Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Cinco horas de nervios para una alegría de años

Más de 2.200 opositores celebran sus exámenes en Salamanca y Valladolid para acceder a las 436 plazas de formación sanitaria en Castilla y León / llusión entre los aspirantes procedentes de toda España pese a las pocas posibilidades

J.I.FERNÁNDEZ / VALLADOLID
11/02/2018

 

El día D llegó. 15.30 horas de un sábado de Carnaval. Cuando mucha gente piensa en qué disfraz lucirá por la noche, cientos de estudiantes se juegan su futuro en Castilla y León en un examen de las oposiciones convocadas por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para las siete titulaciones (Medicina, Biología, Enfermería, Farmacia, Psicología, Química y Radiofísica) de acceso a la formación sanitaria especializadas.

Todo a una carta en un examen que se prolongó durante cinco horas. 300 minutos de agobios pero también de esperanza. Todos ellos, y también los familiares que le acompañaron, vivieron una jornada donde los nervios se mezclaron con la ilusión de empezar a despejar su horizonte laboral, aunque eran conscientes de las dificultades de obtener una plaza ante el gran número de presentados.

Una de ellas es María Carillo, una joven de Burgos, debutante en las oposiciones, tras siete años de estudiar Medicina. «Sé que es complicado conseguir plaza pero espero aprobar y ganar puntos y experiencia para futuras convocatorias», aseguró minutos antes de entrar al examen en el Aulario de Valladolid. Junto a ella, Lucía Castellanos, que se ha hecho los 350 kilómetros que separan la ciudad del Pisuerga de Alcázar de San Juan (Ciudad Real) para debutar en una oposición.

Álvaro Rodríguez tiene 24 años, se presenta por primera vez y es de Madrid. Él ejemplifica otra situación común: la de quien trabaja a tiempo parcial para mantenerse y dejar tiempo para estudiar. Quince horas en una academia y el resto preparando el examen, sin apenas tiempo para la vida social. «Es nuestro futuro, si sacamos la plaza habrá merecido la pena», comenta.

Más curtidos en estas lides, los interinos que se presentan a la prueba demostraron más templanza. «Es mi segunda vez y ya sabes a lo que te enfrentas», comenta Judith Caro.

En estos exámenes también temas de los que ‘caen fijo’. Uno de los opositores vaticina que «cáncer de mama, cáncer de pulmón, infarto de miocardio son unos clásicos y caen todos los años».

La espera familiar

No estuvieron solos. Familiares y amigos de los opositores aguardaron las cinco horas que duró la prueba en los pasillos de las facultades con paciencia, inquietud y muchos nervios. Por supuesto los bares y los paseos por Salamanca y Valladolid se convirtieron en la mejor terapia de espera. Los padres de María han llegado desde Palencia. «Es la primera vez que se presenta y estaba nerviosa porque han sido seis años de duros estudios y ahora te lo juegas todo a una carta», responden. Lo mismo piensan los padres de Pablo García, un vallisoletano que se presenta en la prueba de enfermería. «Ojalá ganara la plaza, ha puesto mucha ilusión y horas de esfuerzo», asegura la orgullosa madre que le despidió deseándole suerte.

Los futuros profesionales de la Sanidad se enfrentaron al examen solo con su DNI. Por supuesto no estaba permitido el uso de teléfonos móviles, ni de cualquier otro dispositivo tecnológico donde quepa la posibilidad de comunicación mediante voz o datos. Incumplir cualquiera de estas reglas supone la descalificación y expulsión inmediata.

Años de dura preparación, cientos de horas de estudio que quedaron resumidas en 225 preguntas más diez de reserva, 35 fueron acompañadas con imágenes. Cuatro opciones de respuesta y siempre con un bolígrafo de color azul o negro. No es baladí. El hecho de rellenar la hoja de respuestas con un bolígrafo de color distinto al fijado supone motivo de invalidación.

En la puerta de entradas a las Universidades varios jóvenes reparten una bolsa de bienvenida a los aspirantes a las plazas de medicina y de enfermería. En su interior publicidad de una app para el móvil que te permite conocer los resultados del examen. Además unas golosinas para hacer más dulce la espera.

16.00 horas. Los profesores encargados de vigilar el buen funcionamiento del examen acaban la lectura de todos los candidatos. Es la hora de la verdad. Alea jacta est. Suerte a todos.

Más de 350 plazas para Medicina y una solo para Biología en la región

No será fácil sacar la plaza pero más difícil es encontrar una aguja en un pajar. Un total de 2.272 aspirantes realizaron ayer en Castilla y León las pruebas para aspirar a una de las 8.049 plazas de formación sanitaria especializada 2017/2018 convocadas por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Concretamente en la Comunidad, se presentaron 48 candidatos a las plazas de Biología para una sola plaza en liza, 1.147 a Enfermería para 70 posibles de las cuales 37 son de Enfermería Familiar y Comunitaria; 10 de Enfermería Salud Mental; 14 de Enfermería de Obstetricio-Ginecología; 6 de Enfermería Pediatra;1 de Enfermería Geriatrica; y 2 de Enfermería del Trabajo, 67 a Farmacia de los cuales nueve tendrán premio, 747 a Medicina con 354 plazas vacantes, 224 a Psicología para cuatro puestos de trabajo, 17 a Química con dos plazas en las pruebas que se realizaron en las universidades de Salamanca (USAL) y Valladolid (UVa), en la Facultad de Derecho, en el primer caso, y en el Aulario del paseo del Cauce y en la Escuela de Ingenieros de Telecomunicaciones, en el paseo Belén, en el segundo. En la Comunidad, hay 747 médicos que se presentaron a la prueba para acceder al programa MIR (Médico Interno Residente).

En lo que se refiere a las cifras nacionales, se presentaron 14.448 aspirantes para las 6.513 plazas de Medicina (MIR); 11.735 aspirantes para las 1.051 de Enfermería (EIR); 1.290 para las 245 plazas de Farmacia (FIR); 4.207 para las 35 de Psicología (PIR); 772 para las 42 de Biología (BIR); 337 para las 23 de Química (QIR); y 224 para las 33 plazas de Radiofísica (RFIR). En el conjunto del país, se designaron 43 centros, en los que se constituyen 532 mesas de examen localizadas en 21 ciudades, distribuidas en todas las autonomías

Además el 7% de las plazas están reservadas para personas con discapacidad igual o superior al 33%. Por último, el cupo de plazas para médicos extracomunitarios se fijó en el 4% en, para farmacéuticos y enfermeros se mantiene en el 3 % y el 2% respectivamente

 

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria