Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

«Me tenían que hacer todo»

Hervías relata los seis meses de calvario hasta su retorno con golazo a Osasuna / «Tenía un babero puesto, me debían traer la comida y hasta levantar para mear», confiesa el extremo

ARTURO ALVARADO / VALLADOLID
18/09/2019

 

Pablo Hervías no extendió sobre la sala de prensa de Zorrilla la habitual colección de tópicos tan recurrente y hastiosa que exhibe el mundo del fútbol, cuando el balón deja paso a la palabra. Lo del riojano fue el guion de una película de autosuperación. Por lo que cuenta y por cómo lo cuenta.
El extremo se abrió ante los periodistas como si se desdoblase por la banda. No sólo era noticia por su golazo de falta directa a Osasuna, sino porque ese tanto supone el final feliz del filme. Aunque está seguro de que habrá bastantes secuelas durante la temporada.

Hervías llevaba casi siete meses sin jugar. Se lesionó en marzo de la rodilla. El 21 de ese mes fue operado para ser sometido a una plastia del ligamento colateral medial de su rodilla izquierda. Del 21 de marzo al 15 de septiembre no ha pasado casi medio año. Ha transcurrido todo un proceso de maduración personal.

«Esto me ha hecho muy fuerte mentalmente. Cuando me pasó esto, tenía miedo de cómo iba a llevar la recuperación, porque eran muchos meses. Lo he llevado genial. El peor día fue el de la operación. No pude ni dormir. Lo demás, genial. No he dado problemas ni a mis padres ni a mi novia. Me he portado bien y he estado genial, dentro de lo que cabe. Me centré en buscar motivaciones diarias».

Por eso celebró su golazo de falta con el personal sanitario del club, que le ha ayudado mucho en estos meses en el páramo competitivo. «Durante toda la semana pasada me dijeron que, si jugaba, sería un gran día. Alberto me comentó que marcaría gol. Por eso fui donde ellos, para agradecerles los días de recuperación. Han sufrido mucho a mi lado, con percances y atrasos en la recuperación. Siempre me han cuidado».

La confesión da pie a preguntarle cómo vivió estos meses sin jugar. «Fue muy duro. Cuando te tienes que operar, tu cabeza cambia. Sabes que no puedes estar y tu día a día es absolutamente diferente. Cuando los demás entrenaban, yo estaba en Logroño, tirado en el sofá. Tenía un babero puesto, me debían traer la comida y me tenían que levantar para mear. Me debían hacer absolutamente todo».

«Después vas mejorando poco a poco -prosigue con su relato- y pasas muchas horas en el gimnasio. Cuando aquí estabais de fiesta por la permanencia, a las ocho de la mañana me levantaba para entrenar, con fatiga y sin ganas. Muchas veces no notaba mejoría y se hacía muy duro».

Durante su recuperación se le pudo ver en Zorrilla, como espectador en el final de Liga. No pasaba desapercibido, pues andaba ayudado por unas muletas. «Siempre que pude, vine al fútbol. Cuando no lo hice fue porque tenía piscina u otro trabajo de recuperación. Sólo me perdí el partido del Getafe y el de la Real Sociedad, cuando estaba recién operado».

«Me traían en coche e iba atrás, tumbado. Para subir las escaleras, imagínate. Gracias a Dios, todo eso ha quedado atrás, a rodilla va bien y eso es lo importante. Ahora recojo el fruto de tanto trabajo», agrega Hervías, que va cumpliendo plazos de cara a su objetivo.

«Lo primero era entrar convocado; lo segundo, jugar unos minutos. Ahora me queda ser titular. Hay camino por delante pero las sensaciones son otras. Hay que disfrutar del fútbol, porque cuando estás en casa y sabes que quedan muchos meses por delante, echas de menos las críticas y hasta a los periodistas. Simplemente disfruto del día a día, porque se pasa muy mal».

Sus problemas ya son historia. «En pretemporada me dolía mucho cuando le pegaba al balón con la izquierda, pero con infiltraciones ya estoy muchísimo mejor. No tengo apenas dolor y el domingo no noté absolutamente nada. Estoy casi al cien por cien».

El blanquivioleta asegura que no juega con miedo de lesionarse de nuevo. «No tengo miedo a recaer. Nunca lo he tenido. Noto mi rodilla estable y no pierdo el tiempo pensando en eso, porque no viviría. Entiendo la pregunta, porque hay jugadores que confiesan que les pasa».

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria