Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

TIENE TELA

Año nuevo viejísimo

ANTONIO PIEDRA ANTONIO PIEDRA
07/01/2019

 

2019 ya huele a viejo. A viejísimo nada más empezar. Desde Castilla y León –como solera de lo viejo que proporciona un buen vino–, las campañas de Navidad, Año Nuevo y Reyes Magos suenan a casamiento en política: cuanto más se trata más se desbarata. De este cuento chino ya se carcajea el Eclesiastés en 1,9: «No se hace nada nuevo bajo el sol». Y en teatro, en una obra titulada «Nada nuevo bajo el sol», la concurrencia se desternillaba con esta genial coletilla: «ni siquiera cuando hay sol».

En 2019 tenemos a los mismos que en 2018 nos deseaban felices Reyes. Sólo que ahora ya hacen de reyes. Como Sánchez, pasan las fiestas en palacios y se codean con los Reyes Magos. Todo tan viejo que, en cuanto te descuidas, los nuevos políticos –Iglesias, Rivera, Casado, y Sánchez– te cuelan las leyes del código de Hammurabi. ¿Sus preocupaciones? Viejísimas: Torra, independentismo, feminismo radical, impuestos a tope, y memoria histórica hasta en la sopa. Y todo ello narrado por los mismos periodistas y columnistas con sus viejas retóricas. Yo mismo, tan viejo, no sé decir algo en esta columna que suene a joven, a nuevo.

Ya me dirán ustedes. Lo viejo de antes tenía un cierto equilibrio y belleza: los belenes, los villancicos, las tarjetas postales por correo, las cabalgatas repartiendo caramelos a los niños, y la felicidad visible sólo hasta el tobillo. Ahora todo se rifa de la entrepierna para arriba. Total, que lo viejo, además, es feo.

Con sinceridad: ¿recuerdan el trasero de Rivera como diana lujuriosa para votantes y votantas? Pues ya ven, ahora se hace el estrecho con Vox, y pide una manta porque ya le gustan las mismas feministas con dote que a Casado, Sánchez e Iglesias. No sé, ve la carita de Susana y, aunque la pobre esté para el arrastre, a él le sigue gustando el rímel de los ERES como a Valls. Así que, desde el Pisuerga –a ocho grados bajo cero y sin un copo de nieve–, todo se cubre de una armonía blanca, fea y vieja, como en un cucurucho relamido.

En la noche de fin de año puse un poco las televisiones para ver qué cantaban y bailaban, y qué les voy a decirles que no sepan: en toda España lo más comentado era la elegancia de la Pedroche con un desnudo de vejez esplendorosa, y los pocos centímetros de carne que no dejaba ver pero que se evidenciaban como el pelo de una paloma torcaz. A mí, me pareció muy poca cosa, con perdón del pescado. Todo respiraba en un kitsch hortera con aleta de falcon y con proa a cualquier festival en Castellón de la Plana.

Para ver eso, mucho más divertido hubiera sido, por ejemplo, hacer un anticipo de la sentencia de los ERES o el juicio del Procés. Lo digo porque en España ya hemos llegado al mismo morbo que las películas americanas: nada tan lujurioso como las versiones de los juicios. Lo demás una auténtica tabarra. A ver si no. Ya ni discutimos las invasiones de Ceuta, o los acuarius de Valencia, o los ataques a la libertad de prensa que requisan móviles por orden judicial.

Por esto deducimos que todo es viejo y viejísimo, cutre y cutrísimo. Y que, además, sale tan barato como los vuelos del Presidente del Gobierno. Por 282,92 euros, se puede dar la vuelta al mundo y montar una corte a lo Falcon Crest. Futuro prometedor el nuestro. Ahora hablamos más de Franco que en la Guerra Civil. Ahora Sánchez escribe la historia como la concebía Juana la Loca: portando un cadáver porque no sabe dónde coños darle cristiana sepultura. Por tanto, de Pedro Sánchez a Juana la Loca nos une la misma historia: todo lo viejo.

Bueno, hay una cosa un poco más nueva que nos tiene algo entretenidos: la formación del triunvirato andaluz PP, Ciudadanos y Vox. Esto se anima. Todos sabemos por la historia cómo acabaron los triunviratos. Que se lo pregunten a Marco Antonio, a Lépido y a Octavio: mucha cama con Cleopatra, y lío morrocotudo. ¿Acabarán en la cama Riverita, Casadito y Abascal? Claro, ¿dónde si no? Algo que añadirá a Vox la x de lo nuevo, hagan lo que hagan esos Juanes tan Tenorios que sólo aspiran a una emergencia: a la puntita y nada más.

El gran problema, ahora que ayer llegaron los Reyes Magos, es que el PSOE de Sánchez se proponga conquistar el empíreo con nuestros impuestos para pagar a cuentateja las facturas intergalácticas. Que el Dios verdadero nos pille confesados. La bolsa por ahora, resiste a los augurios de Casandra, pero el futuro es negro. No obstante, la alegría de Pedrito es enorme: tiene un avión y otro más que ayer mismo le echaron los Reyes.

Según el CIS, los Reyes no echaron nada a Podemos por republicanos. Algo tenían que perder, claro está. ¿Qué habrán dicho los de Podemos a sus niños en la mañana de ayer al ver los juguetes? ¿Que los trajo Lenin , Stalin o Maduro? Y yo qué sé, ¿pero quién si no? Seguro que Melchor no, porque es amigo mío y me ha dicho que no quiere herir sus sentimientos. Y a los niños de Cataluña, ¿qué les dirán los independentistas haciendo una pira con los papeles de Salamanca? Ni idea. Cualquier novedad tan viejísima como la de crear una república en el 2019.

 

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria