Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

UN HOMBRE | UNA TRADICIÓN | ANTONIO MARTÍN CHICOTE

"El bosque no existe sin sus hombres"

JAVIER PÉREZ ANDRÉS
16/04/2018

 

Antonio Martín Chicote representa a toda una cultura: la de los serranos que recorrieron los caminos de España respaldados por la Real Cabaña de Carreteros. Gracias a ellos se libraron batallas, se emprendieron proyectos y se construyeron catedrales, barcos y palacios durante siglos. El bosque es su vida. Antonio nació en una de estas serranías, en Quintanar de la Sierra (Burgos), donde desde hace décadas trabaja como agente forestal. Conoce bien el oficio de sus abuelos -pastores y madereros- y esa inolvidable estampa en la que una yunta de bueyes tira, arrastra y carga los troncos de madera. Hoy preside la Junta y Hermandad Serrana Ibérica de la Real Cabaña de Carreteros, una institución cultural -heredera de la primitiva, creada por los Reyes Católicos- cuyos fines son etnográficos, culturales y forestales, y que este año cumple dos décadas.

Pregunta.- ¿Qué es y cómo surge la Real Cabaña de Carreteros?

Respuesta.- Oficialmente, por un Decreto de los Reyes Católicos que se da en Medina del Campo en 1497. Es posible que existiera con anterioridad, pues ya en la conquista de Granada, la reina Isabel se llevó 4.000 carros nuestros de la cabaña de Burgos y Soria.

P.- ¿Por qué se empeñan en defender algo del pasado que no volverá?

R.- Forma parte de nuestro ‘adn’, de nuestro origen cultural.

P.- ¿Y cómo lo hacen?

R.- Con un gran equipo y aunando voluntades. Esto nos permite recuperar cosas que estaban completamente perdidas de la cultura forestal, como el oficio de carretero y la raza Serrana Negra. Hacemos rutas carreteras, que es donde recibimos los grandes apoyos de la sociedad.

P.- ¿Dónde se localizaban los carreteros?

R.- En las serranías ibéricas, como las de Albarracín o Baza; o las de aquí, en Urbión y Burgos-Soria, y Navarredonda de Gredos. Nacen en las serranías porque allí había madera y lana, productos muy valiosos que había que transportar. Así que los carreteros se encargaban de acercar estos productos del bosque a la ciudad. Y como transitaban por toda España, transmitían el idioma, la cultura…

P.- ¿Quiénes fueron los carreteros?

R.- Personajes muy complejos porque dominaban varios oficios, como el de la madera y la ganadería. Conducían animales gran tamaño; eran personas muy valerosas, aguerridas y tenían mucho criterio. Hay que tener en cuenta que encabezaban ejércitos y grandes empresas, como la construcción de las catedrales. Un tren de carretería lo formaban 30 carreteros. La cultura sigue siendo la misma, aunque los medios han cambiado. Ahora vienen 200 camiones y se llevan dos millones de toneladas de madera. Burgos y Soria siguen siendo potencias madereras debido a esta herencia.

P.- ¿Sobrevivirán las masas boscosas de pinares de Burgos y Soria cuando desaparezca el último carretero?

R.- Entendiendo al carretero como al personaje clave para entender la selvicultura de pinares, cuyos herederos somos nosotros, el día que desaparezca esta gente, desaparecerán los bosques, tal y como los vemos hoy. Serán bosques distintos, no los que hoy tenemos. ¡En Quintanar estamos procesamos árboles de hace 200 años! Como se pierda el último selvicultor de la comarca, los fuegos avanzarán de forma imparable.

P.- ¿Cuánto se tardaba antes en llegar a los lugares y cuánto se tarda ahora?

R.- Un carretero no podía llevar más de mil kilos en la carreta. La distancia a Madrid era de un mes. Pero no iban solos: iban en uniones de 100, 200 y hasta 300 yuntas. ¡Y preparados para todo, incluso para defenderse! Ahora, con un camión, en tres horas estás en Madrid.

P.- ¿Qué nos enseña hoy la carretería?

R.- El mensaje más importante es que el bosque, sin sus hombres, no existe. Por eso hay que reconocer al selvicultor, que es quien cuida los bosques. Es una figura intergeneracional porque su cultura pasa de padres a hijos.

P.- ¿Qué itinerarios han hecho y cuál será el próximo?

R.- Los más importantes de la sierra al mar, aunque nos falta Santander ciudad. Por la meseta, las rutas del Arlanza que van hacia Valladolid, con motivo del aniversario de la reina Juana. Ahora estamos empeñados en unir las plazas mayores de Lerma y Madrid, porque hace 400 años ambas se construyeron.

P.- ¿Dónde está la clave de la pervivencia de estos bosques?

R.- Ya vimos cómo la lana perdió todo su valor, pero la madera sigue siendo una actividad rentable. La sociedad nunca debería olvidar el valor medioambiental de los bosques. La gente no entra en los bosques, no goza de ellos, no los conoce.

P.- ¿Qué importancia tiene la vaca Serrana Negra Soriana para la carretería?

R.- Esta raza de Burgos y Soria –y de otras serranías españolas- es un animal excepcional porque es capaz de sobrevivir en condiciones extremas. Es austera, sabe defenderse del lobo, pero se extingue porque no es capaz de producir carne a gran velocidad, como sí hacen otras razas. Es un animal consustancial a la carretería, como la lana a la oveja merina. ¡Estos animales eran secretos de Estado! Habría saber cómo aparecieron estas razas, cómo fueron domadas desde época de los romanos y cómo fueron evolucionando después.

P.- ¿Con quién compartiría un buen ajo carretero?

R.- Me hace muchísima ilusión compartirla con gente mayor. Con el que más, con el rey Felipe… compréndelo, porque somos Real Cabaña de Carreteros. ¡Ya es hora de que pidamos una audiencia, que hemos cumplido 20 años! Creo que le gustaría recibirnos.

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria