Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

La paciencia como arma

El Valladolid sabe sufrir antes de dar el estoque con Míchel, Sandro y Toni de puntas de lanza / Masip cierra el debate en la portería

GUILLERMO VELASCO
30/09/2019

 

La paciencia comienza con lágrimas y posiblemente incluso con grandes dosis de sufrimiento pero al final sonríe. Dicen que la paciencia es la fortaleza del débil, sobre el tapete el Real Valladolid viendo los presupuestos y plantillas de ambos equipos, y la impaciencia, la debilidad del fuerte, en este caso el Espanyol. Como si de un ejercicio visionario se tratara el Valladolid aguantó como pudo y con la ayuda del poste incluida la embestida inicial del también necesitado Espanyol, más necesitado que nunca al encajar de salida (con la de ayer) cuatro derrotas consecutivas en casa por primera vez en 80 años. Esos primeros quince minutos de partido fueron un ejercicio de aguante y de solidaridad como pedía Sergio González. Era una cuestión de simple y paciente espera para un Real Valladolid que no ganaba en Cornellá desde hace once años (0-1; temporada 07-08). Y como vaticinó el ‘querido y envidiado’ Sergio González ‘su’ Espanyol, acuciado por los malos resultados en casa y con los pitos de la grada soplando y acelerando su alto estado de ansiedad, el Valladolid se fue quitando el miedo de encima. Y lo hizo con un Míchel en estado de gracia como mariscal de campo, Toni ejerciendo de cuchillo del área con sus regates letales y con Sandro metiendo (pese a seguir negado de cara a puerta) sembrando la alarma en el cuerpo de su rival cada vez que hacía un control de balón. El gol del Valladolid, de penalti, largamente discutido por el que será ‘crucificado’ David Gallego, todavía técnico del Espanyol, fue un regalo caído del cielo pero merecido por la insistencia del conjunto blanquivioleta en los fatídicos minutos 21 y 22 de partido. Si el golpe en el rostro de Óscar Plano a cargo de Víctor Sánchez se sanciona con falta y... tarjeta en el centro del campo, en el área es penalti. Así de claro, así de simple. Míchel no dudó y abrió el melón ante el centenario Diego López.

El mismo guión se repitió tras la reanudación con un empuje tímido y sin continuidad de un anestesiado Espanyol. Cuarto de hora de agobio con un protagonista: Jordi Masip. El guardameta del Real Valladolid dejó claro que no hay debate en la portería pese al empuje de Madrid y del Madrid por su jugado Lunin. Un paradón de Masip en el minuto 61 a disparo de Calleri convertía la raíz amarga del sufrimiento de ambas mitades en fruto dulce. Porque después, el incansable y batallador (y eso que no parece estar a su mejor nivel) Guardiola dejó en evidencia al central ex blanquivioleta Calero, sancionado con roja por agarrarle cuando se iba hacia portería.El mundo al revés y encima para Calero. ¿Qué pasaría en ese momento por su cabeza? De nuevo los minutos 21 y 22 como claves con gol anulado del recién incorporado Joaquín incluido. La puntilla al tocado Espanyol se la dio el propio español y su sentenciado entrenador al quitar del campo a... Vargas y Darder, su ùnicos dardos. El 0-2 ejerció de epitafio de David Gallego.

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria