Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

La lavanda protagoniza un nuevo museo en Tiedra

Una sociedad privada solicita autorización para iniciar este año las obras del centro / La apuesta responde al creciente interés turístico y profesional

LAURA G. ESTRADA / VALLADOLID
04/02/2018

 

Los meses de junio y julio, en plena época de floración de la lavanda, el paisaje de los campos de Tiedra cubiertos por un manto morado se ha convertido en el potente imán que atrae a curiosos y profesionales del sector, interesados no sólo en contemplar la singular panorámica, sino también en conocer los aprovechamientos de esta planta aromática tan característica de la Provenza francesa, convertida ahora en reclamo para Valladolid.

Turistas procedentes de diversos puntos de la geografía provincial, y también del resto de España –cámara de fotos en mano–, que pronto dispondrán de un centro de interpretación de la lavanda donde zambullirse en el abanico de especies, su cultivo y las posteriores aplicaciones, gracias al museo impulsado por la sociedad Ecolavanda, vinculada a la empresa Aromáticas del Duero, que desde hace más de una década se dedica a la producción y comercialización de aceites esenciales.

«Aquí viene mucha gente para ver los campos, interesada en que les expliquemos el proceso de recolección, el funcionamiento de la destilería o el aceite que obtenemos y, aunque hemos hecho alguna visita, no tenemos las instalaciones adecuadas», explicó la responsable del proyecto, Luz María Ruiz Cuadrado, como base para que hayan decidido ponerlo en marcha después de «un tiempo dándole vueltas».

Por el momento, tienen aprobada una subvención del Grupo de Acción Local Zona Centro, y ya han solicitado al Ayuntamiento de Tiedra la licencia ambiental y urbanística, así como la autorización de uso excepcional en suelo rústico para la apertura del centro de interpretación y confían en que a lo largo de este año pueda abrir sus puertas, aunque será complicado que lo puedan inaugurar antes del verano, la época de eclosión, debido a los ajustados plazos de tiempo.

Mientras, trabajan en el planteamiento y el diseño expositivo de las nuevas dependencias para que sean «visualmente muy atractivas» y ayuden al público a sumergirse en el universo de la lavanda, desde información sobre los cultivos, el trabajo que requieren las plantas, la cantidad de especies que hay o sus aplicaciones, gracias a vídeos, paneles informativos y recursos tangibles.

«Igual que la lavanda nos ha enamorado a nosotros, queremos transmitir esa ilusión a los visitantes», remarcó Ruiz Cuadrado, nacida en Tiedra e ilusionada porque su localidad natal disponga de otros recursos que ayuden a atraer más turistas y a frenar la despoblación porque, aunque «la calidad de vida ha mejorado en los pueblos, cada vez hay menos gente», lamentó.

Interés, a priori, hay. De hecho, reciben «muchísimas llamadas» para concertar visitas. Una de las más recientes, con prefijo de Lérida, de un grupo de agricultores de la provincia catalana que querían organizar una ‘escapada’ para ver los campos y conocer el cultivo. También un colegio de ingenieros agrícolas, y particulares de Cantabria, Galicia...

Esa relevante demanda les permitirá organizar visitas durante todo el año, más allá de la época estival cuando florezca la lavanda y se pueda recolectar, con visitas profesionales programadas, grupos concertados de turistas o talleres para escolares.

A la espera de materializar el museo, el trabajo ‘de campo’ sigue acaparando su día a día, en las alrededor de 300 hectáreas, propias y de otros agricultores, que gestionan no sólo en Tiedra, sino también en San Cebrián de Mazote, Villalbarba o Bercero. En verano, además, también contactan con ellos apicultores para la producción de miel.

Múltiples oportunidades para este cultivo que se abre paso como alternativa al secano y que ahora descubre una nueva puerta de aprovechamiento, vinculada al turismo, para convertir los páramos de Montes Torozos, quién sabe, en la nueva Provenza de Valladolid.

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria