Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

TIERRA ADENTRO

El run run del gitano

 

EL problema de esta región de nueve provincias y sesenta comarcas culturalmente definidas con sus territorios rayanos, es la incapacidad de asociar hecho con lugar. Pero no solo del común, y eso que cualquier abuela da tiro y raya a los docentes del conocimiento del medio –o como se llame ahora–. Me refiero a quienes nos gestionan: hijos de urna y pacto. Lo hacen a ciegas y sin carnet de conducir por carreteras comarcales.

Servidor, que no es nadie, de ahí que suelte amarras con la tranquilidad de quien solo es pasajero en la travesía sin cargo en tripulación, aunque siempre dispuesto al abordaje, sometería a una prueba de geografía a nuestro padres y madres de la patria chica en un examen con tres especialidades: física, política y sentimental del temario de esta nuestra Comunidad; la del sentimiento puntúa más. Es difícil asimilar cómo se puede defender lo que no se siente.

Y me ceñiría a la más párvula de las pruebas: dónde nace el río, altura y nombre de esa montaña, qué árbol alfombra la ladera, quién trina aquí y quién rumia o berrea allá. Aquí me detengo por no seguir con el ‘Trivial’ de historia, ilustres, santos, escritores, poetas, escultores y científicos de aquí que cambiaron el mundo de los demás; definir ritmos y danzas coloreadas de paño y abolorio que son la salsa de la cultura con mayúsculas. No tienen la culpa los que cosieron un mapa tan dispar. Nos hicieron un enorme favor, pues trenzaron versos en castellano en un territorio repleto de asombrosos flecos que es maravilla escuchar hoy en el epílogo del poema territorial: el mirandés del Douro, la parla de El Rebollar, el patsuezu de Luna, o el cabreirés de La Cabrera, entre otros, todos conjugados desde el leonés, a los que se suman en la linde los entrañables dejes maños, veratos, portuñoles, bables, eusqueras, gallegos de Rosalía y montañés de Pereda.

Suenan campanas y toques a nublo en este desordenado territorio. Se lo leo a Ortega, cada vez más asidero de este humilde cronista: «Un gitano se fue a confesar, pero el cura, precavido, comenzó por preguntarle si sabía los Mandamientos de la ley de Dios. A lo que el gitano respondió –en calé por supuesto– ‘mire usted padre, yo los iba a aprender pero he oído un run run de que lo iban a quitar’». Don José se refería a la Europa aquella… ¡Si viese como está ahora! Servidor es más humilde, escribo sobre el run run aquí y ahora en Castilla y en León.

 

Última hora

© Copyright Editorial Castellana de Impresiones SL
C/ Manuel Canesi Acevedo, 1. 47016 Valladolid. España
Contacte con nosotros: local.va@dv-elmundo.es

Editorial Castellana de Impresiones SL se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo-Diario de Soria