Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

El judogui nunca se pasa de moda

Los judocas Julio Cereijo, de 67 años, y Alejandro García, de 37, se suben al podio del Eurometrópole de Francia, un termómetro para medir sus opciones de cara al Europeo de veteranos

GUILLERMO SANZ / VALLADOLID
06/02/2019

 

El judo nació, siglos atrás, al calor del sol naciente. Japón acoge como guía la luz de un astro que acompaña a las personas desde la cuna hasta la tumba, de la misma manera que lo hace una de sus artes marciales más icónicas del país asiático. Muchos de los seguidores de su cultura han descubierto en el judogui una prenda mágica que les aporta la eterna juventud. Es el caso de Julio Cereijo, que a sus 67 años sigue siendo un guerrero en el tatami, o Alejandro García, que con tres décadas menos en el DNI continúa los pasos de su compañero.

Ambos consiguieron subirse al podio en el Eurometrópole Master celebrado en Lille (Francia). El evento, que reunió a más de 750 inscritos de todas las edades, es uno de los más importantes del continente y un termómetro perfecto para comprobar las posibilidades de los judocas de cara al Campeonato de Europa de junio. Valladolid tiene dos diamantes perfectamente pulidos por las manos del maestro Enrique Ortega en el ‘taller’ del gimnasio Parque Sport.

El veterano Julio Cereijo se bañó en oro en la categoría M8 de -73 kilogramos. El judoca vallisoletano volvió después de varios años retirados del dojo... y lo hizo para escribir sus mejores líneas. Después de proclamarse dos veces campeón de España de su grupo de edad, este artista marcial de 67 años consiguió en el Jean Richmond de Lille su primera presea internacional. «Ha sido durillo. La gente hace muchas pesas a mis años y está muy fuerte. Yo iba a ver qué se mueve por mi peso, a valorar, pero cuando voy a competir voy a competir. Soy un luchador», confiesa Cereijo.

El medallista de oro en el país galo se ha convertido en un ejemplo de constancia y superación para todos sus compañeros de gimnasio, donde acude todos los días de la semana a entrenar (además de ir el fin de semana con la bici para ganar fondo físico). «Vale la pena ganar aunque sólo sea para dar ejemplo a los chavales jóvenes y a mis hijos, que vean que hay que luchar para conseguir las cosas. Me han llamado hasta padres de niños diciendo que a ver si toman ejemplo», confiesa.

Ahora, el Europeo de Canarias está en el horizonte. La medalla que luce en su cuello invita a pensar en repetir los sentimientos que le abordaron cuando subió al podio de Francia. «No lo veo mal. Ahora no consiento que nadie me gane. No dudes en ningún momento de que voy a hacer lo que haga falta. Lo voy a visualizarlo en mi cabeza. Yo voy a por todas siempre. El maestro Ortega nos enseña bien a capear el temporal. Hay que tener la cabeza fría y aprovechar el momento», confiesa el judoca, que desvela su mejor as en la manga de su judogui: «Yo entreno mucho y tengo resistencia. Hay quien afloja los brazos».

El que no afloja los brazos es su compañero de gimnasio, Alejandro García, que lleva 15 años a las órdenes de Enrique Ortega y 33 (desde los cuatro años) ligado al mundo del judo. El leonés se ha convertido en un clásico de la cita de Lille, donde la plata conseguida esta edición se suma al oro y el bronce de las dos anteriores. Ahora, apunta como Julio Cereijo al Europeo de Canarias: «Opciones de medalla hay, pero esto es como todo. Lo importante es salir a disfrutar. Si disfrutas, las cosas salen solas», asegura.

Aunque con 37 años parezca joven, lo cierto es que son pocos los que continúan el ritmo de competición pasada la treintena. «De cuando empecé hay muy poca gente que siga. Suele haber un parón en estas edades. Una lesión te afecta, por ejemplo, a nivel laboral y hay momentos en los que el trabajo no te deja ir más allá», confiesa. Sin embargo, Alejandro García no sólo sigue a bordo del barco del judo, lo hace con un sacrificio añadido. Todas las semanas que el trabajo se lo permite coge carretera dos o tres días a la semana para viajar desde León, donde vive, hasta Valladolid, para entrenar con sus compañeros y ponerse a las órdenes de Ortega. «Me compensa venir porque tenemos un grupo muy bueno. Aquí, en León, no tengo gente de mi peso», explica.

El nivel de competición se ha rebajado, como confiesa: «Antes iba a 30 competiciones al año y ahora a diez», pero el rendimiento sigue intacto. Participante en el último Mundial, bronce en el Nacional Veterano y varios triunfos en la Copa de España decoran el currículum de este judoca que se ha convertido en un ejemplo para compañeros, para sus alumnos. Lo ha hecho por resultados y porque promete que la mecha aún tiene mucho recorrido por quemar. «No sé si compitiendo, pero me gustaría seguir ligado al judo. Imagínate con 67 años, como Julio, llevar 64 ligado al judo. Hacerlo es un pequeño objetivo que te marcas», concluye.

 

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria