Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Aprovechemos la IV Revolución Industrial

 

¿Quién le iba a decir a los taxistas que su principal competidor no iba a tener coche? ¿Quién le iba a decir a las grandes cadenas hoteleras que su principal competidor no iba a tener ni una cama? ¿Quién le iba a decir a las empresas de telecomunicaciones que su principal competidor no iba a tener centrales de telefonía? Hasta hace muy poco, estas preguntas parecerían absurdas, pero el mundo ha cambiado. Empresas como Uber, Airbnb o Whatsapp dan fe de ello.

Son empresas de la nueva economía que están transformando profundamente incluso los negocios más tradicionales. Pensemos por ejemplo en una industria relevante en Castilla y León y que nos ha acompañado siempre, casi desde que el hombre abandonara sus asentamientos tribales: el hospedaje. Desde sus inicios humildes o de esas posadas que ofrecían una modesta cama en un rincón del establo, hasta el hotel del futuro que hemos podido ver en la última edición de Fitur, esta industria ha ido evolucionando y creciendo hasta alcanzar su gran importancia actual. Pero hay algo que apenas ha cambiado hasta hoy, su concepto básico de negocio: alguien que disponía de un espacio propio, donde alojaba a un huésped a cambio de dinero. Una joven empresa, de 7 años de edad, ha hecho temblar los cimientos de la industria: Airbnb. No tiene ni una habitación, pero ya ha tenido más de 60 millones de huéspedes. No tiene ni un hotel, pero con ellos puedes alojarte en 34.000 ciudades.

Airbnb o Uber son de esas empresas que aprovechando las nuevas tendencias tecnológicas, han sabido crear un nuevo modelo de negocio sobre la base de uno tradicional. Es lo que en el entorno del Silicon Valley han bautizado como los ‘Unicornios’: empresas que han conseguido en tiempo récord una valoración superior a 1 billón de dólares. Pueden cambiar las industrias hoteleras y del transporte, amenazando a empresas tradicionales, sin más activos que la tecnología y la información. A Uber y Airbnb les cuesta 0 euros añadir un nuevo coche a su flota o una nueva habitación a su inventario.

Lo preocupante, es que de la lista de los 10 mayores ‘Unicornios’ a nivel mundial, 6 son de US, 4 asiáticos, pero ni una europea. La primera es una empresa sueca, Spotify, en el puesto 15.

Es decir, estamos ante una nueva revolución que va a transformar todas las industrias, desde la del turismo a la del transporte, desde la de la fabricación hasta la agricultura. Es conocida como la 4ª Revolución Industrial. No podemos permitirnos perder esta oportunidad ni como país, ni como región. La buena noticia es que está empezando, que estamos a tiempo. Nada nos impide coger este tren. Castilla y León tiene todos los mimbres para poder hacerlo. Tenemos talento, buenas universidades y empresas líderes de sectores importantes, tanto de la propia región como multinacionales que estamos aquí asentadas y comprometidas con la región y con el futuro.

Para ello, conviene dar un rápido repaso a cuales son las claves que están siguiendo las empresas que están aprovechando esta oportunidad.

En primer lugar, es clave entender los cambios sociodemográficos que, como pasó en las anteriores revoluciones, están sucediendo. De ellos, destaca el grupo que tendrá más impacto, los ‘Millennials’ [nacidos entre 1981 y 2000]. Una generación que se ha desarrollado en un mundo con Google, Smartphones o mensajería instantánea. En 2025, representará el 75% de nuestra fuerza laboral. Son la futura generación de trabajadores, consumidores y usuarios, con nuevas características, necesidades y demandas. Los Millennials dominan la tecnología como una prolongación de su cuerpo. Su vida es móvil y la pantalla de su móvil es su principal entrada a la Red. Son críticos y exigentes. Valoran la participación y la colaboración. Prefieren compartir a poseer y exigen valores como la transparencia, la sostenibilidad y el compromiso social. Y sobre todo, son extremadamente sociales: en España un 92% tiene perfiles en redes sociales.

Por otro lado, y como sucedió en las anteriores revoluciones con la máquina de vapor, el motor de explosión o el ordenador, nos encontramos cambios tecnológicos disruptivos, una serie de innovaciones que cambiarán negocios e industrias. Las compañías que están triunfando y aprovechando esta nueva economía exponencial basan gran parte de su éxito en su uso intensivo de esta Tecnología 4.0. Ésta viene marcada por 4 tendencias.

Primera, unos nuevos pilares representados por el cloud, la movilidad, las redes sociales y el BigData. Este es usado intensivamente por muchos de esos "Unicornios". Utilizan los ingentes volúmenes de información para obtener conocimiento de los clientes, de sus gustos y sus necesidades. Podemos diseñar productos personalizados para ellos y mejorar los procesos de toma de decisiones. Siguiendo con el ejemplo de Airbnb, lo utiliza con éxito para guiar a poner un precio a las habitaciones que maximice los dos factores claves: el precio más alto y las probabilidades de alquilar.

La segunda de las tendencias es el Internet de las Cosas. Objetos cotidianos que estarán conectados de forma masiva a Internet. Tan generalizado que hablamos del "Internet de Todas las Cosas". Esto abre la puerta a numerosos nuevos servicios. Imaginemos por ejemplo la aplicación que puede tener para un sector tan importante en nuestra región como es la agricultura: sensores que avisan del nivel de agua del suelo, de nutrientes o incluso de potenciales plagas.

En tercer lugar, debemos citar la fusión entre el mundo físico y el digital. Aquí la mayor revolución vendrá de la mano de la transformación 3D, que establece el puente de dos direcciones entre ambos mundos. Podremos escanear un objeto en 3D y así ir del mundo físico al digital, trabajar en ese mundo digital sacando el máximo provecho de esas nuevas tecnologías, para después devolver esos resultados al mundo físico mediante la impresión 3D. Cambia la creación, el diseño, la visualización y la propia fabricación de objetos físicos a partir de modelos digitales. Ya hay ejemplos pero todavía nos queda por ver las grandes innovaciones en cuanto a uso de materiales, costes y tiempos de producción, que harán que esta tecnología pueda ser utilizada de forma común en fabricación. Desde HP estamos apostando fuertemente en éste área, poniendo recursos en innovar soluciones a estas necesidades. Se democratizará la fabricación, se acercará al consumidor final y se personalizará a sus gustos. También tiene aplicación directa al prototipado de productos reduciendo costes y tiempos. O el uso de la impresión 3D para repuestos o para crear piezas que no se podían fabricar con los mecanismos tradicionales, pero que se sabía que eran las óptimas para determinadas funciones. Pensemos en todas las aplicaciones que puede tener en una industria tan importante en Castilla y León como es la del automóvil.

Y la última tendencia es la seguridad. Esas nuevas tendencias crean oportunidades, pero desafortunadamente no están exentas de riesgos. En nuestra región tenemos la suerte de contar con Incibe, todo un referente mundial. Debemos aprovechar su presencia y él debe de ser ese dinamizador que ha venido siendo, con foco también en esta nueva Revolución.

En definitiva, estamos entrando en una nueva era, en una nueva Revolución que va a cambiarlo casi todo. Trae grandes oportunidades y nos exige hacer nuevas cosas. Nada impide a Castilla y León ser actor protagonista de ella. Es importante inventar, pero también reinventarse. Tenemos el talento, industria de referencia, grandes empresas, locales y multinacionales que apostamos por escribir desde aquí algunos capítulos de la nueva Revolución. Todos, administración, empresas, agentes sociales, debemos creérnoslo y apostar por ello. Nos jugamos el futuro.

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria