Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Industria y turismo para Castilla y León

JAVIER LACALLE JAVIER LACALLE
03/03/2016

 

Ver con optimismo el futuro de nuestra Comunidad no es sólo una actitud lógica y responsable respecto a los principales indicadores y además cierta para cuantos hemos sido testigos de su progresión en los últimos años. Ni siquiera se trata de una pose política: es la consecuencia lógica del conocimiento directo de nuestras posibilidades de futuro.

Desde ese planteamiento positivo caben, sin embargo, algunas reflexiones. Todo proyecto en marcha precisa de constantes correcciones para atemperar la dirección tomada a las demandas del mercado o las necesidades de los tiempos. Y el devenir de nuestra región, que es el de nuestras ciudades y nuestros pueblos, debe ser constantemente enriquecido para salvaguardar su competitividad ante otras regiones de nuestro entorno que compiten duramente por lograr resultados positivos en esta carrera hacia el futuro.

Por eso, quienes temporalmente administramos desde las instituciones el mandato popular, estamos en la obligación de aportar lo mejor de nosotros mismos en este empeño, propiciando nuevas infraestructuras, abriendo caminos más favorables y apoyando a empresarios, emprendedores, empleados, agentes sociales y a todos los intervinientes en el proceso, sin reservas.

Pero si bien los alcaldes y concejales, los responsables políticos locales, estamos en la obligación de propiciar iniciativas tendentes al crecimiento, son los ciudadanos los protagonistas de esta historia, los que cada día se levantan con ganas de trabajar y ansia de mejora. Son ellos, somos todos, quienes debemos preservar y difundir el espíritu de Comunidad en el convencimiento de que aquello que es bueno para uno de nosotros lo es para todos. Sin marginar ciudades, ni pueblos, ni provincias. Huyendo del individualismo y de los localismos trasnochados. La sociedad civil, la suma de todos los habitantes del territorio, son los protagonistas de su carrera hacia un mayor bienestar.

Dando por supuesto que la acción social y la protección de los más desfavorecidos es labor preferente, hay dos sectores que demandan diaria y constantemente nuestra atención: la industria y el turismo. Y son ambos, junto a los tradicionales factores económicos, quienes van a marcar la diferencia en los tiempos venideros. Nuestra región debe centrarse en potenciar estos sectores clave y fijar definitivamente sus objetivos en torno a ellos. En Comunidad.

En lo que al turismo se refiere, es preciso avanzar en la calidad de nuestros productos, promocionando la industria agroalimentaria y la gastronomía propia, y ofreciendo lo mejor de nosotros mismos en el trato y atención de nuestros visitantes. En este 2016, con la llegada del tren de Alta Velocidad a nuestro territorio en su práctica totalidad, debemos configurar estrategias comunes de promoción facilitando las visitas y las estancias con paquetes atractivos y asequibles, potenciando nuestro rico patrimonio en el exterior y dándonos a conocer a través de iniciativas que han resultado muy beneficiosas para el sector.

A nadie se le oculta el éxito de la proclamación de la ciudad de Burgos como ‘Capital Española de la Gastronomía’ en 2013. Su celebración, junto a una promoción exitosa al exterior, hizo que las visitas a nuestra ciudad se incrementaran notablemente al aparecer en los principales medios informativos nacionales e internacionales y en las crónicas de los especialistas, lo que ha propiciado un incesante flujo turístico que nos ha conducido a batir todas las cifras de visitantes conocidas hasta el momento. Hay un antes y un después tras este evento en la ciudad de Burgos. Hoy, Burgos, es la provincia líder de CyL en turismo según los datos oficiales de la Junta.

Pues bien, para seguir incrementando estas visitas es necesario salir al exterior con iniciativas potentes y alejarnos de la timidez y la estrechez de miras en las promociones, por un lado, y emplearnos a fondo cada uno en mejorar el servicio que ofrecemos en el cual la buena disposición y la amabilidad juegan papeles preeminentes. La competencia es muy fuerte y hay que plantarle cara. Estamos ante una apuesta segura y una clave de futuro cierta. Pero en esta competición, jugamos todos y cada uno. Somos corresponsables de nuestro éxito o nuestro fracaso.

En cuanto a la industria, otra de las claves de las que depende nuestra economía y, como la anterior, palanca para la creación de empleo, resulta esencial su potenciación atendiendo básicamente a la investigación y la innovación, la salida al extranjero a través de la exportación y la incorporación de las generaciones más jóvenes a sus sectores productivos. Muchas de nuestras empresas, aún ostentando lugares de liderazgo en el ranking nacional en sus diferentes especialidades, precisan de un rejuvenecimiento de sus plantillas, la inyección de savia nueva en sus iniciativas y la renovación de sus estructuras que permitan volver a la velocidad de crucero.

Desde las instituciones, el esfuerzo para dotar de infraestructuras y terrenos a las empresas ha sido considerable y, si bien en algunas no hemos recibido el trato merecido, como nuestro parque tecnológico, por diferentes avatares, estamos preparados para afrontar los retos que nos impone el futuro.

En Burgos concretamente disponemos de un suelo industrial de primerísima calidad, el mejor comunicado de la región por carretera, ferrocarril y vía aérea que espera ser ocupado por los inversores con nuevas industrias. Pues bien, es ahora a estos inversores a los que debemos invitar a asentarse en nuestros respectivos territorios sabiendo que llegan a lugares donde el esfuerzo diario es clave de futuro.

La conflictividad es afortunadamente escasa, merced al éxito del diálogo social en una sociedad convencida de que sólo desde el acuerdo lograremos las metas de creación y conservación de empleo que necesitamos para conservar e incrementar los niveles de calidad de vida de nuestros conciudadanos. La inversión huye de los conflictos y aquí estamos dispuestos a garantizar las condiciones más favorables para la implantación de nuevas iniciativas, lejos de los nubarrones que se ciernen en otros territorios.

No olvidaremos en esta ‘Mirada a Castilla y León’ a la Agricultura y la Ganadería que constituyen la base económica de nuestra región, a cuyos protagonistas debe protegerse y cuidarse para lograr frenar la despoblación de nuestras comarcas. Si los dos sectores anteriormente citados, Industria y Turismo funcionan, las buenas gentes de nuestros pueblos caminarán hacia el futuro tranquilos y esperanzados, pues sus productos encontrarán mercados y sus riquezas nuevos viajeros que potenciarán sus economías y les permitirá mejorar cada día más.

El año 2016 no ha comenzado con buen pie en los aspectos internacionales con una concatenación de conflictos que parecen condicionar la seguridad inversora y ahogar el crecimiento económico. Las sucesivas crisis emanadas de todos estos acontecimientos ni deben desanimarnos ni pueden desalentar el impulso de crecimiento de la sociedad española.

Y ya no estamos hablando de una cuestión meramente numérica. Estamos ante un desafío al que nos enfrentamos uno por uno cada mañana al levantarnos, ante un deber que debemos responsabilizarnos de nuestra propia tarea y de sus consecuencias futuras; debemos asumir el protagonismo individual en la tarea colectiva. Solo siendo mejores cada día uno a uno, vamos a conseguir mejores resultados colectivos, porque Burgos y Castilla y León merecen la pena.

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria