Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

La Audiencia condena al edil del PSOE por acoso a la ex líder de Juventudes

Ratifica la pena de primera instancia: «Alteró la vida cotidiana de la víctima de forma grave»

Í. ARRÚE / VALLADOLID
15/03/2019

 

La Audiencia de Valladolid ha ratificado la condena que impuso el Juzgado de lo Penal 2 contra el edil del PSOE en Berrueces Baltasar de la C.G., por un delito de acoso (hostigamiento) contra la ex presidenta de Juventudes Socialistas (JJ.SS.) de Valladolid, Elisa Abril, al concluir que la conducta del acusado «alteró de forma importante» su vida cotidiana y su normal proceder en de manera «sustancial y grave».

Como adelantó EL MUNDO DE VALLADOLID, la juez de lo Penal 2 condenó en diciembre al concejal del PSOE de Berrueces, a 1.470 euros de multa por acoso (hostigamiento) y 1.500 euros de indemnización a la víctima, además de 101 euros de gastos de Sacyl, ya que consideró probado que a lo largo de un año (de junio de 2015 a mayo de 2016) escribió decenas de comentarios despectivos en Twitter contra la víctima por haber apoyado a un candidato de la lista contraria del edil acusado, en las primarias celebradas en Medina de Rioseco en 2014.

El condenado, además, atribuyó a Elisa Abril la autoría de un mensaje en una papeleta en las elecciones de Medina de Rioseco de mayo de 2015. En este voto nulo sobre la papeleta de la lista de Julio Galván (actual portavoz del PSOE en Medina de Rioseco), alguien escribió: ‘Pelotón de los torpes, fascistas comemierdas’. En esa mesa electoral estaba Baltasar de interventor.

La víctima, que llegó a sufrir una crisis de ansiedad en 2016 por la incesante campaña de insultos, asegura, que no solo no escribió ese mensaje en la papeleta. «Es que ni siquiera era mi colegio electoral. Pero de nada sirvió, porque me hizo sufrir más de un año», lamentó la víctima, que terminó renunciado a su cargo de secretaria general de JJ.SS. de Valladolid y secretaria de Organización de JJ.SS. de Castilla y León en abril de 2018 (el mandato era hasta 2020).

La sentencia del Juzgado de lo Penal 2 no era firme y ahora ha sido ratificada por la Audiencia de Valladolid, al desestimar la apelación de Baltasar de la C.G. y confirmar íntegramente el fallo de primera instancia. El letrado del condenado trasladó ayer que no había podido hablar con su cliente tras esta nueva resolución condenatoria, por lo que declinó realizar declaraciones y también pronunciarse sobre si recurrirán la sentencia ante el Tribunal Supremo, posibilidad a la que tienen opción dentro del plazo de cinco días.

Según los hechos probados, Baltasar de la C.G., creó con el «hostigamiento» a Elisa Abril «un ambiente de presión en la misma que la hiciera apartarse de su cargo en las JJ.SS. de Castilla y León».

Y sostiene que «si bien no citaba el nombre o apellidos de Elisa de «forma evidente» las referencias «iban dirigidas a su persona».

La batería de tuits empezó el 19 de junio de 2015 con el siguiente: «Cuando se descubra lo que hiciste, te vas a tener que meter debajo de la cama...», para añadir tres minutos después:«Si escupes hacia arriba, ...te caerá en tu cara...». Meses después, en octubre, escribió: «No puedo felicitar a quien me llama torpe, fascista y comemierda. Merece todo mi desprecio».

Siguieron varios más y el 25 de diciembre de 2015, siempre según la sentencia, tuiteó:«Me da igual que hagan captura de pantalla, hace tiempo que te tengo capturada sin posibilidad que te escapes, será el fin de tu aventura», avisa.

Los mensajes seguían en enero mofándose de una candidata del PSOE a la Alcaldía de Rioseco amiga de Elisa, y en marzo por la intervención de la víctima en un congreso en León. «Nivelazo el de la niña», se reía. El 7 de marzo la líder de JJ.SS.acudió por ansiedad a urgencias el Clínico de Valladolid, pero esta situación no aplacó al hostigador. «La niña tiene ansiedad, ¿Qué le pasará a la niña?», escribió Baltasar C.G.

El día después, ella presentó denuncia ante la Guardia Civil, y no cesaron los comentarios. «Volverán las oscuras golondrinas, no lo dudéis», «es te cuento NO se ha acabado», tuiteó el mismo día, para proseguir con otros hasta mayo.

La Audiencia ha ratificado en esta nueva sentencia lo apreciado por la primera juzgadora, es decir, que el caso reúne «todos los elementos configuradores del delito de acoso. «Se trata de una actuación reiterada en el tiempo, consistente en comunicarse a través de una red social a la que el acusado sabe que accede su víctima, y el entorno en el que ella se desenvuelve (el partido político del PSOE de Medina de Rioseco), y el contenido de los mensajes están dirigidos a presionarla psicológicamente con el fin de perjudicarla en su trayectoria política, habiendo declarado Elisa que la conducta del acusado la ha ocasionado miedo y estrés».

«Menuda hipocresía del PSOE, nadie me ha llamado aún»

Elisa Abril escribió el pasado 19 de diciembre, nada más ganar su primera sentencia: «Tarde o temprano, todo se paga en esta vida, y una de las cosas más satisfactorias de ella, es que la Justicia te de la razón. Después de unos años de espera y sufrimiento, la justicia dice que ese señor ha cometido un delito de acoso hacia mi persona. Nada más que añadir. Cada cual ahora que asuma sus responsabilidades, porque si de verdad hay algo lamentable en esto, son las actitudes que muchas personas han tenido al respecto tapando, escondiendo y defendiendo a un acosador».
La frase la repite ahora. Su satisfacción es mayor, su alegría es doble, ya que ve ganada la causa porque es muy improbable un recurso a la desesperada, pero la última sentencia sigue: «No he encontrado ningún apoyo en la ejecutiva regional o provincial del PSOE. Nadie me ha llamado para preguntarme ni como estaba. Nada», asegura Elisa ahora volcada en la ayuda a domicilio, como trabajadora social que es.

En este apagón absoluto de solidaridad solo ha habido dos excepciones, la de Susana Díaz y la de Soraya Rodríguez, quienes le llamaron para felicitarle al poco de conocer la primera sentencia que publicó este diario. ¿Será este apoyo susanista lo que ha laminado que Teresa López o Luis Tudanca y otros cargos regionales hayan eludido transmitirle su solidaridad? «No lo sé porque no tengo información ni para eso», contesta Elisa. «Solo puedo decir que como mujer, como socialista y como víctima de acoso, me parece una hipocresía que el PSOEsaliese el 8-M a manifestarse y a reivindicar en la calle los derechos de las mujeres, y nadie de mi partido se digne a darme apoyo. Es una falta de sensibilidad imperdonable», afirma.

 

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria