Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Dos ciudades de Primera

Carlos Martínez es socialista; Óscar Puente también. Martínez es alcalde; Puente también. Martínez es futbolero; Puente también. Martínez es de Susana Díaz;Puente tampoco. Dos alcaldes contra pronóstico en territorio del enemigo. Dos regidores jóvenes. Separados por una ansiada autovía por la que transita la desesperación de un territorio y el paradigma de la necedad política. Hilvanados por un río con corazón de roble. Unidos por una pasión: tener una ciudad de Primera. Irreconciliables rivales en las Primarias de Pedro del ayer. Amigos en el césped de los sueños del hoy. Historia de dos ciudades. La más pequeñita. La más grande. Dos ciudades con Historia: la irreductible y la imperial. La madre de todos los derbis. El fútbol de los humildes, agazapados entre chequeras de jeques y chinos. Tanta ilusión. Tanta pasión. Tanta esperanza. Tantas ganas de Primera. Corazón rojillo. Corazón blanquivioleta. Corazón de roble. El fútbol mueve autovías.

MArÍA R. MAYOR / JAVIER ÁLAMO
13/06/2018

 

‘No le paso a nadie esta dosis de estrés’


Óscar Puente, optimista ante el final del playoff: «El ascenso del Pucela marcaría un hito»

Óscar Puente tiene el alma en un puño. El fútbol es una de sus pasiones y el Real Valladolid el equipo de sus amores. Está convencido de que el sábado estará en Primera División y también asegura de forma rotunda que ganará los dos partidos en este playoff a vida a muerte con el Numancia. La espectacular reacción del Valladolid en las ocho últimas jornadas tras el cambio de entrenador le llenan de gozo después de haber sufrido partidos nefastos y resultados adversos.

El deporte siempre ha estado muy presente en la vida de Óscar Puente pero el fútbol posee un poder abrumador y una repercusión mucho mayor que el resto de competiciones, como él mismo reconoce. «Me gustan todos los deportes pero el fútbol es especial. Cuando me preguntan si soy del Barça o del Madrid contesto que soy del Real Valladolid. Es el único equipo que me hace disfrutar y sufrir. Ver al Pucela luchando por el ascenso es muy grande. Es un club humilde que no tiene las opciones de otros para luchar por los títulos de Liga, Copa y Champions, pero me quedo con la sensación de equipo que está mostrando estos últimos meses y la intensidad con la que juega. Estamos viviendo un momento precioso, ojalá que el sábado lo celebremos. Vivo con una dosis de estrés que no se la pasaría a nadie. Es tal el estado de nervios que he decidido no ir a Soria, no quiero ir. Fui a ver el partido de Zaragoza y perdimos, se ve que no le doy suerte al equipo. El sábado será distinto, estaré en el palco de Zorrilla. He ido a ver todos los partidos, salvo uno al que no pude acudir».

Desde que llegó a la alcaldía, Óscar Puente ha dado numerosas muestras de su apoyo a diversas competiciones y ha hecho todo lo posible para que los aficionados estén más cerca de los protagonistas en las grandes citas. Ahí están dos ejemplos muy claros, llevar el rugby a Zorrilla y la fase final del World Padel Tour a la Plaza Mayor En ambos casos, y ante las críticas, el alcalde defendió hasta las últimas consecuencias estos cambios de escenario y el número de asistentes le dio la razón.

Pero el fútbol va por delante. La dimensión es mucho mayor y así lo entiende también el primer edil vallisoletano. La afición de Óscar Puente al fútbol viene desde niño y siempre con los mismos colores, el blanco y el violeta. Hasta hace unos pocos años, los partidos de Liga se disputaban los domingos y a media tarde. Cuando Puente era un niño, acudía a los partidos en el viejo Zorrilla y después siguió fiel al Pucela en el nuevo estadio junto a su tío y padrino, Ángel Santiago, que curiosamente es empleado del Real Valladolid desde hace muchos años. El parentesco se amplía ya que el alcalde es primo carnal de Jorge Santiago, director de Operaciones del club. «Es una vinculación casi familiar con el Valladolid. Mi tío me llevaba a los partidos y también me entrenaba como portero», añade.

A pesar de su fe ciega en el Pucela, el alcalde de Valladolid considera que el Numancia será más peligroso que el Sporting. El Numancia llega más en forma pero al que mejor veo es al Valladolid. Terminó la Liga regular realizando un fútbol de maravilla y ahora mismo es muy difícil de parar. Aunque no pueda contar con Míchel en el primer partido está muy fuerte». La clasificación del Numancia nos dio mucha alegría a todos, los aficionados del Valladolid querían que se clasificara. El Numancia es un equipo que siempre arrastra una corriente de simpatía».

La primera autoridad de Valladolid piensa en plural cada vez que pasa por su mente lo que puede ocurrir el sábado y las consecuencias para la ciudad. «Si el Pucela asciende, la repercusión será extraordinaria y no sólo en el ámbito deportivo, sino también en los beneficios de todo tipo que aportarán a la ciudad. Ver al Real Valladolid en Primera División marcaría un hito».

El alcalde va más lejos cuando salen de nuevo a la palestra los términos ascenso y Primera. El sabe muy bien lo que eso representa para una ciudad. «Sería la guinda del pastel. Valladolid ha sido la ciudad que más creció en turismo en España en 2016 y 2017. El equipo de fútbol de una ciudad posiciona la imagen, es un catalizador. Hay que tener en cuenta que en Primera, además del Madrid y del Barça, hay más equipos madrileños, el Athletic, la Real Sociedad y otros históricos que también vendrán a Zorrilla. Con el ascenso, el Valladolid multiplicaría por cinco su presupuesto y gracias a eso podría sanear su deuda».
¿La rivalidad de Valladolid y Numancia en el campo llega también a la alcaldía? El primer edil de Soria, Carlos Martínez, es también del PSOE y Óscar Puente le dedica buenas palabras. «La relación que tengo con él es magnífica, le admiro. Somos buenos amigos. No hay ninguna rivalidad entre nosotros, cuando estaba en la oposición fui a Soria varias veces para conocer sus proyectos. Hay una relación que no se ha empañado aunque existan posiciones diferentes», concluye Puente.

‘El ascenso sería como un regalo’

Carlos Martínez ve en la promoción el reconocimiento «a la buena gestión del club»

«El ascenso a Primera sería como un regalo», afirma el alcalde de Soria, Carlos Martínez, que el sábado espera compartir el palco de Zorrilla con su homólogo vallisoletano y compañero socialista, Óscar Puente, tras la primera vuelta de hoy en Soria. Su apuesta es clara:Numancia. «Nobleza obliga», dice el regidor, feliz de que dos equipos de Castilla y León estén a las puertas de la División de Oro, aunque algo apenado de que el derbi regional tenga que dejar a uno en la estacada.

Así lo comentaban recientemente por Whatshapp los dos regidores socialistas, antes enfrentados por sus respectivos líderes –Óscar, sanchista; Carlos, susanista– y ahora unidos en torno al proyecto común de un presidente del Gobierno que se asentó en Moncloa de la noche a la mañana, sin apenas dar tiempo a digerirlo.

También será difícil la digestión para uno de los dos alcaldes el próximo sábado, cuando suene el pitido final del árbitro en el Zorrilla. Un estadio que triplica la capacidad de los 8.727 espectadores de los Pajaritos, aunque este último tiene un sistema de calefacción a la altura de los mejores. Está a años luz del embarrado campo del San Andrés en el que se estrenó el Numancia, en 1945. Desde entonces, el equipo transitó por Regional y por Tercera hasta asentarse en Segunda B.

En esa categoría, llegaría el punto de inflexión para el club rojillo. Hasta 1996, el Numancia era un desconocido club como otros muchos, en una pequeña ciudad sobre cuya existencia bromean algunos, por más que, cuando la descubre el visitante, y más si amplía su ruta por la provincia, sorprende por su encanto. Soria, ni te la imaginas, fue el afortunado eslógan diseñado hace ya años en una campaña publicitaria de la Diputación provincial.

Aquel feliz 96, la ciudad saltó a la actualidad deportiva y a los medios de comunicación de todo el país, cuando los numantinos pasaron a reconocerse como matagigantes. La definición vino de la imparable ascensión del modesto equipo rojillo hasta cuartos de final de la Copa del Rey. En el antiguo y reducido estadio de los Pajaritos, plantó cara al mismísimo Barça de Johan Cruyff, que tuvo que conformarse con un empate antes de resarcirse de la humillación con un 3-1 en el partido de vuelta en el Nou Camp, al que se desplazaron 15.000 sorianos, el doble que los que tenían cabida en el estadio local. Entre ellos, Carlos Martínez, reconocido seguidor del Barcelona. «No hay colores cuando se trata de la tierra, de reafirmar la identidad y el orgullo de una sociedad como la soriana», afirma.

La gesta numantina quedó grabada en el imaginario colectivo de los sorianos y en los anales deportivos. Para el Numancia y para sus seguidores, a partir de entonces todo era posible. «Fue un antes y un después», relata el alcalde. Tanto es así que con Miguel Ángel Lotina, el mismo entrenador de aquella Copa del Rey, y con Francisco Rubio al frente del club, a los pocos meses los rojillos ascendían a Segunda División. Solo dos años después, en la temporada 98-99, Soria cató por primera vez las mieles de la División de Oro.

En aquel año de la celebrada Copa del Rey, Martínez Mínguez, con 23 años, se afiliaba al Partido Socialista. Protagonizó, de forma paralela al equipo local, una escalada que le llevó a convertirse en el único alcalde socialista de una capital del país con mayoría absoluta en las municipales de 2015. Curiosamente, su ingreso en el PSOE fue propiciado por la llegada de José María Aznar a la Moncloa. «Dí el paso porque entendía que debía hacer algo más que mantener un posicionamiento político», explica.

Tres años después, entró en la corporación municipal, gobernada por un tripartito PSOE-IU-ASI. Desde entonces, este dirigente socialista que durante diez años ha liderado el PSOE provincial, no ha abandonado el Ayuntamiento, que rige desde 2007, los dos últimos mandatos por mayoría absoluta. Su gestión económica en el Consistorio puede entenderse también en paralelo con la del club rojillo, pues en ambos casos, asegura, las cuentas están saneadas. Si nos fijamos en el Numancia, lo están tanto que serían la envidia de la mayoría de los equipos de Primera. De hecho, si los rojillos han llegado hasta aquí, es gracias a «la buenísima gestión deportiva y económica del club», asegura Martínez.

El alcalde ya piensa en el revulsivo que puede ser para Soria el ascenso a Primera. «El deporte tiene una doble vertiente», explica. Por un lado, «su práctica genera sociedades sanas y las administraciones están obligadas a propiciar infraestructuras y facilitar su práctica». Por otro, y más en el caso que nos ocupa, «es un dinamizador económico para la ciudad», porque atrae al turismo y genera actividad comercial y hostelera. «Para cualquier capital, y más si es pequeña, es un lujo tener cada 15 días un equipo de los grandes», añade.

Salvo imprevistos, Carlos Martínez estará el sábado en el palco del Zorrilla, aunque, si por él fuera, preferiría compartir la grada con su familia, con su padre y sus dos hermanos, con los que cada fin de semana, desde que él era pequeño, acudía y aún acude, si su agenda se lo permite, a disfrutar o a sufrir con el Numancia.

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria