Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Boxeo de puño y letra

El árbitro Sergio Núñez posee la mayor colección de libros dedicados al mundo de las 16 cuerdas, y ha escrito su propia novela

GUILLERMO SANZ / VALLADOLID
19/06/2019

 

Cuando suena la campana el boxeador se enfrenta a una página en blanco en la que escribir su propia historia. Las leyendas se forjan dentro de un universo que tiene sus fronteras entre 16 cuerdas, pero se edifican fuera. Cuando el púgil baja las escaleras del cuadrilátero y se apagan los focos, la vida se torna oscura para muchos de ellos, protagonistas de apasionantes historias descansan entre las estanterías de Sergio Núñez Vadillo, el propietario de la mayor colección de libros de boxeo en castellano.

En su casa de Talavera de la Reina el boxeo fue una música de fondo que escuchaba cuando era un niño: «Siempre decían que mi abuelo se había quedado a ver las peleas de Legrá, Urtain o Carrasco, pero mi primer contacto fue la velada de Poli Díaz contra Whitaker que vi con mi padre por la televisión a las cuatro de la mañana», recuerda. Esa pelea dio un golpe de timón a su vida. El boxeo fue una sirena que hizo de su canto una invitación irrechazable. Comenzó a entrenar... hasta que la vida le convirtió en un emigrante.

Cuando llegó a Valladolid hace 9 años la llama latente se convirtió en una hoguera. «Como Cinderella Man, que trabajaba en los muelles, tuve que buscarme la vida sin perder de vista mi vocación. Aquí recuperé mi pasión por el boxeo y cumplí mi sueño de consolidar mi colección de libros... y de incluir mi propio tomo», explica.

Árbitro de boxeo amateur, Sergio Núñez siempre está en guardia cuando llega a su librería de cabecera algún título que alimente una colección de literatura pugilística que ya suma más de 150 ejemplares; una afición que comenzó casi por un golpe del destino. «Hace unos 15 años me topé con un relato de Ignacio Aldecoa, Young Sánchez»; una lectura que le cambió la vida. «El boxeo es el deporte más literario. Ningún otro puede igualar el grado de grandeza y fracaso en un cuadrilátero. Eso me atrajo de la literatura de boxeo, las historias que hay detrás. A raíz de descubrir ese relato cada vez que veía una novela que aparecían dos guantes o un ring lo compraba».

Sergio Núñez Vadillo comparte piso con Aldecoa, Alcántara, Garci, Telese, Hemingway, Miller, Mailer o Doyle... incansables narradores de historias que sobrepasaron los límites del ring. Memorias, novelas, biografías, crónicas, ensayos... nada se escapa al radar de Núñez Vadillo, que gana por KO a cualquier otro coleccionista de literatura pugilística. En la biblioteca del árbitro lucen varias joyas. Una de ellas, la biografía de Paulino Uzcudun; un facsímil recopilatorio de todas sus apariciones en prensa; una pieza por la que llegó a pagar 140 euros. Por un bistec, de Jack London, está entre las favoritas de este incansable cazador de libros, siempre en guardia para conseguir que el tomo deseado acabe en su esquina: «Estuve bastante tiempo detrás de Doce cuerdas, de Fernando Vadillo. Finalmente lo conseguí en una librería de Logroño», recuerda.

Un día decidió pasar del gimnasio al ring de la página en blanco. Núñez Vadillo se lanzó a su particular cuadrilátero y, cambiando al sonido de la campana por el del teclado, se enfrentó a su combate más refrescante: el de sumar su propia novela a su colección. Sus pinitos literarios (que muestra al mundo a través de su blog) desembocaron en un río de tinta con portada y contraportada y como Hemingway (el hombre que dijo que ganaría a Chejov a los puntos) hizo de la página en blanco un lienzo en el que plasmar su pasión por el deporte de los puños.

Así, en 2016, publicó su primera novela: Contra las cuerdas; una historia de rebeldía que refleja las intrahistorias que comienzan cuando terminan los combates. Cuatro años después, en 2020, quiere sumar a su colección una nueva novela con su firma: Retrato de un daltónico, de nuevo, con el boxeo de puño y letra como telón de fondo.

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria