Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Los ojos del patio

El colegio Agustinas cuenta con la figura del mediador deportivo / Los alumnos son los encargados de resolver, de manera dialogada, los posibles conflictos que surjan entre los compañeros en los juegos deportivos del recreo

J.I.FERNÁNDEZ / VALLADOLID
07/02/2018

 

El gesto de Gerard Piqué mandando callar a los aficionados del Espanyol el pasado domingo tras marcar un gol es una imagen que tiene que desaparecer de los terrenos de juego. Tanto en el fútbol como en cualquier deporte, hay que saber perder pero sobre todo ganar. Respetar al rival. El detalle del capitán del FC Barcelona desgraciadamente se extrapola también al fútbol base incluso al deporte escolar que se practica en los patios de los colegios.

Para intentar desaparecer estos gestos se creó hace un lustro en el colegio Agustinas la figura del mediador deportivo. Ellos y ellas son los encargados de resolver de manera dialogada las posibles desavenencia que surjan entre los compañeros durante los partidos que se disputen en los recreos. «Notamos que había ciertos conflictos, ya que en vez de jugar se compite, por lo que creamos al mediador deportivo para evitar que luego estas posibles rencillas pudieran perjudicar el día a día en el centro», explica Jesús del Barrio, profesor y encargado de realizar una formación previa para que los futuros mediadores tengan las herramientas en sus manos.

Cada trimestre se elige a un alumno de cada aula de 5º y 6º de Educación Primaria para ejercer estas funciones. Lo que empezó de manera voluntaria se ha convertido en todo un aliciente. Ahora todos los alumnos quieren ser mediadores. «Aumenta la autoestima y es una figura que está muy valorada», apunta. La experiencia ha sido «tan positiva» que ahora la intención es introducirlo para el próximo curso en 3º, 4º, y Primero y Segundo de bachillerato. En seguida se sabe quién es durante esos días el encargado de mediar ya que luce un brazalete, además va acompañado de una libreta para apuntar la posible incidencia y los protagonistas. La intención es mediante el diálogo, (nunca se sanciona), evitar que el conflicto vaya a más y posteriormente dialogar para resolver el problema.

Los rifirrafes que pueden surgir en el patio son los típicos que se han vivido desde siempre. Un gesto inapropiado cuando se celebra un gol, un palabra malsonante, una entrada a destiempo o la clásica rivalidad entre dos clases en el mismo curso . Y es que el mediador no es un árbitro. «Es árbitro en el conflicto, no en el juego», destaca Del Barrio. Incluso el propio mediador puede ser jugador durante ese partido.

El resultado de estos cinco años es que gracias a esta figura se han reducido de manera notable los pequeños conflictos entre los alumnos. «Claro que hay rivalidad sana entre clases pero ahora se van acostumbrado a controlar los impulsos y fomentar el diálogo. En una sociedad tan competitiva como en la que estamos es vital que hablen y que sepan que algunas veces se gana y otras se pierde».
Pero no solo está sirviendo para evitar este tipo de incidencias, otra de las funciones es servir de unión entre jugadores y equipos. De esta manera, si hay un alumno que por cuestiones de timidez o de autoestima le cuesta asociarse, el mediador hará lo posible para que se una al grupo y se sienta como uno más del grupo y no esté discriminado.

En el recreo del colegio Agustinas el fútbol sigue siendo el deporte rey, aunque el baloncesto tiene muchos adeptos. Son estos dos los que se llevan el protagonismo del mediador, no obstante cabe la posibilidad de que intervenga en cualquier práctica deportiva que se realice en el patio.

Gracias a este actividad, incluida en el Plan de Convivencia del centro, los alumnos aprenden las diferentes técnicas que se necesitan para llevar a cabo la mediación, cuyos pilares fundamentales son la participación voluntaria de las partes en conflicto, el respeto y la confidencialidad. Todo ello se realiza siempre de una forma coordinada con el Departamento de Orientación del colegio.

 

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria