Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

El Ayuntamiento de Valladolid refrenda su carácter laico pero Puente descarta retirar símbolos

El PSOE y Toma la Palabra apoyan la moción de Sí se Puede, mientras el PP la tacha de «liberticida» y C`s acusa de «expoliar a la Iglesia»

F. MARTÍN / VALLADOLID
11/09/2018

 

El crucifijo que preside el salón de plenos del Ayuntamiento, justo encima del retrato del Rey y del sillón en el que se sienta el alcalde, seguirá en su sitio pese a que ayer el plenario municipal, con los votos de Sí de Puede, Valladolid Toma la Palabra y el PSOE, refrendó el carácter laico de la institución.

La moción que Sí se Puede sacó adelante recoge que en los espacios de titularidad pública que dependan del Ayuntamiento no habrá simbología religiosa alguna, salvo aquella que esté considerada como bien patrimonial e histórico o forme parte de los elementos o estructurales de la edificación.

La imagen del Cristo crucificado es el único símbolo religioso en el salón de plenos, y además en el lugar más visible, pero el alcalde, Óscar Puente, descartó su retirada por estar catalogado bien patrimonial. De hecho Puente reiteró al terminar la sesión, como ya avanzó el día de la patrona de la ciudad al ser preguntado por la moción de Sí se Puede, que la votación de ayer no cambiará en nada lo que hasta ahora era tradicional, como la participación en actos religiosos de la ciudad, ni tendrá un efecto visible en la retirada de símbolos.

La moción para impulsar la libertad de conciencia y el carácter laico del Ayuntamiento, así se presentaba, venía precedida de cierto ruido, incluso de alcance nacional, al que contribuyó la Asociación de Abogados Cristianos al pedir al alcalde que la rechazara porque creaba un precedente para otras ciudades. La asociación intentó intervenir ayer en el pleno, intervención que fue rechazada, como lo fueron en su día las de UGT y Amnistía Internacional, por no estar inscrita en el registro municipal de asociaciones, aunque el concejal del PP Jesús Enríquez protestó por la exclusión y acusó al alcalde de aplicar «la mordaza a quien no comulga con su ideología».

La discusión en torno a la laicidad del Ayuntamiento discurrió más en un plano filosófico, sin concretarse, y así terminó el debate, su traducción práctica. La concejala de Sí se Puede, Gloria Reguero, encargada de la defensa de la moción, dijo que su grupo se limita a reclamar «que se cumpla la Constitución» y añadió que el Ayuntamiento «es aconfesional porque lo dice la ley». Insistió en que no tratan de «imponer nada» sino de garantizar «la neutralidad» del Ayuntamiento en una ciudad, Valladolid, «diversa y plural, que no está adscrita a ninguna religión».

La moción también recoge que el Ayuntamiento no promoverá celebraciones religiosas, pero contempla excepciones en aquellos casos que supongan un bien patrimonial e histórico. Entre estas excepciones Reguero incluyó la Semana Santa por tener «un valor cultural, artístico y turístico que trasciende lo religioso».

La portavoz de Ciudadanos, Pilar Vicente, se mostró muy crítica con una moción que, dijo, pretende «expoliar a la Iglesia». Aludía a otro de los puntos aprobados, en el que se contempla la elaboración de un censo de propiedades de instituciones religiosas inmatriculadas nada menos que desde 1946 y recuperar aquellas «que pudieran ser consideradas patrimonio de la ciudad». Otro de los acuerdos que parece de imposible cumplimiento. Para Vicente, con su iniciativa Sí se Puede «en vez de buscar el interés de los vallisoletanos», contribuye «a dividir y enfrentar».

Muy al contrario, la portavoz de Sí se Puede, María Sánchez, consideró oportuna la moción ante el proceso de «secularización» de la sociedad, negó que suponga «menospreciar a ninguna religión» y criticó que «lo católico se imponga de facto como oficial». Sánchez fue la única que mencionó al Cristo que preside el salón de plenos para preguntar «¿qué sentido tiene?» que esta figura siga en este lugar.

En la línea con lo dicho por el alcalde, el portavoz del PSOE, Pedro Herrero, fijó la posición de su grupo, que pasa por mantener la equidistancia entre «las tradiciones populares y la Constitución». Incluso recurrió a un texto del Papa Benedicto XVIpara defender la «sana laicidad». Lo que dejó claro Herrero es que «las autoridades municipales no pueden vivir ajenas los ciudadanos» y sus tradiciones.

El más duro en su intervención fue el concejal del PP Jesús Enríquez, quien acusó a Sí se Puede de «anticlericalismo trasnochado» y de presentar una moción «liberticida». Recordó Enríquez las raíces europeas del «humanismo cristiano», aseguró que «la laicidad no garantiza la libertad de conciencia» y consideró la propuesta del grupo proponente como «una maniobra de distracción para disputarse el voto de los extremistas».

Al final se aprobaron los 16 puntos de la moción, entre ellos uno para instar al Gobierno a impulsar una nueva ley de libertad de conciencia. La portavoz de Sí se Puede, Rosario Chávez, expresó su satisfacción por haber «abierto el debate». La repercusión práctica es lo que no parece tan clara.

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria