Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Truco o trato

ANTONIO PIEDRA ANTONIO PIEDRA
09/09/2019

 

QUE no nos hagan repetir lo que ya sabemos: que lo peor de la política son los políticos. Ahora mismo socialistas y comunistas quieren que juguemos con ellos al truco y al trato. Del truco decimos en Castilla y León lo mismo que en América: «Al truco estamos jugando / dijo la zorra en alta voz. / Si me aceptas este convite, / le parto el ojete en dos». Del trato repetimos lo de la picaresca: «Esto de mi casamiento es cosa de cuento. Cuanto más se trata, más se desbarata». Así que átame esa mosca por el rabo, majo.

Socialistas y comunistas dicen que no se fían unos de otros. En Castilla y León este menda tampoco. Como para fiarse. Desde que la izquierda inoculó en la sociedad del XX que son indispensables para acabar con los desmanes de la derecha, las dos ramas beligerantes –socialistas y comunistas– se enfrentan de Lenin a nuestros días. ¿Y eso? Porque tienen el mismo programa oculto: el fin justifica los medios. Todo un truco con trato.

Da igual lo que digan o prometan los simulacros éticos o las piruetas reformistas e ilusionistas. La práctica del programa es fulminante: quítate tú que voy a mandar yo, y el que me haga sombra fuera. Esto nadie lo sabe mejor que ellos mismos. Mientras, a marear al cuco, al truco y al trato con espejismos de oasis maravillosos, pues ellos, como los auténticos progresistas, alivian la travesía del desierto como Hamlet: con palabras y más palabras que justifican lo injustificable.

Aquí tenemos 2 nuevos Moiseses –Pedro versus Pablo– dispuestos a brindarnos el paraíso, pero sin otro Moisés al lado, claro. ¿Y eso? Sólo Moisés recibe las tablas de la ley. Sobra uno. Ellos lo saben y nosotros también: sobra Pablito, pero no sus votitos. Así que a Pablo se le pone cara de doña Rosita la soltera: el novio va y viene mientras ella se ve relegada como la Waldomera del diccionario. Sánchez promete 370 medidas e Iglesias 370.000. Qué más da. Nadie promete tanto como el que no piensa hacerlo. Lo sabemos desde los sofistas que nunca fueron ni concejales y se dedicaban a las ferias ambulantes como Pedro vs Pablo.

Los datos de la realidad, que tanto pesaban en tiempos de Rajoy –el paro, la economía, las pensiones, la sanidad, la educación, y todas las plagas de Egipto–, ya no importan. Las cadenas de TV, siguiendo a los publicistas del partido, sólo enfocan al desierto con todos los oasis y espejismos del truco y del trato. Como las encuestas soplan de cola, pues nada: + madera, y lo que decía el pícaro del Guzmán de Alfarache: «Mercader que su trato no entienda, cierre la tienda».

Hace tan sólo dos siglos, este duelo entre ídolos salvadores, se resolvía en un duelo real con espada o pistola. Puro romanticismo. Ahora todo se resuelve con rollos patateros hasta la náusea. Escuchándoles vuelven las imágenes del pasado: el burro con orejeras atado en la noria, y dando vueltas y más vueltas sin llegar nunca a ningún sitio.

En pocos días la fiesta del truco-trato llegará a su apoteosis. Como dice el coplero, de las formas se ha pasado desvergonzadamente a los hechos: «Cuando yo era chambón / a mí me asustaba el cuco. / Ahora te asusto yo, / y con farsa envido y truco». Sólo existen los egoísmos personales y los intereses de partido. Las necesidades del ciudadano no se van a arreglar encabezando uno el Gobierno o los dos Moiseses juntos. Sólo en sus cuentos infantiles y chisteras los espejismos cobran realidad.

No obstante, el cuento terminará porque la realidad es mucho más tozuda que cualquier fantasía. Lo predijo Leyre Pajín al hablar de ZP y Obama como de un «acontecimiento histórico de este planeta». Visto desde hoy, nos parece un mal chiste de Gila. El horizonte es el mismo que ofrecen los padres gatos a sus hijos michines. A la vuelta de la esquina nos espera una nueva crisis económica, la sentencia del Procés, los Eres y la Púnica, y más Menas y Okupas y Antisistemas que nos dejarán con la boca abierta.

El Procés, según Torra, ocurre como decía Galileo de la tierra: aunque nos hagamos los tontos y miremos para otro lado, «E pur si muove», y sin embargo se mueve. Ahí está y, al girar la piedra, aplastará a muchas de las apariencias de hoy. El agua y el aceite no se juntan por más discursos amables que se pronuncien. Lo mismo le pasa a la justicia y a la injusticia, a la verdad y a la mentira, a la impostura y al postureo, al realismo y al idealismo, y a la madre que los parió.

Al oír los discursos tenebrosos y vandálicos de nuestros líderes, recuerdo inevitablemente aquellos versos de León Felipe: «Yo no sé muchas cosas, es verdad. / Digo tan sólo lo que he visto. / Y he visto: / que la cuna del hombre la mecen los cuentos, que los gritos de angustia del hombre los ahogan con cuentos, / que el llanto del hombre lo taponan con cuentos ,/ que los huesos del hombre los entierran con cuentos.
Estamos hasta la rabadilla de tanto cuento, de tanto truco malabar y de ilusionistas con manguito, y de tanto trato de chalanes en las antiguas ferias de Medina como si fuéramos niños. Y es que, a ver si os enteráis, nos sabemos ya «todos los cuentos» del truco-trato.

 

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria