Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

DÍA DEL BALONMANO EN LA CALLE

El futuro está en el asfalto

La Acera de Recoletos reúne a más de 600 jugadores benjamines y alevines de 13 clubes vallisoletanos / Jugadores de élite como Amaia Garibay, David Fernández oMiguel Camino participaron en años anteriores

GUILLERMO SANZ / VALLADOLID
12/06/2019

 

Viajar al futuro no es sólo material para escritores de ciencia ficción. La distancia que separa el presente del futuro es de siete metros, distancia mágica en el balonmano; un deporte que regó las aceras el pasado fin de semana con motivo de la celebración del Día del balonmano en la calle.

El balonmano cogió el testigo que dejaba una semana antes el minibasket y levantó la mano para pedir el protagonismo ante los ojos de José Zorrilla. El área deportiva del Campo Grande fue una bola de cristal en la que todos los que paseaban por la Acera de Recoletos pudieron observar al futuro del 40x20. Todos ellos vieron un arcoíris de colores en el que cada club de la ciudad puso su pincelada. San Agustín, La Enseñanza, Aula Valladolid, Lourdes, La Salle, Inclusport, Jesuitinas, Tudela, BM Delicias, Hand Vall, Balonmano Viana, Balonmano Castilla, Atlético Valladolid o Íñigo de Toro participaron en una fiesta en la que hubo 610 invitados; uno por cada jugador que disfrutó de la cara más pura del deporte.

Sin marcadores. Sin vencidos pero con cientos de vencedores. Sólo diversión. Así se bosquejó una jornada con dos décadas de historia en la que participaron 51 equipos, 40 entrenadores, 20 árbitros y 30 personas de organización, que sirvieron un buffet libre de balonmano: casi cien partidos en las seis pistas de ‘baile’ que decoraron el paisaje vallisoletano.

Por un día, los más pequeños (benjamines y alevines) disputaron al Campo Grande el título del pulmón de Valladolid. Ellos se encargaron de llenar de vida el centro de la ciudad, por donde desfilaban con sus medallas y sus refrescos (botín conseguido a falta de marcadores); una estampa que es ya un déjà vu.

Las mismas sensaciones que experimentaron los más de 600 participantes en el Día del balonmano en la calle fueron las que sintieron tiempo atrás algunos de los que hoy marcan el ritmo a seguir. Cuando aún eran alumnos, vivieron su fiesta de fin de curso en la Acera de Recoletos figuras del balonmano que hoy son maestros en universidades de élite como la ‘Guerrera’ Amaia González de Garibay, Teresa Álvarez, Miguel Camino, César Pérez, David Fernández, Cristina Cifuentes o los dos últimos diamantes sacados de la factoría de Huerta del Rey: los hermanos Martínez Lobato.

El futuro no sólo pisa la cancha, también los banquillos. La cita del balonmano en la calle se ha convertido también en una pista de despegue en la que algunos de los entrenadores vallisoletanos han sumado en el pasado horas de vuelo de la mano de sus jugadores. Es el caso de David Pisonero, que en sus primeros pasos como entrenador se dejó ver a la sombra de la estatua de José Zorrilla. Ese mismo paisaje se pudo disfrutar este año con la presencia de Fernando Hernández; una incombustible leyenda del balonmano que ha encontrado un hueco en los banquillo. Enrolado en el equipo del Centro Penitenciario de Villanubla y en la selección juvenil de la selección de Castilla y León, el olímpico acudió a la cita con la cantera con sus chicos del Íñigo de Toro.

Más allá de los goles, la convivencia y la diversión, la jornada dejó una grata lección como recuerdo. Entre partido y partido, los jóvenes jugadores pudieron disfrutar de un ‘Viaje al país del Sinictus’; una iniciativa social promovida desde el Atlético Valladolid que pretende concienciar de la importancia de unos hábitos de vida saludables como arma para combatir el ictus. Una piedra y una espada fueron el punto de partida de una historia de caballeros que sumó una línea más de diversión a la cita del balonmano con su futuro.

 

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria