Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

UN HOMBRE / UNA FRONTERA / JOSÉ FRANCISCO BAUTISTA

«En La Raya el idioma es vital para la comunicación y sin comunicación sigue habiendo frontera»

JAVIER PÉREZ ANDRÉS / VALLADOLID
05/01/2019

 

Vive en La Raya, es hijo de un territorio de frontera. Siempre a medio camino entre dos culturas. Ganadero hasta el año pasado, arribeño y alcalde. Involucrado desde hace años en la puesta en valor del recurso del Duero en el Arribe y con su pueblo Hinojosa de Duero. Es de la añada del 57, tiene ascendencia portuguesa y se crió junto a los rebaños de caprino, ovino y vacuno. Estudió Filología Inglesa, pero nunca ejerció. Actualmente tiene dedicación absoluta como diputado y se considera un salmantino rayano. Su sueño de atracar un barco español en el puerto de Vega Terrón se ha cumplido este año.

Pregunta.- ¿Qué es La Raya?

Respuesta.- Un territorio por desarrollar y por descubrir, con mucha falta de inversión.

P.- ¿Qué supone la llegada de fondos europeos en La Raya?

R.- Por desgracia, el dinero de Europa ha servido para poco a efectos prácticos. La Raya es una cultura, pero también una barrera importante tanto de una parte como de otra.

P.- ¿Todavía se acuerdan de guardinhas y guardias civiles en medio del río?

R.- Desgraciadamente, o afortunadamente, sí.

P.- Cuando José Saramago en ‘Viaje a Portugal’ relataba que las truchas de La Raya no sabían de dónde eran, ¿podría aplicarse esa metáfora hoy?

R.- Empieza a notarse ese espacio cultural, a no distinguirse demasiado un lado u otro, cuando se entiende el idioma a ambos lados. Sin comunicación sigue habiendo frontera.

P.- Como rayano, ¿habla portuñol o portugués?

R.- Hablo portuñol.

P.- ¿Sería partidario de que se impartieran en los colegios de La Raya tanto el castellano como el portugués?

R.- Deberían ser obligatorios. Los Fondos Europeos deberían haber servido para que la interrelación entre ambas partes fuera efectiva.

P.- ¿Con qué ejemplo me demostraría esa fusión que a lo largo de la historia han tenido a un lado y al otro del Douro?

R.- Por ejemplo, por motivos laborales venían vecinos portugueses a la frontera que terminaban casándose con españoles y viviendo aquí. En mi caso, mi segundo apellido es Piñel, por lo que seguramente mi tatarabuelo fuese portugués. A pesar de fronteras, siempre ha habido métodos para cruzarse… ¡nunca mejor dicho!

P.- ¿Se llevan a cabo acciones políticas municipales sobre La Raya?

R.- Llevo 15 años ejerciendo de alcalde. Somos educados y nos invitamos a los diferentes eventos que hacemos, pero la interrelación política no existe.

P.- ¿Cómo es posible que separándonos apenas unos metros de río, en un espacio donde se fusionan culturas y fiestas, no haya proyectos económicos conjuntos?

R.- Habría que analizar en qué se han invertido esos Fondos Europeos destinados a permeabilizar la frontera, a crear ese espacio común de negocios y convivencia y que, salvo algún hecho aislado, no han servido para eso.

P.- ¿Por qué los portugueses tienen un paisaje agrario más cuidado que nosotros?

R.- La culpa es de la política agraria. La parte portuguesa se dedica más a infraestructuras agrarias y aquí más al ganadero o al agricultor individual. El terreno es el mismo, pero una vez que pasas La Raya a ambos lados del Duero están cultivadas sus orillas y en la parte española no.

P.- Los miradores abiertos en los últimos años, ¿nos han abierto los ojos?

R.- A los habitantes de La Raya sí, pero no ha sido así con los políticos de alto nivel que siguen ciegos. No existimos, somos el granero de votos. Ha faltado una política que analice el futuro de esta zona.

P.- Sin embargo, este territorio proporciona energía con los proyectos hidroeléctricos…

R.- Es una zona generadora de energía que no repercute aquí. Baste un ejemplo: el último centro de nuevas tecnologías creado por Ibrerdrola, que debería estar en cualquier pueblo de Arribes generador de energía hidroeléctrica, está en Aldeatejada en el alfoz de Salamanca.

P.- Al menos nos dejarán que los pueblos se conviertan en productos turísticos…

R.- No, Aldeaduero fue una excepción y desde entonces no han vuelto a hacer nada más. Además, Iberdrola en la comarca ahora no invierte; tiene las centrales, las presas y la generación, pero no repercute en la zona, excepto en pocos pueblos que reciben la parte proporcional.

P.- ¿Podemos rentabilizar más el Duero?

R.- Totalmente, solo hay que ver el flujo de cruceros de lujo que llegan desde Portugal. Me pregunto si ese flujo no podría estar también en la parte española… El río debe ser conductor de riqueza. De hecho, cuando se pasa la primera esclusa, en Pocinho, cambia el aspecto del Duero en cuanto a tráfico fluvial, trabajo y turismo.

P.- ¿Por qué destaca el muelle de Vega Terrón?

R.- Vega Terrón es un enclave único en la provincia de Salamanca donde llegan unos 120.000 turistas al año que no dejan ni un euro en la comarca. Es difícil comprender cómo un enclave único desde el que se puede dar la vuelta al mundo en barco da tan poco beneficio.

P.- ¿Cómo se podría rentabilizar?

R.- Se necesita una puesta al día y que algunos de esos cruceros hagan el viaje al revés o se establezca alguna empresa atendiendo a los turistas desde la parte española como hacen en la parte portuguesa. Las administraciones deberían invertir para impulsar ese turismo porque estamos en un invierno demográfico importante y sin solución.

P.- Ha aportado su granito de arena involucrándose con su familia en un proyecto de un pequeño barco, ¿es viable?

R.- La esperanza es que sea el inicio de un despertar importante de navegación en el Duero desde la parte española.

 

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria