Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Una oportunidad histórica

ADRIÁN GARCÍA ADRIÁN GARCÍA
21/03/2016

 

NO VOY A descubrírselo. Estamos viviendo la mayor revolución de la historia. Desde el año 1990 hasta hoy, el desarrollo social de la humanidad ha avanzado lo mismo que en los 3.000 años anteriores. Y esto sólo está empezando.

La nueva era digital representa un cambio tan profundo y radical que todo cálculo o previsión sobre sus consecuencias, se queda corto. La ciencia ficción ya no vende, pues muchas de esas tecnologías que adivinábamos imposibles ya existen o no nos cuesta imaginar que lo harán en breve.

Se presenta ante nosotros un enorme reto, quizá el mayor al que debamos enfrentarnos como sociedad y, a la vez, una oportunidad histórica en términos de crecimiento y bienestar. Una oportunidad de construir una nueva y mejor Sociedad Digital.

En el mundo existen actualmente unas 6.000 enfermedades que no se sabe lo que son, pero que se pueden curar o prevenir a través del análisis genómico en un plazo de cinco años a través del procesamiento de millones de datos con Big Data. El Big Data ayudará a “aplanar” el mundo, haciendo que haya más igualdad de oportunidades entre los niños de cualquier parte del planeta. La educación es, sin duda, la clave del progreso y Telefónica podría dar formación digital en los próximos cinco años a diez millones de niños en todo el mundo.

Sin embargo, la digitalización de nuestra sociedad no avanza al ritmo que deseamos y hay que preguntarse por qué. La repuesta no es sencilla, pero podemos decir, en general, que nos faltan conocimientos digitales. Necesitamos formar a una nueva generación digital que lidere esta transformación, pero si miramos los planes de estudios de nuestras escuelas y universidades podemos comprobar que se enseñan muchas cosas que no sirven…

La tasa de desempleo juvenil en España supera el 50 por ciento, pero el 65 por ciento de los jóvenes que cursan Educación Secundaria trabajarán en profesiones que hoy no existen. Las previsiones de la UE apuntan a la creación de 900.000 empleos tecnológicos de aquí a 2020, pero en Europa y en España, las empresas TIC no encontramos los perfiles profesionales que buscamos.

Es necesario incorporar talento digital a nuestras empresas y esto deberá hacerse inevitablemente a través de la formación y el apoyo al talento y al emprendimiento. Ésta es una de las prioridades de Telefónica, que quiere convertirse en un referente en Educación y Empleo Digital, con una estrategia integral de apoyo al emprendedor denominada Open Future, apostando por las mejores ideas tecnológicas en todos los estadios de madurez y ofreciendo capital para su desarrollo.

Nos jugamos mucho en este proceso. La digitalización es clave para ganar competitividad e impulsar el crecimiento económico. El progreso social podrá ser exponencial y también la creación de riqueza y sólo hemos visto la punta de iceberg en cuanto a las capacidades que pueden ofrecer tecnologías como Big Data o Internet de las Cosas. Apoyada en estas tecnologías, la economía española podría crear entre 250.000 y 300.000 puestos de trabajo si sabe digitalizarse al ritmo que debe y con las políticas necesarias.

Una quinta parte del crecimiento global de los últimos veinte años se debe a la industria digital y, según diversos informes del sector, si se incrementara en un 10 por ciento la digitalización de la economía, los ratios de crecimiento del PIB per cápita aumentarían en torno al 40 por ciento.

El despliegue de estas redes de ultra banda ancha es básico para impulsar las tecnologías que harán posibles la digitalización de nuestra economía y, con ello, la creación de empleo. Se calcula que por cada millón invertido en TIC’s, se generan 33 puestos de trabajo.

Las empresas del sector somos conscientes de este potencial, pero necesitamos que las instituciones, gobiernos, sindicatos, empresas y reguladores se den cuenta también del potencial del mundo digital en beneficio del propio ciudadano y se fomenten políticas de apoyo a la inversión y al empleo. Es necesario revisar el marco regulatorio, especialmente en lo referente a la competencia, para que se proteja y favorezca la inversión y la innovación y se garantice la igualdad de condiciones para todos los agentes del ecosistema digital.

Pero hay datos para el optimismo. A pesar de algunas debilidades compartidas y de falsos mitos sobre nuestros talentos o capacidades, la situación de partida no es mala ni en España, ni en Castilla y León.

Nuestro país tiene la tasa de cobertura de fibra óptica hasta el hogar más alta de Europa en términos absolutos y, también, la de penetración de smartphones. Estas cifras son un indicador de fortaleza y capacidad de cambio. En Telefónica nos sentimos orgullosos de estar liderando las inversiones en redes de ultra banda ancha, tanto fijas como móviles (más de 10.000 millones de euros en el periodo 2010-2014), lo que nos sitúa en vanguardia tecnológica europea y nos permite decir, sin complejos, que contamos con la mejor red de Europa.

Castilla y León cuenta con unos jóvenes “intensivos” en el uso de las tecnologías y las redes sociales, con una Administración entre las más digitalizadas de España y con unos indicadores en la media nacional en lo que se refiere al uso de Internet en las grandes y medianas empresas (no así en las micro), según nuestro informe anual sobre la Sociedad de la Información en España. Además, el crecimiento en el acceso a internet de Banda Ancha ha crecido 20 puntos en cuatro años.

Es una Comunidad innovadora, con centros de referencia como La Fundación Centro de Supercomputación de Castilla y León o nuestro centro de Telefónica I+D, que trabaja en tecnologías clave como el Internet de las Cosas o Big Data.

Telefónica ha invertido en la digitalización de Castilla y León más de 600 millones de euros en los últimos cinco años, los más duros de la crisis, liderando la extensión de nuevas redes y consiguiendo que la Banda Ancha Fija y Móvil supere el 97 por ciento de cobertura poblacional, lo que no hubiera sido posible sin el decidido apoyo de su Gobierno regional en un ejemplo de necesaria colaboración público-privada.

Pero queda mucho por hacer. Nuestra voluntad es seguir invirtiendo en llevar la banda ancha a toda España y acabar con la brecha digital, pero para ello es necesaria, como decíamos, una competencia basada en la inversión en redes.

Y vamos a hacerlo porque somos conscientes de la importancia de las tecnologías para el desarrollo de nuestro país y para el desarrollo de Castilla y León.

Una red de fibra óptica da vida a las ciudades, moderniza y transforma tecnológicamente al tejido empresarial, mejora el día a día de autónomos y pymes, ayuda a las personas y hace más ágil y cercana a la Administración.

Ofrecer a un emprendedor rural de esta región la tecnología de Banda Ancha más avanzada del mercado, le hace disponer de las mismas herramientas que si estuviera en Madrid, Tokio o Silicon Valley, y esto es fundamental para fijar población y atraer inversiones.

Castilla y León necesitan tener las mejores redes del mundo para hacer frente a sus retos. Que toda la región esté digitalizada por fibra óptica y que la cobertura de 4G alcance la totalidad de la población es nuestro firme compromiso y la contribución que Telefónica hará para que La Comunidad no pierda la oportunidad histórica que se presenta ante ella.

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria