Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Castilla y León 2016: una mirada al exterior

 

EN LOS ÚLTIMOS años se ha producido un cambio de mentalidad en nuestra región impulsado por los estragos sociales y económicos que la crisis ha originado. Muchas de las empresas, que existían en el año 2007, han desaparecido debido fundamentalmente a la pérdida de clientes que ha conllevado a una pérdida de empleos de los trabajadores, que a su vez ha originado una disminución del consumo y que junto con la fuerte restricción del crédito han hecho que el mundo empresarial y familiar se tambaleasen hasta límites insospechados.

A lo largo de estos años hemos tenido que aprender a ajustarnos a nuestras posibilidades, al mismo tiempo que realizar un análisis riguroso de donde estamos y a dónde queremos ir. Así muchas familias han tenido que controlar su nivel de gasto, y también muchos empresarios han tenido que analizar sus empresas llevando a cabo un plan de viabilidad acorde con las realidades presentes y las incertidumbres futuras. En este contexto han desaparecido una multitud de empresas que, o bien tenían muchos créditos que no han podido pagar por esa disminución de ingresos por ventas, o bien que no eran lo suficientemente competitivas para ajustar sus sistemas de producción al nuevo contexto económico.

Ante esta situación económica donde la demanda interna cayó por los suelos e hizo perder un alto porcentaje de clientes, las empresas de la región tuvieron que poner las miras, más que en el crecimiento empresarial en el sostenimiento del negocio, al objeto de no desaparecer. Y fue el momento en que los empresarios se dieron cuenta de que existían clientes más allá de sus fronteras “psicológicas”, que no son otras que el miedo a lo desconocido. La reflexión que nos podemos hacer es la de si nuestros empresarios hubieran estado exportando antes de la aparición de la crisis ¿Cuántas empresas menos hubieran desaparecido del tejido empresarial de Castilla y León? o ¿Cuánta población se hubiera incrementado debido al mantenimiento de la actividad económica regional frente a una disminución del resto de comunidades? Evidentemente no lo sabremos nunca con certeza, porque además se pueden dar situaciones geopolíticas que hubieran influido en el resultado. Lo que si podemos decir, sin lugar a error, es que estaríamos bastante mejor de lo que estamos en la actualidad.

Por tanto, nos encontramos en estos momentos con una situación muy favorable para afrontar una tímida, pero constante, salida de la crisis económica ya que han sobrevivido empresas muy competitivas que consideran a la exportación, no como un recurso temporal, sino como una apuesta estratégica a largo plazo. En este contexto, nos encontramos con empresas centradas en el consumo final que han comenzado a vender en el mercado exterior, con empresas ya internacionalizadas que han acelerado su presencia fuera de nuestras fronteras como han sido las de componentes de automóviles, y también con empresas agroalimentarias, tan importantes para la balanza comercial de nuestra región, en donde muchas pymes han logrado exportar gran parte de su producción pidiendo créditos en unos momentos de peligro para el mercado crediticio. Quizás lo más importante, para el ámbito del comercio exterior regional, es la evidencia de que las empresas que se crean en la actualidad aparecen con vocación exportadora lo que no ocurría hace siete años, logrando que los emprendedores empresarios, tanto los nuevos como los ya existentes, hayan logrado adquirir una madurez que revertirá con todo la seguridad en la «buena marcha» de la economía castellano leonesa.

Los datos así lo avalan. Recientemente el Ministerio de Economía y Competitividad de España ha afirmado que, entre enero y noviembre de 2015, Castilla y León es la comunidad autónoma que ha experimentado una mayor tasa de variación interanual de sus exportaciones con un +16,1% llegando hasta los 13.765 millones de euros y cuadruplicando prácticamente la media de España donde aumentaron el 4,3%, seguida de la Comunidad Valenciana con un +15,4% interanual y las Islas Baleares con un +15,0% interanual.

También hay que tener en cuenta la estabilidad de las exportaciones de la región en cuanto a los tipos de productos que exporta así como a los destinos donde se dirige. En relación a los productos la región exporto en 2015 el 41,52% en el sector de la automoción, seguido del 23,34% de semifacturas, el 17,03% en bienes de equipo y el 11,39% en alimentos. En este sentido, los primeros ocho países a los que dirigimos nuestras exportaciones son europeos entre los que se encuentran Francia que representa el 25,74% del total de exportaciones seguida de Reino Unido con el 7,18%, Italia (6,96%), Alemania (6,90%), Bélgica (6,37%), Portugal (6,31%), Rumanía (3,80%) y Polonia (3,01%), lo que hace que más del 59,09% sean exportaciones europeas. Por lo tanto, podemos afirmar que las exportaciones castellano leonesas tienen destinos muy estables en donde las incertidumbres geopolíticas internacionales no afectan de una forma brusca.

Así mismo, hay que tener en cuenta que actualmente nos encontramos en un periodo de expansión económica y cuando esto ocurre, según dictan las leyes económicas, el consumo interno aumenta impulsando la demanda regional haciendo que las importaciones se disparen y restando fuerza a las exportaciones. Esta situación provocaría a la región un déficit en su balanza comercial exterior haciendo que tengamos que endeudarnos para poder pagar lo que debemos. Sin embargo, este problema de déficit comercial entendemos que no se producirá en Castilla y León en el año 2016, debido a la estabilidad de sus exportaciones (productos/países) de tal forma que no solo podremos mantener el nivel de exportaciones actual sino que incluso podrán incrementarse consolidándose el crecimiento de la economía castellano leonesa.

Además hay que tener en cuenta el gran potencial exportador que todavía tiene Castilla y León. A este respecto, solamente el 2,28% se exporta a Corea del Sur por un montante de 215 millones de euros, seguido de Estados Unidos y Brasil, con 168 y 140 millones respectivamente. Las exportaciones a América y Asía, a mitad del año 2015, ya habían superado el total de las efectuadas en el año 2014. Así mismo, no nos debemos de olvidar del reciente levantamiento de sanciones a Irán que le devolverá, de manera casi inmediata, un 4% de crecimiento económico gracias en parte a los 3.210 millones de dólares anuales de inversión extranjera que prevé el FMI que lleguen a aquel país. Sólo en exportaciones a la UE, el Fondo estima que crecerán a un ritmo de 1.835 millones al año. Por lo que los empresarios castellano leoneses tienen enormes posibilidades de crecimiento en el ámbito exportador si ponen sus miras en estos países y continentes.

En definitiva, Castilla y León tiene un tejido de pymes que son muy competitivas en cuanto a los productos que fabrican y a los servicios que prestan. De hecho, muchas de estas empresas han sabido convertirse en verdaderos referentes empresariales al dominar el diseño, producción de un producto en concreto o la prestación de un determinado servicio. Además podemos afirmar, sin lugar a error, que la comunidad autónoma cuenta con empresas muy motivadas, en el ámbito del comercio exterior, teniendo una gran visión de futuro y afrontando, el día a día, con optimismo, ilusión y duro trabajo. Y todo ello redundará en un superávit de la balanza comercial de la región lográndose con ello un mayor ingreso per cápita (cantidad de dinero por habitante) además de incrementarse la producción empresarial, así como un aumento del personal empleado consiguiendo con ello reactivar la actividad económica regional, y poder mantener el estado del bienestar de suma importancia para la sociedad actual como para las futuras generaciones de castellano leoneses.

 

Última hora

CMS desarrollado por: CMS desarrollado por DiCom Medios, S.L.

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria