Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Manuel Saravia, Concejal de Planeamiento y Vivienda

«A alguien puede resultar insultante que un edil cobre 1.150 euros sin abrir la boca»

sumido, y parece que digerido, el pinchazo electoral, Saravia considera que el mensaje de Toma la Palabra tiene que sonar más alto y claro, sin que ello signifique romper la lealtad con la que han actuado estos años

F. MARTÍN / VALLADOLID
08/07/2019

 

Manuel María Víctor Saravia Madrigal, Manolo Saravia para los amigos y para los ciudadanos, volverá a ocuparse del urbanismo, aunque recortadas sus competencias, un recorte del que le duele en especial la pérdida de las obras, ahora en manos de Luis Vélez. Estuvo a punto, como sus dos compañeros de Valladolid Toma la Palabra, de quedarse fuera del equipo de gobierno del Ayuntamiento tras romperse la negociación con el PSOE. De aquel encontronazo con el alcalde, Óscar Puente, queda algún rasguño, no parece que llegue a la categoría de herida, que Saravia confía en que cicatrice pronto.

Pregunta.– De nuevo están en el equipo de gobierno, pero las cosas han cambiado respecto a hace cuatro años. Después del desencuentro vivido con el PSOE, que estuvo a punto de dejarles fuera, después de haberles recortado competencias, ¿afrontan esta nueva etapa con cierto desencanto?
Respuesta.– Asumo la palabra desencanto y puede ilustrar de alguna manera la situación. Lo que debemos hacer, lo más razonable, es seguir en el equipo de gobierno y llevar los temas que ahora tenemos con el recorte de competencias. En estos primeros días la situación es un poco distinta porque tenemos que recolocarnos y la sensación es de cierta pérdida. Estoy hablando con el personal de los servicios que antes dependían de Urbanismo y la sensación es de despedida, aunque seguiremos colaborando.

P.–En el anterior mandato había una buena química, al menos aparente, entre usted y Óscar Puente. ¿Se ha roto algo en la relación después de la tensión vivida y la decisión del alcalde, luego corregida, de dejarles fuera?
R.–Es un poco distinta. Hemos pasado unos días en los que ha habido tensión, incluso algunas acusaciones, vamos a decir entre unos y otros, y en ese sentido sí que han cambiado las cosas un poco. Yo confío en que se restablezca. No sería la primera vez en la que unas relaciones se recomponen después de una situación tirante.

P.–¿Hablan como lo hacían antes?
R.– Un poco menos porque en estos últimos días o semanas el alcalde ha estado menos presente en la ciudad por distintas razones.

P.– ¿Confía en Puente?
R.– Sí, sin ninguna duda. Si no confiásemos no podríamos haber alcanzado un acuerdo. Confiamos en el alcalde y en el resto de los miembros del equipo de gobierno, pero nos falta rodar. Hay algunas cosas que incluso no sabemos quién las tiene que firmar porque ya estaban empezadas.

P.– En el primer pleno de la nueva etapa ustedes se opusieron al incremento de la indemnización por asistencia a los plenos a los concejales que no tienen dedicación exclusiva para pasar de 916 euros a 1.150. ¿Les parece demasiado para un edil de una ciudad de 300.000 habitantes?
R.– Depende. Un concejal que tiene sueldo en otra administración y aquí cobra 1.150 euros sin que haya intervenido nunca, sin abrir la boca, sólo por venir una mañana, me parece muchísimo dinero. Hay otros que tienen más presencia en las comisiones y puede ser poco incluso. Pero una subida lineal del 25% sin otra consideración ni justificación alguien lo puede considerar hasta insultante. Hay mucha gente que cobra el salario mínimo y un médico cobra menos por una guardia.

P.–Si eso les parece insultante, ¿que les parece la posibilidad, apuntada por el alcalde y parece que respaldada por el PP, de subir los sueldos a los concejales con dedicación, entre ellos a ustedes claro?
R.–Hay una cosa que llama la atención. He visto que los grupos políticos de las Cortes de Castilla y León se van a subir la asignación 10%. Antes de empezar, la primera medida que toman es subirse el sueldo y muy por encima del IPC. ¿Pero qué estamos haciendo? ¿No se puede dejar para más adelante, aunque sólo sea por guardar las formas? Me parece muy mal que empecemos con este tipo de cuestiones.

P.– Si ustedes plantean una rebaja del 25% es evidente que en esto no van a coincidir con su socio, el PSOE.
R.– Es una posición con la que nadie se puede llevar a engaño. Ya la hemos planteado anteriormente y la hemos llevado en la campaña electoral, además de estar en nuestro código ético. Nuestra posición no puede ser más clara.

P.– El PP les propone a ustedes que si quieren ahorrar dinero al erario público que renuncien a ese 25% su sueldo, medida que alcalde le parece acertadísima.
R.– Ya se planteó en el anterior mandato y hay un informe jurídico en el que se dice que no se puede renunciar a una asignación de ese tipo. Pero es que además no se trata de eso. No tiene ni pies ni cabeza que se pueda plantear la renuncia a un sueldo. Otra cosa es que nos lo bajemos todos. Los sueldos de los políticos tienen que ser razonables, pero tampoco puede ser tanto como para que se pervierta el sentido de la labor que se está desarrollando. Hay que argumentarlo.

P.– De las competencias que le han recortado, ¿cuál es la que más le duele haber perdido?
R.–No me parece que la concejalía de Urbanismo funcionase mal. A lo mejor hay cosas que podían haberse explicado de otra manera, pero no funcionaba mal y tenía sentido. El problema principal ha sido siempre de personal. Perder las obras de conservación y mantenimiento me da mucha pena. Dan muchísimos disgustos, pero es algo que me gustaba. Yla concesión de licencias tienen menos atractivo desde el punto de vista del trabajo, pero es un servicio muy vinculado a las propuestas de planeamiento.

P.–Cuando el alcalde dijo que algunas cosas no funcionaban, ¿se sintieron aludidos directamente?
R.–Es que lo dijo expresamente, en concreto dos de las tres concejalías nuestras y la de Antonio Gato. Otras que han tenido problemas, incluso desde el punto de vista jurídico, no se citaban. Pero por ejemplo, decía que había que agilizar las licencias, cuando en el propio programa del PSOE se decía que las licencias han mejorado mucho. Es un poco chocante, yrealmente han mejorado.

P.– Ustedes estuvieron fuera del equipo de gobierno y al final volvieron tras el pulso mantenido con el alcalde, pero casi en la misma situación. ¿Para qué tanto ruido si al final se quedaron igual?
R.–No, no, hubo cambios importantes. La primera propuesta se cambió de forma importante, pero quedaban flecos y esos se han resuelto.Por ejemplo, la oficina de contratación finalmente se sacó de las dos áreas y ya se irá resolviendo. Pero la cuestión es cómo se hizo. Llegó un momento en el que dijeron que no querían hablar más y, claro, hacer una propuesta para que se tome o se deje, de forma taxativa, creo que no se puede ir así.

P.–¿Están cómodos en el equipo de gobierno?
R.– Estamos recolocándonos. Hay muchos aspectos que hay que ir ajustando.

P.– ¿Cuáles, por ejemplo?
R.–Cuestiones de reparto de competencias que no se sabe muy bien dónde caen. Son asuntos tangenciales a varias concejalías y no se sabe muy bien a cuál corresponde.

P.– ¿Siguen pensado que 12 concejales son muchos?
R.– Sin ninguna duda. El problema, insisto, es de falta de personal, más que de número de concejalías. Se ha jubilado mucha más gente de la que entraba y eso crea problemas de funcionamiento.

P.– Ahora hay una concejalía específica para coordinar el trabajo del equipo de gobierno, al frente de la que está Pedro Herrero. ¿Se sienten más vigilados, va a existir una mayor fiscalización de su trabajo?
R.– Llevamos apenas dos semanas, pero no he tenido esa percepción. El trabajo que está haciendo Pedro ha sido coordinar las inversiones financieramente sostenibles y se va a meter con los presupuestos. Y  me parece que eso está bien.

P.– ¿Han asumido ya que han perdido un concejal?
R.–Claro que lo hemos asumido. Con todo el dolor, pero desde la noche electoral somos conscientes de que hemos perdido votos y un concejal. Algunos nos dicen ‘habéis resistido’ porque en otras ciudades similares la caída ha sido mayor, pero no es excusa. Hemos perdido.

P.– ¿Y han analizado por qué han perdido apoyo popular cuando usted ha tenido mucha visibilidad en el anterior mandato?
R.–Hemos estado entregados a la labor de gobierno en un equipo y el grande suele llevarse la mejor parte. La alcaldía es un plus enorme. Hemos tenido una implicación grande en la labor de gobierno y eso nos ha penalizado de forma importante. Pero no quiero eludir que hay que hacer autocrítica del trabajo hecho. Ha habido cosas que se han hecho bien, pero a la hora de diferenciar las propuestas con el PSOE no lo hemos sabido hacer.

P.–¿Y han extraído alguna enseñanza de ello? ¿Van a ser más críticos dentro del equipo de gobierno, van a marcar más su territorio desde el principio en esta nueva etapa?
R.– No estamos con esa intención, ni mucho menos. Hemos trabajado la legislatura anterior de una forma leal, aunque es una palabra que se utiliza tanto que al final no se sabe qué quiere decir. Pero las diferencias tanto en los sueldos como en otras materias las hemos resuelto de forma razonable y va a seguir así. Pero lo que sí es cierto es que el mensaje de Valladolid Toma la Palabra tiene que estar más presente, tanto dentro del equipo de gobierno como fuera.

P.– El sistema asambleario que utilizan ustedes, ¿no les perjudica a la hora de tomar decisiones?
R.– Claro que perjudica, pero hay algo que siempre me gusta comentar. La participación viene de los años setenta u ochenta y tiene sus ventajas en cuanto que hay más implicación ciudadana, pero la participación cuesta, tanto dinero, como tiempo y disgustos. La democracia es mucho más cara que otros sistemas, en todos los aspectos. Es verdad que este sistema de primarias, de consulta a la asamblea es, por decirlo de alguna manera, cansado, pero hay que hacerlo.

P.– Entre los cambios operados en lo poco que va de mandato destaca la buena sintonía que parece existir entre el alcalde y la portavoz del PP, Pilar del Olmo, y su segundo, José Antonio De Santiago-Juárez. ¿Cómo ve este nuevo clima político en el Ayuntamiento?
R.–Me parece bien, pero creo que pasados unos meses las cosas serán de otra manera por la propia naturaleza de la oposición política, con independencia del trato personal. Me parece que habrá más tensión por la evolución de los acontecimientos, pero está bien empezar así.

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria