Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Gimnastas de asfalto

El joven club de street workout persigue promocionar este deporte en la ciudad / El nuevo espacio en Las Moreras supone un empujón para la gimnasia callejera

GUILLERMO SANZ / VALLADOLID
10/04/2019

 

Los grandes artistas de la historia han sido capaces de encontrar belleza donde otros sólo veían cotidianeidad. Ese mismo don es el que comparten los practicantes de la calistenia, una modalidad deportiva en la que el propio peso del cuerpo es la mejor herramienta para esculpir. Bajo esta premisa, las calles se convierten en un gimnasio infinito en el que agitan la bandera del street workout (un paso más en la evolución de la calistenia) en las ciudades. En Valladolid, este blasón le portan los miembros de Sons of Bars.

Lo que comenzó como un grupo de chavales que quedaban por whatsapp en el parque de los Almendros de Parquesol, terminó por convertirse en un club con sus cimientos, sus paredes... pero aún sin techo. Todo comenzó cuando la persona encargada de organizar el clasificatorio para el Campeonato de España en Zaratán abandonó el proyecto. En ese momento, Nacho Martín y Diego Carnicero se lanzaron a la piscina y lograron sacar el evento adelante con sólo dos meses de antelación. «Vimos que con poco tiempo y mucho esfuerzo logramos sacar algo grande. Fue entonces cuando decidimos ir hacia adelante», explica Carnicero, presidente de Sons of Bars.

Sus camisetas son ya las armaduras de los 15 gimnastas de asfalto que hacen de las calles su gimnasio; una práctica deportiva minoritaria que Sons of Bars quieren descubrir a la gente de Valladolid. «Nuestro objetivo es promocionar este deporte y transmitir sus valores», explica Diego Carnicero. Para ello, abren las puertas del club a todo el mundo que quiera lanzarse a probar el street workout: «Lo complicado es empezar, porque no todo el mundo puede hacer dominadas y entiendo que pueda dar apuro, pero de aquí a unos meses vas a poder hacer más y eso te motiva porque cada pasito que das te abre más puertas.

Además, la gente de dentro te apoya. Es un deporte de calle y nos ayudamos entre todos. El respeto al entorno y a la gente es fundamental, da igual si viene una persona de 16, de 40 o de 60 años, se le apoya en todo lo que haga falta», explica Nacho Martín, encargado de la dirección deportiva del club.

De esta manera, las nuevas instalaciones próximas al parque de las Moreras, se han convertido en una espuela que anima a correr con más fuerza a Sons of Bars. «Ha sido el sueño de hace muchos años. Con esto vamos a fomentar mucho más el deporte y que la gente vea que los jóvenes también hacemos actividades saludables», explica Nacho Martín, a lo que su compañero suma: «Este es nuestro nuevo punto de partida en Valladolid. Que nos hagan un parque de barras nos motiva para hacer mucho más», asegura. Las nuevas instalaciones urbanas con un cuadrado para el freestyle, barras americanas, suecas y para hacer el pino o anillas son gasolina para la calistenia vallisoletana, un deporte individual que Sons of Bars intenta hacer social en sus entrenamientos.

A través de las redes sociales, cualquier interesado puede sumarse a la corriente del street workout (con un pago de 35 euros al año, camiseta y sudadera incluida) de la mano de un club que no hace ‘casting’ a la puerta. «Nosotros no pedimos que hagas 20 dominadas al final del año, sólo pedimos compromiso con el equipo»; explica Diego Carnicero. El motivo no es otro que no perder los galones que ha ganado en sus tres años de vida el joven club pucelano. «A diferencia del resto de clubes, a nosotros no se nos reconoce tanto por la calidad individual, sino por nuestra capacidad organizativa», asegura Carnicero. El UZF (Urban Zaratán Festival) se ha convertido en sólo dos ediciones en un clásico del street workout que atrae a gente de varios puntos de España. La prueba, clasificatoria para el Arnold Classic de Barcelona, la define el presidente del club como «un evento propio con nuestro sello»; una cita que desde su nacimiento ha sacado músculo por una causa social diferente. En su año de debut re recaudaron más de 100 kilos de comida para el Banco de Alimentos de Valladolid. El segundo, las fuerzas fueron destinadas a sumar dinero a la investigación contra el cáncer con la AECC, a la que destinaron una donación de 300 euros. «Si podemos aportar nuestro granito de arena, mucho mejor», más porque el primer objetivo es hacer amistades a través del deporte y no llenar las arcas del club.

Más allá de los límites de las calles (donde en una ciudad como Valladolid se hace casi imposible entrenar durante los meses de invierno), Sons of Bars quieren hacer llegar la calistenia y el street workout más lejos. «Entre los futuros planes está la compra de una estructura portátil para poder llevarlas a exhibiciones a pueblos e institutos para que la gente conozca este deporte», concluye Nacho Martín.

 

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria