Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

BALONMANO / CESA 2019

Regreso al pasado

Valladolid vuelve a acoger, diez años después, el Nacional de selecciones autonómicas con cuatro equipos en la cima, y dos en Copa con el objetivo de ascender

GUILLERMO SANZ / VALLADOLID
19/12/2018

 
Noticias relacionadas

El 1 de enero del 2009 dio comienzo a un año en el que el primer presidente afroamericano tomaba posesión de su cargo en la Casa Blanca o en el que el mundo lloró la muerte del Rey del Pop. Con las campanadas empezó a andar un año en el que Valladolid respiró balonmano cuando las uvas aún estaban haciendo su necesaria digestión. A orillas del Pisuerga desembarcó entonces, llegado desde todos los puntos del país, el futuro del balonmano nacional. Una década después se volverá a repetir la misma instantánea con la acogida del Campeonato de España de Selecciones Autonómicas, del 2 al 7 de enero. Un viaje al pasado... y al futuro, sin necesidad de ponerse al volante del Delorean.

Valladolid será un templo del balonmano aún más concurrido de lo habitual. Un puzle, en el que cada uno de los 16 pabellones (entre capital y provincia) representa una pieza, en el que encajarán, durante más de 300 partidos, los 1.500 jugadores y jugadoras de categorías infantil, cadete y juvenil que aterrizarán en la ciudad para disputar el Campeonato de España y la Copa de España. Dos torneos en los que Castilla y León tiene mucho aún que escribir. Mientras que el infantil femenino y el cadete masculino comenzarán a caminar en la Copa con la meta del ascenso dibujada en su cabeza, el resto de equipos autonómicos lucharán por estar lo más alto posible en el campeonato de España, siguiendo la estela que dejaron el año pasado la selección cadete masculina, plata, y la juvenil femenina, bronce.

«Por su trayectoria, Castilla y León tiene que optar a lo máximo posible en todas las categorías», explica el director técnico de la Federación de Castilla y León, Iñaki Malumbes, que destaca que no todas las balas se deben centrar en los marcadores y las medallas: «Desde la primera reunión comenté a los técnicos que hay una vertiente competitiva, pero también otra formativa. Es importante educar a los jugadores en la cultura del esfuerzo. Para mí, algo tan importante como los éxitos».

Los objetivos son tan cristalinos como el estilo de juego que despliegan las selecciones castellano y leonesas, un ADN que lleva años con el balonmano autonómico: «Castilla y León tiene un estilo propio, marcado tradicionalmente por Ademar y Valladolid. Defensas contundentes, con el contraataque como seña de identidad y mucho pase posicional». Este dogma ha llevado a los equipos de la Comunidad a codearse con gigantes como Cataluña en más de una ocasión. Desde que esta competición naciera en el 1985 (para los juveniles, los cadetes se incorporarían en 1988 y los infantiles el 2005), el cuello de Castilla y León se ha vestido con 46 medallas nacionales, 17 de ellas de oro, 15 de plata y 14 de bronce. Las chicas han sido las que más alegrías han dado al balonmano autonómico; 26 de las preseas han sido talladas por jugadoras, 13 en cadetes y 12 en juveniles.

El CESA se ha convertido en un escaparate en el que se puede ver el futuro. Hace una década, Valladolid celebraba en casa un oro cadete masculino, una plata juvenil femenina, otra plata con el cadete femenino, completando el póker la presea plateada de los chicos del infantil. Ese año, en las actas figuraban nombres y apellidos como el de César Pérez, Miguel Camino, Amaya Garibay, Teresa Álvarez o Cristina Cifuentes. Niños que crecieron hasta llegar al tamaño de la Asobal y de la Liga Guerreras. Como dato curioso está subrayado el nombre de Daniel Ibáñez, un cadete de oro en 2009 que hoy forma a las nuevas generaciones como entrenador, junto a Marcos Martínez, de la selección cadete masculina.

 

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria