Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

La Espuela

Didier Belondrade: «Hay gente en rueda que no entiende el vino y se esconde tras una contraetiqueta»

BODEGUERO. El duelo por un hijo que perdió a los tres meses de nacer le trajo a Andalucía. Allí probó su primer verdejo en los años 90. Y tuvo «un flechazo». «Decidí cambiar mi vida», cuenta. Entonces trabajaba como ejecutivo en Air France. «Negocié mi salida y el dinero que me dieron lo invertí en esta bodega». No le gusta el concepto ‘vino de autor’. Prefiere considerarse «un intérprete» que pone música a «una uva, un clima y una tierra». Cada uno toca la partitura a su manera, pero no todos consiguen el objetivo de «emocionar»

Esther Neila
01/02/2016

 

Pregunta.- Con el glamour que tiene la sauvignon blanc, va usted y se enamora ‘de una autóctona castellana’.

Respuesta.- Trabajar en España con una uva francesa no tiene sentido. La viña crece en todos los sitios, está claro, pero los grandes sauvingon se dan en climas templados, no continentales, y en España el vino sale con un toque muy vulgar. No voy a hacer muchos amigos diciendo esto, pero aquí no se puede hacer un sauvignon elegante. La verdejo, sin embargo, es la uva perfecta. Y es singular, lo cual es muy importante para poder competir.

P.- ¿Falta chovinismo en Castilla?

R.- Puede ser, aunque creo que los castellanos lo son bastante:les escuchas decir que ‘aquí se hace el mejor vino’ o ‘el cordero es el mejor del mundo’. Y cuando hablas de vino, cualquiera te dice ‘¡ah!, mi padre hacía vino en La Seca’ [como quitándole importancia].

P.- En una sociedad que idolatra la juventud, ¿qué nos enseña el vino sobre el valor de la vejez, la bendición del paso del tiempo?

R.- La paciencia. Elaborar un vino es elegir un terruño, escoger los clones, plantar una viña, esperar tres o cuatro años para ver sus primeras uvas y aún más para que empiece a expresar el lenguaje de la tierra, a hablar de su ‘experiencia’. Con el boom de la construcción mucha gente creó su bodega pensando que ganaría mucho dinero, pero no se pueden hacer las cosas con rapidez, sino con mimo y sin prisa. A mi me gustaría tener la fuerza de los 20 años pero con mi experiencia de ahora. Y eso es imposible.

P.- ¿Cómo se divisa Francia desde los valles del Duero?

R.- Estoy triste por lo que pasa en París, pero lo estaría igual que si pasara en cualquier otro país. La última matanza me recuerda a los atentados de Atocha. Es lo mismo. Bárbaros que no valoran la vida y matan a inocentes por matar. Mi esperanza por el mundo de mañana reside en los jóvenes:viajan mucho más y eso es un arma por la paz. Cuanto más conoces a los otros, mejor aceptas su diferencia.

P.- Como experto alquimista en la mezcla de vinificaciones, ¿qué coupage propone para un Gobierno central en España?

R.- El nuevo parlamento refleja la imagen de nuestro país mejor que antes, donde sólo había gente de traje y corbata. Ahora hay un joven con melena, otro con barba, otro más de sport… Otra cosa es si los nuevos diputados tienen capacidad de gobernarnos. En un país siempre hay gente de derechas y de izquierdas. Y hay que intentar gobernar al centro. Y no herir al adversario. Hay que reconocer que el PP es el que tiene más votos. El problema es Rajoy. Todo gran político debería entender que el bien del país está por encima de su persona. Y sacrificarse, si es un impedimento.

P.- ¿Qué siente cuando va a comer a un gran restaurante de cualquier país y el suyo es el único Rueda de la carta?

R.- Soy bastante niño en ese sentido y me da mucha emoción. Cuando pienso que llegué aquí hace 20 años y no conocía nada... He tenido la nariz y la buena suerte de encontrar gente estupenda, porque el éxito nunca es de un hombre, sino de un equipo.

P.- El consejo regulador de Rueda vive en los últimos años más sobresaltos que los viñedos de Angela Channing. ¿Seguirá en la denominación de origen?

R.- Igual que cuando hablamos de política, creo que tenemos los mandatarios que merecemos. Estamos rodeados de vagos. Ycuando son mayoría, tenemos un gobierno de sinvergüenzas. Hay gente que no ha entendido nada de lo que es hacer un gran vino. Y se esconde detrás de una contraetiqueta. Lo que pasa en Rueda es que hay vinos dignos y vinos de mierda. Habría que poner un poco de orden y tener la valentía de decir que en la denominación hay 80 bodegas registradas, pero que salen 800 marcas distintas porque han venido empresas de otras zonas, alquilan unas instalaciones y se aprovechan de la fama de estos vinos sin hacer ninguna inversión. Son bodegas grandes que hacen vinos baratos, porque su concepto es vender un abanico de productos como quien vende una gama de refrescos. Pero el mundo del vino no es así. Rueda ha ido a volumen y había que ir a calidad. Por eso cada día se valora más una marca que su denominación de origen.

P.- Entonces, ¿se irá?

R.- No me lo planteo. No hay que ser como las ratas que saltan del barco cuando se hunde. Rueda no me aporta nada, pero no me molesta. Y si puedo dar valor añadido a la denominación, me quedaré. Se lo debo a este país que me recibió y me dio la suerte de ser feliz. Pero creo que el presidente debería hacer como [Artur] Mas:si tanta gente está en tu contra, márchate.

P.- Apolonia y Clarisa son nombres de dos vinos en honor a sus hijas. ¿Su tercer hijo no le reclama una etiqueta o es que Jean tiene mal branding?

R.- Ja, ja. No. Mi hijo trabaja conmigo y, como esta sociedad la empecé con mi ex mujer, será el primer Belondrade Lurton que lleve el auténtico nombre de la bodega.

P.- Lleva más de dos décadas en la comarca. ¿Sigue siendo el gabacho de la zona?

R.- No. Soy yo quien usa esa palabra. Algunos amigos me llaman el gabachín. Voy a morir francés, pero ya podrían muchos españoles querer a España como la quiero yo.

P.- ‘Todos nacemos locos, algunos continúan así siempre’, decía Beckett. ¿Cuál es su grado de cordura?

R.- Pues voy a empezar ahora otro proyecto en Priorato. He comprado una finca allí con un socio de Madrid, que tiene 85 años y una ilusión tremenda. Esa es la locura, tener proyectos. Y hacer locuras es un motor en la vida.

P.- Defínase con jerga vinícola.

R- Soy ‘de guarda’. Creo que he mejorado con el tiempo. Me lo dice mi madre.

P.- Que, como todas las madres, son muy objetivas.

R.- Súper objetiva. De joven fui un vago tremendo, para desesperación de mis padres. Mi padre me decía: no sé qué vamos a hacer a ser de ti.

P.- ¿Yqué pensaría hoy si pudiera verle?

R.- Hablo mucho con él. Ycon mi hijo que murió. Nunca me han contestado, pero me ayudan a pensar antes de tomar una decisión, cuando estoy en un pozo y no encuentro la salida.

 

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria