Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Campeona de altos vuelos

La atleta del Club Atletismo Valladolid, Laura Martín, campeona de España sub 20 de salto de altura, ya sueña con ser internacional y acudir al Europeo / Hacía tres décadas que una saltadora vallisoletana no ganaba un título nacional

J. I. FERNÁNDEZ / VALLADOLID
13/03/2019

 

Dicen que los consejos de los buenos profesores se mantienen para siempre. Se puede olvidar el primer amor escolar, a aquel amigo íntimo de la infancia o ese juguete con el que siempre estabas en el patio. Pero los grandes profesores dejan una huella que permanece hasta el final de los días. Es algo que, desgraciadamente, ya no abunda, pero mucha gente se niega a aceptar que se haya extinguido. La vallisoletana Laura Martín siempre recordará a aquel profesor que le recomendó que se apuntara a hacer atletismo porque veía «cualidades» en ella.

Acertó de lleno. Laura tenía 11 años (Valladolid, 20 de julio de 2000) y hasta ese momento solo practicaba gimnasia rítmica «pero se me daba mal». Así es como dio el paso para apuntarse a la escuela de atletismo de Laguna «para divertirme» y desde ese día su carrera ha sido un constante de subir el listón, y nunca mejor dicho.

Hace unos días que la hoy atleta del Club Atletismo Valladolid y discípula de Ana Pérez, se proclamó campeona de España sub-20 de salto altura en los campeonatos celebrados en Madrid, al superar 1,72 metros, que también fue su mejor marca personal. Un acontecimiento que hacía muchos años que no ocurría en Valladolid ya que es una disciplina donde no se ha destacado.

Martín recuerda que al principio «no sabía ni qué quería, solo corría», pero el segundo año enfocó su vida deportiva hacia la altura. Como en Laguna no había medios, solo dos colchonetas, decidió dar el paso y marcharse al CAV. «Qué buena idea», exclama la atleta que destaca por su simpatía y verborrea. «La verdad es que no sé qué habría hecho sin el atletismo. Aquí he conocido a mis mejores amigos y amigas», apunta y asegura que lo mejor son los entrenamientos porque «voy feliz y me lo paso superbién».

Durante sus primeros años de competición llegaron las medallas de oro de Campeonatos de Castilla y León, más tarde, en los Nacionales, se subía al podio pero faltaba el ansiado primer puesto. «Tenía como una mano negra», bromea. Hasta que en Madrid llegó la mejor versión de la de Laguna de Duero. «Fui muy relajada, iba con expectativas altas porque los entrenamientos estaban siendo buenos. Y cuando comenzó la competición empecé a saltar como nunca y Ana Pérez, feliz, estaba confiada en que podía hacer algo bonito», recuerda. Y así fue. Los 172 centímetros que se elevó le hicieron proclamarse la mejor de España en menos de 20 años. «Todavía no me lo creo, pero con el apoyo de familia, amigos y entrenadora dije tengo que saltarlo, no puedo volver a quedar segunda».

Ahora es el momento de subir más centímetros su carrera. El objetivo es ser internacional y participar en el próximo Campeonato de Europa, pero para ello habrá que subir el listón a una marca mínima de 1,80. «Es complicado pero hay que seguir trabajando», apunta. No pretender vivir del deporte aunque le gustaría compaginarlo con una carrera y ya piensa en irse a estudiar fuera de Valladolid.

La vallisoletana del 2000 se define como una atleta «valiente y sin miedo» y recuerda que «ha sido difícil llegar hasta aquí, pero soy persistente». Mientras que cree que para practicar salto de altura no hace falta ser «alto», pero sí «saltar con mucha fuerza». Como curiosidad, en sus comienzos la campeona de España era muy supersticiosa. «La marca que se pone en el suelo para saber dónde saltar estaba medida al milímetro», con el paso del tiempo lo es menos. Un día lo habló con su entrenadora y todo cambió. «Nos preguntamos, ¿de qué me sirve esto?. Y entendimos que si no hay trabajo y esfuerzo, la ‘marquita’ no sirve de nada».

Como no puede ser de otra manera, su ídolo es Ruth Beitia. Martín piensa que su marcha deja un «vacío importante» aunque espera que las próximas generaciones que llegan puedan igualar su brillante palmarés. El CAV tiene pasado, presente y futuro, pero los saltos es un talón de Aquiles. Ahora ese hueco está muy bien cubierto por Laura Martín que viene con ganas de elevar sus sueños cada vez más arriba.

 

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria