Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

A RAS DE HIERBA

De sólido a gaseoso sin pasar por líquido

ARTURO ALVARADO ARTURO ALVARADO
25/09/2019

 

El proceso por el que un gas pasa a estado líquido se llama condensación. El que lleva a un líquido a convertirse en sólido recibe el nombre de solidificación. También es posible cerrar el círculo y pasar directamente de sólido a gas, saltándose la etapa líquida intermedia. Se llama sublimación.
Como la que ayer experimentó en sus carnes el Real Valladolid.

Los blanquivioleta vivieron un cuarto de hora sublime y el resto del partido sublimados, hasta el arreón final. Su solidez se evaporó ante los ojos de más de 18.000 espectadores, como ese truco de David Copperfield en el que hace desaparecer ante los neoyorquinos la estatua de la Libertad.

Igual que en la magia, el procedimiento por el que los pucelanos pasaron de roca a humo es secreto. Unos creen que fue porque es imposible mantener el ritmo del inicio. Otros, si cabe aún más perezosos intelectualmente, porque el rival también juega. Algunos más lo achacan a la suerte. Ésa que se suele aparecer al que mejor trabaja.

Quienes tienden a estrujarse algo más las meninges y no ven un cambio de rumbo como un designio de los dioses, pueden ver el miedo que aparece en los blanquivioleta ante la primera llegada clara del rival. Los problemas en la dirección de juego y por tanto de lectura de partido. Cuándo acelerar o ralentizar. Cuándo jugar por fuera o por dentro. Cómo dar bien un pase. Dónde hay que ponerse para que llegue bien. Cómo no estorbarse. O por qué hay que echarse atrás cuando se está con ventaja, como en el fútbol de antes.

Claro que ayuda para solucionar todo esto que jueguen los mismos, o casi. Cuando las rotaciones se convierten en tiovivo, ya no sabes si el que se viste de bata blanca va en la ambulancia o en el coche de policía.

Tras seis jornadas, el portero que parecía un muro de contención presentó ayer dos grietas. El lateral derecho es una tarta que se reparten tres y de la que se desconoce el criterio para administrar los bocados. El izquierdo es la T4 por el trasiego de rivales que registra, con el titular del sábado en la grada. El centro de la defensa es firme, pero los escasos errores que comete son letales.

El mediocentro es el agujero negro por el que se desangra el colectivo. No es el metrónomo del equipo, que con el tiempo acaba bailando en los últimos encuentros la partitura del rival. Míchel es demasiado intermitente, San Emeterio es únicamente defensivo y Alcaraz aún no sabe discernir su labor cuando juega con cada uno.

Un extremo es otra zona abierta al tráfico. Waldo, Toni y Hervías transitan por ella como si fuese el juego de la silla. El otro está adjudicado a Plano. Esté bien o mal. A Plano.

En ataque, Guardiola está desconocido e invisible en las últimas citas. Sandro y Ünal siguen con la sequía que traían a cuestas cuando llegaron. Curioso lo de este club, empeñado en la redención de pecadores (de goles) con más nombre que estadísticas.

Dicho esto, no me olvido de la previa de ayer. No es un volantazo. Mi opinión es la misma, antifatalista. Creo que este equipo es limitado, como marca su coste, pero que puede dar más de lo que da. Ha demostrado saber levantarse cada vez que cae. Como Sergio, autor de dos milagros seguidos, por los que merece toda la credibilidad del mundo. Aunque no sepa por ahora cómo afrontar el tercero, si por oración o por imposición de manos.

Es imprescindible que dé con la tecla. Él. Porque la derrota en Villarreal y el empate ante el Granada me importan una mierda al lado de oírle decir que le gustaron ambos partidos.

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria