Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

¿Y el legado León Felipe? Bien, gracias.

El autor reclama la «puesta en valor» del legado de León Felipe a través de una Fundación, que el Ayuntamiento de Zamora adquirió en dicimbre de 2002 y «desde entonces y ya va para más de quince años nada se sabe»

 

¿Quién ha dicho que yo no soy español? …
¡Soy español!
Tal vez soy el español desconocido …
Me echaron un día de la casa,
dijeron que yo era
la oveja negra de la familia,
y nadie se ha acordado ya de mí
Pero soy español … Nací en Castilla.
León Felipe, «Español»
(¡0h, este viejo y roto violín¡)

Llamado en realidad Felipe Camino Galicia de la Rosa, el poeta León Felipe nació en la localidad zamorana de Tábara el 11 de abril de 1884. Completó el Bachillerato en Santander. Se licenció en Farmacia en 1905 y muy pronto se aficionó al teatro.

Su vida, de joven, aparece plagada de peripecias. Regentó varios establecimientos farmacéuticos, anduvo por Valladolid, Barcelona y Madrid, trabajó como actor profesional en varias compañías que recorrían España y hasta sufrió presidio correccional durante más de año y medio en Santander, acusado de desfalco. Fue en la cárcel donde lo cautivó el Quijote y se adentró en la creación poética.
Esencial en su arranque como poeta profético fue su estancia en la localidad de Almonacid (Guadalajara) en 1919, donde regentó otra farmacia. Adoptó el nombre de León Felipe antes de trasladarse a Madrid y dar a la imprenta su primer gran libro, Versos y oraciones del caminante (I), escrito entre 1920 y 1929.

Tras una temporada en Guinea como administrador de hospitales, regresó por breve tiempo a España, antes de viajar, en 1922, a México, en cuyo ambiente intelectual se introdujo con éxito. Impartió clases en diversas Universidades americanas y en 1923 conoció a Berta Gamboa, entonces profesora en Estados Unidos, con la que contrajo matrimonio en Brooklyn. La impronta de Berta en la trayectoria personal y profesional de León Felipe fue decisiva.

En 1930 publicó Versos y oraciones del caminante (II), de trazo intimista y elevado tono profético. Traductor de Waldo Frank y de W. Whitman, la poesía de este último sería determinante en su creación poética. A su regreso a España, en 1931, se entregó al ambiente de exaltación literaria y poética que bullía en la capital madrileña. Identificado con las aspiraciones intelectuales de los republicanos españoles, de 1933 es su famosa composición Drop a Star, en la que las influencias de Whitman, Machado, Unamuno y Eliot se mezclan con curiosas alusiones a la Biblia.

La Guerra (in)Civil sorprendió al poeta en Panamá, donde ejercía como agregado cultural; allí publicó su célebre poema Goodbye Panama. Ya en España hizo lo propio con La insignia (1936), santo y seña del compromiso poético con la República. Vinculado a la revista Hora de España (1937), en 1938 atisba la derrota republicana y emprende el camino del exilio. Precisamente a la experiencia de la guerra y el exilio obedecen El payaso de las bofetadas y el pescador de caña (1938), El hacha (1939), Español del éxodo y el llanto (1939) y El gran responsable (1940).

Ya en el exilio, de Francia pasó a Cuba y de aquí a México, donde, además de trabajar en empresas culturales de altura dentro del exilio español (Romance, España peregrina, Las Españas...), fue nombrado agregado cultural de la embajada de la República española en el exilio y fundó, junto a Juan Larrea y Jesús Silva Herzog, Cuadernos Hispanoamericanos. Poeta de multitudes en tierras mexicanas, entre 1946 y 1946 recorrió varios países norteamericanos, impartiendo conferencias y recitando poemas de Ganarás la luz, antesala de su libro Llamadme republicano (1950). Antes había publicado la selección poética Antología rota (1947), uno de sus libros más populares, editado por Alberti en la editorial Mirto, y España e Hispanidad (1947).

La muerte de Berta, en 1957, lo sumió en la desesperación: El ciervo y otros poemas, libro publicado en 1958, es un canto elegíaco a su ausencia. Luego sucederían ocho años de silencio. ¡Oh, este viejo y roto violín! (1965), su obra postrera, concentra los temas que le obsesionaron en sus últimos días: el tiempo, el sueño, la muerte, que le sobrevino en el Sanatorio Español de México el 18 de septiembre de 1968.

El Ayuntamiento de Zamora adquirió el legado de León Felipe a su albacea Alejandro Campos Ramírez (Alejandro Finisterre) y a su esposa. María Herrero Palacios, en diciembre de 2002. Desde entonces y ya va para más de quince años poco o nada se sabe de su anunciada puesta en valor a través de una Fundación. Esperemos que a nuestro poeta no le pase como en los versos que iniciaban este artículo «dijeron que yo era la oveja negra de la familia, /y nadie se ha acordado ya de mí».

Alejandro N. Sarmiento Carrión es Coordinador de la Junta Directiva de la Asociación Profesional de Gestores Culturales de Castilla y León

 

Última hora

CMS desarrollado por: CMS desarrollado por DiCom Medios, S.L.

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria