaria de las alianzas. Lo bueno que tenemos en Izquierda Unida es que los que participamos en la plataforma votamos. Entonces, ya se verá a lo largo de los años, pero yo soy partidario de entendernos con otras gentes.

P.- Apenas llevamos tres meses de mandato, pero ¿qué valoración le merecen los primeros compases de Vox en el Ayuntamiento?

R.- Está aterrizando y en los plenos que llevamos ha traído las posturas políticas de su formación, como que Valladolid sea cuna de la hispanidad. Son cuestiones más de política nacional, que no interesan a la ciudadanía. Pero hay que tener en cuenta que gobierna en algunos sitios, como en Andalucía, y defiende a mi entender cierto retroceso en lo social y en derechos básicos como la igualdad o muchas otras cuestiones.

P.- ¿Y el nuevo grupo de Ciudadanos?

R.- En Ciudadanos ha habido un cambio de talante, quizá son más dialogantes y se ve en los plenos y en el día a día.

P.- La presidenta del PP, Pilar del Olmo, ha dicho que no va a entrar en una política de confrontación. ¿Cómo ve a este nuevo PP?

R.- Yo creo que ya lo está haciendo y estamos viendo como en los plenos las propuestas que lleva van contra las concejalías de Valladolid Toma la Palabra. No se puede decir que el PP tenga el mismo talante con el PSOE que con Valladolid Toma la Palabra. En un pleno De Santiago-Juárez llegó a decir que Óscar Puente alcalde sí y Manuel Saravia alcalde no, cuando hace unos años dijo lo contrario. Está dentro del juego político, pero no tienen la misma posición con todo el gobierno en su conjunto. Nosotros vamos a hacer nuestro trabajo, a seguir dialogando para intentar que salgan adelante propuestas positivas para la ciudad.

P.- ¿Apoyará la moción del PP para que Valladolid sea capital de la Comunidad?

R.- El voto es lo menos importante. Pero sorprende que una persona que ha estado tantos años en la Junta llevando estos temas no lo haya planteado antes desde el lugar en el que se tendrá que debatir de forma sosegada y sincera un asunto que puede levantar muchas ampollas, como hemos visto. Para nosotros no es un debate urgente ni importante. Es significativo que saliera este asunto en una moción sobre empleo juvenil y despoblación, dos problemas fundamentales que tiene la Comunidad y que hay que abordar antes que la capitalidad. Por eso me preocupa que este tipo de propuestas parezcan una cortina de humo ante los verdaderos problemas de Castilla y León. Puede ser conveniente que lo fuera (capital de la Comunidad) pero para nosotros no es prioritario y creo que para la sociedad tampoco.

P.- La discrepancia con el PSOE sobre los sueldos es antigua, pero ¿tiene Valladolid Toma la Palabra alguna línea roja que, de traspasarla, sería motivo de ruptura?

R.- Nosotros vamos a plantear enmiendas y vamos a intentar convencer al resto de grupos antes de que vaya el pleno. Es una cuestión que tenemos que defender por coherencia y por ser lo más justo. En campaña electoral no se ha hablado de este asunto y ahora vemos como algunas administraciones adoptan medidas de este tipo y creemos que no está bien.

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria