Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

La sequía reduce a «ridícula» y «ruinosa» la campaña de piñas

En los montes públicos de la provincia se han obtenido 573.350 kilos de piña, sólo un 10% respecto a la anterior temporada / La recaudación es nueve veces inferior debido también a las plagas

LAURA G. ESTRADA / VALLADOLID
06/05/2018

 

La recogida de piñas en la provincia de Valladolid para la obtención de un cotizado fruto como es el piñón, ha sufrido un desplome tan drástico en esta última campaña –finalizada el pasado mes de abril–, que apenas se han obtenido 573.350 kilos de piñas en los montes de utilidad pública gestionados por los ayuntamientos o por la Comunidad Autónoma. La cifra apenas representa el 10% de la cantidad obtenida en la anterior temporada, cuando se llegó a 5,7 millones de kilos.

La explicación a tan espectacular descenso hay que buscarlo en la sequía sufrida el pasado año, destacaron fuentes de la unidad de Ordenación y Mejora del Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta en Valladolid, pues «el árbol destinó toda su energía a sobrevivir y no ha podido producir».

A las desfavorables condiciones climatológicas se suman las plagas ‘tradicionales’, como la procesionaria, y nuevas, como el chinche americano, que los técnicos están investigando desde hace varios años para determinar cómo interfiere su presencia en el rendimiento de los árboles, pues se ha observado un aumento de piñones vanos, vacíos. La proporción va decreciendo y, si hasta hace poco tiempo se obtenían cuatro kilos de piñón blanco por cada cien de piñas, ahora se ha reducido a la mitad.

Por eso, en 2013 se puso en marcha el Proyecto Propinea, en el que participan la Junta de Castilla y León, la Diputación de Valladolid y el INIA-CIFOR, dependiente del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, con el objetivo de analizar las enfermedades forestales que afectan al pino piñonero.
Unos estudios que se suman a los centrados en el desarrollo de tratamientos biológicos que inhiban el crecimiento de los insectos sin que resulte perjudicial para el ser humano y para los ecosistemas, después de que la normativa europea prohibiera la fumigación aérea de los montes con insecticidas, una práctica masiva y habitual en los años 70 y 80 del pasado siglo, recordó el servicio de Medio Ambiente.

Con todos estos condicionantes, y teniendo en cuenta que la piña es una especie cíclica, pues tarda tres años en madurar, no se descarta que también la próxima campaña 2018/2019, e incluso la siguiente, se vean afectadas por la sequía, si bien las lluvias de esta primavera ayudan a pensar en positivo. «Somos optimistas; los pinos están creciendo», expresó el responsable del servicio medioambiental, confiando en que la humedad de los suelos favorezca la producción.

Mientras esperan un repunte en las siguientes campañas, las cifras ponen de manifiesto que ésta puede tacharse de «ridícula». Los kilos de piña recogidos finalmente son el reflejo de las previsiones que ya se manejaban. Tanto es así, que en la provincia hay aproximadamente 31.000 hectáreas de terreno gestionado por la administración, pero sólo se previó un aprovechamiento en 8.445 sobre el total, es decir, consideraron que sólo serían rentables el 27% de los pinares.

Los datos económicos también avalan la mala cosecha. Mientras en las campañas consideradas como buenas la recaudación se mide en millones de euros, ésta vez se ha podido contar por miles. En concreto, las previsiones fijaron la tasación en 118.747 euros, aunque finalmente las empresas que han concurrido a las subastas han desembolsado 139.811 euros, lo supone que se ha pagado un 18% más de lo que inicialmente se había vaticinado.

Sin embargo esta nota positiva no deja de ser un pequeño oasis, en un proceso de subastas marcado por las numerosas que han quedado desiertas. Eso, entre las que se han celebrado. Porque si el año pasado se licitaron 160 lotes, en esta ocasión se han reducido a 147. Y, de ellos, únicamente se han adjudicado 34, un 23% de los previstos.

Esta situación repercute directamente en las arcas municipales de los ayuntamientos –y de la Junta– como propietarios de montes públicos, pues la ausencia de frutos y, por tanto, de empresas interesadas en explotar los terrenos, se traduce en menos ingresos para inyectar un ‘extra’ en sus cuentas anuales. Baste como ejemplo la localidad de Portillo, propietaria de cinco montes y de otros cinco de la Comunidad Villa y Tierra.

Por las 4.480 hectáreas propias del Ayuntamiento, esperaban obtener 51.483 euros y no han adjudicado ningún lote. Respecto a las 963 hectáreas de la Comunidad –por las que Portillo obtiene el 60% de los beneficios y La Pedraja, La Parrilla, Aldeamayor, Camporredondo y La Aldea de San Miguel se reparten el resto– el precio de tasación se había fijado en 34.359 euros y sólo se logró adjudicar dos lotes, uno por cinco euros más de lo previsto, y el otro por una cuantía inferior.

«Un año bueno llegamos a ingresar 400.000 euros, uno regular a los 200.000, pero esta campaña ha sido ruinosa a consecuencia de la sequía y de las plagas», expresó el alcalde de Portillo, Ignacio Álvarez, quien aseguró que ni siquiera han valorado pedir autorización a la Junta para intentar adjudicaciones a un precio más bajo porque «no compensa».

ANÁLISIS DE LA CAMPAÑA 2017/2018

Terrenos de aprovechamiento. La superficie útil de pino piñero en la provincia se ha cifrado esta campaña en 8.445 hectáreas, en el conjunto de los montes públicos de los ayuntamientos y los de la comunidad autónoma.

Lotes. El número de lotes que se ha sacado a subasta asciende a 147, aunque se han adjudicado 34. Es decir, sólo el 23% han encontrado ‘comprador’ en los procesos.

Recaudación. El dinero obtenido por el aprovechamiento de las superficies se ha cifrado en 139.811 euros, muy lejos del importe de adjudicación de la anterior campaña, que ascendió a 1.230.158 euros. Es casi nueve veces menos.

 

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria