Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Sanidad pública, universal, gratuita…y de calidad

 

LA CALIDAD DE la sanidad es uno de los puntos estratégicos de urgente evaluación por la Consejería de Sanidad. Las características de la población de Castilla y León hacen necesaria una infraestructura sanitaria más potente. El 80% de los 2.248 municipios tienen menos de mil habitantes y la mitad viven en núcleos de población entre los 100 y los 500 vecinos. La dispersión geográfica supone un problema de accesibilidad a los centros sanitarios que suman dificultades a una población más envejecida y con múltiples patologías. Es preciso, pues, una financiación sanitaria acorde con las necesidades poblacionales y ampliar el número de médicos. Por todo ello, el dinero destinado a la sanidad en Castilla y León tiene que ser superior que el que en razón a la población se dedica en el del resto del país.

Un territorio disperso, con una superficie total de 94.226,9 Km2, una población envejecida- es la comunidad autónoma donde más personas longevas viven- y una densidad de población muy baja (26,74 habitantes por kilómetro cuadrado), obligan priorizar estrategias políticas que reviertan en una asistencia más equitativa. Los habitantes de La Cabrera de León tienen menos acceso a las mejoras sanitarias que los vecinos de Valladolid, una realidad que, por si sola, es motivo más que suficiente para aumentar la inversión sanitaria por cada ciudadano. Hay que acercar la sanidad a la ciudadanía.

Castilla y León ocupa la sexta posición de España en gasto sanitario por habitante, con 1.346 euros por persona, por encima de la media nacional, que se sitúa en 1.208, según los datos del informe sobre ‘Estadísticas de Gasto Sanitario Público’ del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del año 2013. Sin embargo, aún reconociendo el esfuerzo de la Junta, no son datos para el optimismo. En relación a su población, las comunidades con mayor gasto sanitario público son el País Vasco (1.417 euros por habitante), el Principado de Asturias (1.423 euros por habitante) y la Región de Murcia (1.417 euros por habitante).

El envejecimiento progresivo de la población es otro de los retos sanitarios para una comunidad que tendrá 1,5 millones de personas mayores de 65 años en el 2023 y la población menor de 15 años se reducirá en un millón, según la proyección que hace el Instituto Nacional de Estadística (INE). La evolución de las población, con cada vez más personas mayores que necesitan una mayor atención sanitaria, hace preciso adaptar las estructuras sanitarias a la realidad de la Comunidad.

Castilla y León necesita más profesionales sanitarios que otras comunidades. El aumento de la presión asistencial ya es un hecho y las condiciones laborales de los profesionales empeoran. La crisis económica y el cumplimiento del déficit público ha supuesto una pérdida económica para los médicos que, sin embargo, han cumplido con extraordinaria profesionalidad su cometido de atención a los pacientes, con pocos recursos y con una mayor carga asistencial. El plan de reordenación de recursos humanos no se ha hecho con la participación de los colegios profesionales ni las organizaciones científicas y la precariedad laboral pesa ya en un colectivo que ha visto alargar su jornada laboral y carece de una motivación adecuada. Pese a todas estas dificultades, son los propios profesionales los que han conseguido una atención de calidad. Según los datos del Barómetro Sanitario 2014, publicado en 2015 por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y elaborado por el CIS, los ciudadanos de Castilla y León califican con un 6,57 el funcionamiento del sistema público sanitario, una nota por encima de la media nacional y mejor que la del año anterior. El 85,7% de los castellanos y leoneses consideran que la atención que recibieron en el sistema público de salud fue buena o muy buena en Atención Primaria, mientras que el 86,1% realizaron esta valoración cuando acudieron a un especialista en alguno de los hospitales de Castilla y León. Ese grado de satisfacción hay que atribuirselo, sin duda, al esfuerzo de los trabajadores sanitarios.

Las características poblacionales deben ir de la mano de incentivos laborales diferentes a los que tienen otras comunidades. Fidelizar a los profesionales es una necesidad para alcanzar la excelencia sanitaria. No fidelizar el buen trabajo significa el éxodo a otras comunidades y el vacío de los hospitales y centros de salud de los mejores especialistas. Hay especialidades en Castilla y León que ya son de difícil cobertura, como es el caso de Pediatría.

La formación de los médicos especialistas es un debate de plena actualidad debido a la escasez de facultativos. Retenerlos en zonas geográficas alejadas de los núcleos urbanos se está convirtiendo en un reto asistencial. La Consejería de Sanidad no debería dejar pasar más tiempo y actuar con medidas concretas. En Castilla y León son necesarios y de inmediata puesta en marcha los planes de fidelización y formación, estrategias que tienen que contar con el consejo de los colegios de médicos de la Comunidad.

La relación entre motivación, satisfacción y rendimiento es directa. Los Médicos Internos Residentes (MIR) son los futuros profesionales médicos. Planificar medidas que los motiven a quedarse en los hospitales que los forman es una prioridad que no debe prolongarse más.

Para el diseño de las políticas de fidelización hay que tener en cuenta no sólo el aspecto económico sino también la evolución de los cambios médicos, como son la feminización de la profesión, el envejecimiento de los profesionales, la formación de especialistas y la demanda de médicos en el extranjero. Estos factores hacen necesario cambios en las políticas de conciliación de la vida profesional y familiar, recambio de los profesionales con nuevas especialidades, un aumento del número de plazas en cada convocatoria y mejores condiciones laborales y salariales.

La oferta sanitaria, las próximas jubilaciones de médicos, el desarrollo de las nuevas tecnologías, la demanda y la evolución de la población son aspectos a tener en cuenta a la hora de realizar una correcta planificación de los recursos en Atención Primaria, que para que funcione de manera adecuada, tiene que mejorar la relación multidisciplinar con los especialistas de los hospitales, lo que redundará en una mejor atención sanitaria.

Hacen falta más médicos. La reducción de efectivos médicos y enfermeras pone en peligro la calidad asistencial y, como primer deterioro más visible, está el aumento de las listas de espera quirúrgicas. La falta de inversión también se traduce en los colapsos de las urgencias y los retrasos en las pruebas diagnósticas. 29.233 castellano y leoneses, 525 más que en el mismo periodo del año anterior, estaban al acabar 2015 en la lista de espera para operarse, según anunció la propia Consejería de Sanidad, lo que evidencia la falta de interés político en aumentar los recursos.

La continuidad de los cuidados entre los dos niveles asistenciales es otro de los principales retos sanitarios. La eficacia de la mejora de las relaciones entre Atención Primaria y Especializada está suficientemente acreditada como una política de aseguramiento de la calidad en la asistencia en pacientes crónicos y ancianos frágiles. Responder a todos estos retos, junto con la correcta gestión de los procesos ahorrará tiempo y evitará la duplicidad de pruebas diagnósticas, contribuyendo a mejorar la calidad asistencial a los ciudadanos de nuestra comunidad y las condiciones de trabajo y desarrollo profesional de facultativos y resto de profesionales de Nuestro Servicio de Salud.

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria