Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Detenidos un padre y su hijo por raptar a una menor para casarla

La secuestraron durante el recreo del instituto de Olmedo y fue liberada cuando ya convivía con el joven en un piso de Lugo / Los dos varones, en libertad con cargos

SANTIAGO G. DEL CAMPO / VALLADOLID
15/03/2019

 


Una costumbre habitual en su etnia y con ‘manga ancha’ en su país, pero un triple delito según la legislación Española. La Guardia Civil, en el marco de la ‘Operación Luluba’, ha truncado una boda según la tradición gitana entre ciudadanos rumanos. Se iba a celebrar sin el consentimiento inicial de la futura esposa, menor de edad, raptada el pasado miércoles, 6 de marzo, en el Instituto de Olmedo durante el recreo, como avanzó este periódico.

Una tradición que socaba la libertad de la mujer y la traslada a siglos pasados, víctima de las decisiones de los hombres de su familia y la del futurible esposo, que negocian los esponsales. A los ojos del Estado de Derecho, podría tratarse de un delito de secuestro –detención ilegal, ha considerado la Benemérita– y, en el caso de que se demuestre que llegó a pagarse la dote, de otro de tráfico de seres humanos. No ha considerado la autoridad, como sí ha ocurrido en otros casos, el delito de abuso de menores aunque la chica, de 15 años, fuera liberada mientras convivía con su captor, un joven de 18.

La delegada del Gobierno en Castilla y León, la socialista Virginia Barcones, cargó ayer contra los responsables del secuestro de la joven –el chico de 18 años y su padre, de 45–, y subrayó la gravedad de los hechos porque se produjeron «contra una mujer por el mero hecho de ser mujer».

La visión política suele contrastar, en estos casos, con la realidad judicial, ya que el Juzgado de Medina delCampo, instructor del caso, dejó en libertad con cargos al joven en cuanto escuchó su declaración. El Juzgado de Lugo, ciudad donde fue liberada la joven, había decretado prisión hasta que fuera puesto a disposición en Medina.

En perfecto estado

La menor fue encontrada en perfecto estado en una vivienda de Lugo, propiedad de la familia del joven, con el que mantenía, según los indicios, una relación sentimental. El teniente coronel Javier Peña, responsable del operativo, explicó que se encontraba «tranquila». La familia les había dejado viviendo solos en el piso. Según la tradición de su etnia, al convivir juntos durante 48 horas el vínculo marital debería ser respetado.

La declaración de los dos, y de los padres de ambos –la madre del varón también permanece investigada– en los juzgados de Lugo y Medina delCampo, es el último episodio, por ahora, de un suceso que comenzó el pasado miércoles 6, en el Instituto de Enseñanza Secundaria Alfonso VI de Olmedo. Compañeras de clase de la víctima denunciaron al director del IES que había sido obligada a subir a un coche negro, durante el recreo.

El docente denunció los hechos al Instituto armado, y éste se puso en contacto y tomó declaración a los padres, que ocultaron datos a los agentes aunque sí denunciaron que se la habían llevado. La Guardia Civil sospechó la verdadera razón del secuestro, y dio con los pisos propiedad de la familia del joven, que vive en Oviedo, y de tíos que cuentan con otra vivienda en Lugo, donde fue encontrada la pareja.

En una posterior declaración, los padres de la adolescente reconocieron que tres días antes los padres del joven habían estado en su casa para pedir la mano de la chica. Finalmente, ambas familias resultan ser amigas de toda la vida, vecinas y naturales de la ciudad rumana de Alexandría, de 45.000 habitantes, a 88 kilómetros de Bucarest.

Una vez en España, ambas familias establecieron su residencia en ciudades distintas. La del varón en Oviedo, y la de la chica en Olmedo. Se desconoce si existía algún pacto matrimonial anterior en Rumanía, que hiciera necesaria la modalidad de boda ‘por rapto’ utilizada según la Ley gitana. En cualquier caso, los padres de la víctima aseguraron que, tres días antes de la captura de su hija, no habían consentido en dar la mano de su hija ni en celebrar matrimonio.

El teniente coronel Peña advirtió que el mal uso de las redes sociales puede provocar alarmas infundadas, como ocurrió en este caso, cuando se difundieron noticias contradictorias, algunas falsas, en las redes.
En los primeros momentos del suceso, la Guardia Civil solicitó la colaboración de la unidad UCO de desaparecidos, ya que no descartaron ninguna hipótesis, como que la hubieran sacado de España. El caso se fue aclarando cuando los padres de ella comunicaron que les habían llamado por teléfono, y que el objeto era concertar un matrimonio.

El caso, aunque distinto, presenta similitudes con un matrimonio infantil deLa Seca juzgado en diciembre de 2017. Un chico gitano rumano, Marius I. B., había convivido con su esposa menor de edad durante años, en la localidad vallisoletana.Se casaron cuando ella tenía once años, y él 17. La Fiscalía pedía once años de prisión por abusos, pero el joven fue absuelto. En el momento de la sentencia la niña, que dijo haberse casado con él «enamorada», ya había contraído matrimonio con un segundo esposo, a los 15 años, padre de su hija recién nacida.

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria